Otra información es posible

20/2/14

21 de febrero: Día Internacional de la Lengua Materna

Si no ponemos remedio, la mitad de los 6.000 idiomas hablados actualmente desaparecerá a finales de este siglo

elmercuriodigital ▫ "Las lenguas locales constituyen la mayor parte de las lenguas que se hablan en nuestro planeta en el ámbito científico. Son también las más amenazadas. Con la exclusión de las lenguas, sus hablantes se ven privados de su derecho humano fundamental al conocimiento científico". Extracto del mensaje de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

Desde el año 2000, el día internacional se celebra cada 21 de febrero con el objetivo de impulsar la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo. La fecha elegida para la celebración conmemora las manifestaciones estudiantiles que tuvieron lugar en 1952 en Dhaka, capital del actual Bangladesh, y en las que varios participantes murieron en defensa de la lengua bangla para que se reconociera como uno de los dos idiomas oficiales del entonces Pakistán.

Las lenguas locales y la transmisión del conocimiento científico

Contrariamente a la creencia común, las lenguas locales son totalmente capaces de transmitir los conocimientos científicos y tecnológicos más modernos. De hecho, la comunicación en el mundo de las ciencias se establece mayoritariamente en idiomas vernáculos. Con la exclusión de estas lenguas, sus hablantes se verán privados de su derecho humano fundamental al conocimiento científico. En cambio, su preservación abre las puertas al enriquecimiento con saberes tradicionales científicos a menudo ignorados.

Las lenguas son los instrumentos más poderosos para preservar y desarrollar nuestro patrimonio cultural, tanto el tangible como el intangible. Todas iniciativas dirigidas a difundir las lenguas maternas servirán no sólo para incentivar la diversidad lingüística y el multilingüismo, sino también para crear una mayor conciencia acerca de las tradiciones culturales en todo el mundo y promover la solidaridad basada en el entendimiento, la tolerancia y el diálogo.

Desde el año 2000, el día internacional se celebra cada 21 de febrero con el objetivo de impulsar la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo. La fecha elegida para la celebración conmemora las manifestaciones estudiantiles que tuvieron lugar en 1952 en Dhaka, capital del actual Bangladesh, y en las que varios participantes murieron en defensa de la lengua bangla para que se reconociera como uno de los dos idiomas oficiales del entonces Pakistán.

El Día Internacional de la Lengua Materna fue proclamado por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en noviembre de 1999 (UNESCO) en noviembre de 1999 (30C/DR.35  Documento PDF). Posteriormente, el 16 de mayo de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución A/RES/61/266 exhortó a los Estados Miembros y a la Secretaría a «promover la preservación y protección de todos los idiomas que emplean los pueblos del mundo». En esa misma resolución, la Asamblea General proclamó el 2008 como Año Internacional de los Idiomas para potenciar la unidad en la diversidad y la comprensión internacional a través del multilingüismo y el multiculturalismo.

UNESCO
Lenguas en peligro

Se estima que, si nada se hace, la mitad de los 6.000 idiomas hablados actualmente desaparecerá a finales de este siglo. Con la desaparición de las lenguas no escritas y no documentadas, la humanidad no sólo perdería una gran riqueza cultural, sino también conocimientos ancestrales contenidos, en particular, en las lenguas indígenas.

Sin embargo, este proceso no es ni inevitable ni irreversible: políticas lingüísticas bien planificadas e implementadas pueden reforzar los esfuerzos actuales de las comunidades de hablantes de mantener o revitalizar sus lenguas maternas y transmitirlas a las generaciones más jóvenes.
El objetivo del Programa de lenguas en peligro de la UNESCO es apoyar a las comunidades, los expertos y los gobiernos mediante la producción, coordinación y difusión de:
herramientas para la vigilancia, promoción y evaluación de la situación y tendencias de la diversidad lingüística;
servicios como asesoramiento, conocimientos técnicos y la capacitación, buenas prácticas y una plataforma diálogo y transferencia de habilidades.

PERÚ
Onamiap.- El 21 de febrero fue proclamado como el Día Internacional de la Lengua Materna, por la 30ª Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), realizada en París en 1999. Se declaró esta celebración con el objetivo de promover la preservación y protección de todos los idiomas que emplean los pueblos del mundo.

Por este motivo, desde el 2000 los países miembros de la ONU celebran todos los 21 de febrero el Día Internacional del Idioma Materno con baile, poesía, canciones, teatro, cuentos y cualquier otro tipo de expresión cultural propia de sus pueblos originarios, con el fin de promover la diversidad cultural y el multilingüismo.

En extinción
Según Naciones Unidas, se considera como lengua materna la lengua nativa, la lengua de la madre, la lengua mejor conocida o aquella adquirida de forma natural, es decir la primera que el niño aprende a hablar.

A nivel mundial, solo el 4 por ciento de la población habla en su lengua materna. Esto ocasiona que cerca de la mitad de las lenguas del mundo se encuentren en peligro de extinción, 3000 aproximadamente. De igual manera se estima que son 10 dialectos los que desaparecen anualmente.

Por su parte la UNESCO afirma que “cada lengua refleja una visión única del mundo y una cultura compleja” y “refleja la forma en la que una comunidad ha resuelto sus problemas en su relación con el mundo”.
Asimismo aclara que el uso –o el desuso- de determinadas lenguas puede hoy abrir o cerrar puertas a amplios sectores sociales en muchos lugares del mundo.

Celebración
Cada año esta celebración gira en torno a una temática distinta, así, en 2002, se trató la “diversidad lingüística: 3.000 lenguas en peligro de extinción”; en 2007 se hizo hincapié en la educación multidiomática y en 2010, se celebró el acercamiento de las culturas.

Este año, Irina Bokova, directora general de la UNESCO, ha titulado la celebración como «Las lenguas locales para la ciudadanía mundial: la ciencia en primer plano».

Ello debido a que “reconocer esas lenguas supone también abrir la puerta a múltiples saberes tradicionales científicos a menudo ignorados y enriquecer nuestros conocimientos”, afirma en su mensaje sobre el Día de la Lengua Materna 2014.

Situación de las lenguas en el Perú
Perú es un país muy rico en cultura y etnolingüística. Actualmente cuenta con 47 lenguas vigentes a lo largo del territorio nacional, 43 de estas presentes en la Amazonía y cuatro en la región andina.
Según la Dirección de Educación Intercultural Bilingüe y Rural (DIGEIBIR), estas lenguas pueden clasificarse en tres estadíos: lenguas vitales, en peligro y seriamente en peligro de extinción.

El año 2012 se identificaron 26 lenguas vitales, 4 en peligro y 17 en serio peligro de extinción. Sin embargo, las lenguas consideradas vitales cuentan con algunas variantes regionales que son consideradas en peligro, debido a la distribución en zonas y departamentos, lo que podría condicionar su uso.

Las cuatro lenguas identificadas en situación de peligro, son el bora, el murui-muinani , el yagua y el yanesha. Todas ellas de la zona amazónica. Son 17 lenguas en serio peligro de extinción, 15 en la región amazónica y 2 en los andes.

Según el proyecto Ethnologue: Languages of the World, proyecto mundial de reconocimiento lingüístico, estas lenguas cuentan con muy pocos hablantes, es el caso del Taushiro, que al 2012 contaba con 1 único hablante. Asimismo el idioma Muniche, a 1988 registraba 3 hablantes, y el Iñapari contaba con 4 hacia 1999.

La Digeibir considera que existen diversos factores para el devenir de una lengua, por ejemplo, el estado de aislamiento o contacto inicial, podría favorecer a la preservación lingüística, como no, debido a los factores exógenos – actividades extractivas, expropiadores de tierras, colonizadores- que podrían intervenir en el territorio.

Asimismo, se considera que las lenguas originarias de los pueblos que migraron a Lima y otras ciudades están en serio peligro de extinción debido a que la lengua no es trasmitida a las generaciones menores.


Mensaje de la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova.
21 de febrero de 2014

Desde hace 14 años, la UNESCO y sus asociados celebran el Día Internacional de la Lengua Materna. En todo el mundo se organizan actividades, conferencias, conciertos y seminarios para ayudar a las personas a explorar la importancia de la diversidad lingüística y el plurilingüismo.

La protección y la promoción de las lenguas maternas son esenciales para la ciudadanía mundial y para lograr un auténtico entendimiento mutuo. Entender y hablar varias lenguas facilita la comprensión de la riqueza de interacciones culturales de nuestro mundo. El reconocimiento de las lenguas locales permite a un mayor número de personas hacer oír su voz y participar activamente en el destino colectivo. De ahí que la UNESCO haga todo lo posible por contribuir a la coexistencia armoniosa de las 7.000 lenguas que se hablan en el mundo.

Este año hacemos especial hincapié en «Las lenguas locales para la ciudadanía mundial: la ciencia en primer plano», a fin de mostrar hasta qué punto las lenguas garantizan el acceso al saber, a su transmisión y a su pluralidad. Contrariamente a la creencia común, las lenguas locales son totalmente capaces de transmitir las materias científicas más modernas, las matemáticas, la física y la tecnología. Reconocer esas lenguas supone también abrir la puerta a múltiples saberes tradicionales científicos a menudo ignorados y enriquecer nuestros conocimientos.

Las lenguas locales constituyen la mayor parte de las lenguas que se hablan en nuestro planeta en el ámbito científico. Son también las más amenazadas. Con la exclusión de las lenguas, sus hablantes se ven privados de su derecho humano fundamental al conocimiento científico.

Sin embargo, el acercamiento de los pueblos en la «aldea mundial» hace mucho más necesario el trabajo de comprensión y de diálogo de las culturas. Hoy en día, la norma mundial es el empleo de tres lenguas como mínimo, a saber: una lengua local, una lengua de gran comunicación y una lengua internacional para comunicarse tanto en el plano local como en el mundial. Esta diversidad lingüística y cultural es quizá nuestra mayor oportunidad de cara al futuro: para la creatividad, la innovación y la inclusión. No la desaprovechemos.

El Día Internacional de la Lengua Materna contribuye desde hace más de una década a poner de relieve las múltiples funciones que tienen las lenguas para la formación del espíritu en el sentido más amplio y para la construcción de una ciudadanía mundial donde cada persona disponga de los medios reales para contribuir a la vida y a los retos de la sociedad. Invito al conjunto de Estados Miembros de la UNESCO, a la Organización Internacional de la Francofonía asociada a este Día en 2014, a los agentes de la sociedad civil, los educadores, las asociaciones culturales y los medios de comunicación a hacer realidad esta promesa de diversidad lingüística en pro de la paz y el desarrollo sostenible.

1 elmercuriodigital.es :

Gonzalo Ramos dijo...

Les comparto mi poema, inspirado a fin de . . .

QUE NO SE PIERDA UN IDIOMA, QUE NO SE EXTINGA UNA LENGUA

Que no se pierda un idioma,
porque la ignorancia asoma,
que no se extinga una lengua,
porque la cultura mengua.

Idioma es inteligencia,
lo que hace la diferencia,
comunicación humana,
que a las regiones hermana.

Lenguaje igual a intelecto,
propio del ser más correcto,
idiosincrasia de un pueblo,
producto de su cerebro.

El habla es el fundamento,
comprensión y entendimiento,
de una raza, . . . su conciencia,
distinción y pertenencia.

Lingüístico es el problema
que se aborda en el poema,
¡globalización avanza,
como fiera, cruel, a ultranza!

Extinguiendo tradiciones
de la gente, . . . sus pasiones,
acabando con la historia
de las naciones, . . . su gloria.

¡Un no a la modernidad!,
a aquella que, sin piedad,
se cierne sobre el pasado
que, en el bien, se ha cimentado.

Si se abandona un idioma,
el daño se vuelve axioma,
si hay olvido de una lengua,
oscurantismo sin tregua.

Triste adiós a las raíces,
en el alma cicatrices,
despido a la identidad,
¡por Dios, que barbaridad!

¿Que decir de los dialectos,
de los viejos . . . predilectos?,
su desuso cruel presagio:
“de la costumbre . . . naufragio”.

Hay que preservar lo nuestro,
como dijera el maestro,
y enseñarle a juventudes,
de un idioma, . . . las virtudes.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 19 de julio del 2013
Dedicado a mis ahijados, Licenciados en Educación Intercultural Bilingüe (Purépecha-Español*Español-Purépecha), CC. Dulce de la Cruz Séptimo
y Andrés López Juan.
Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14

22 de febrero de 2014, 21:15

Publicar un comentario

- EL MERCURIO DIGITAL - Comentarios