Otra información es posible

18/3/17

La imagen de España en el mundo corresponde más a hace 30 años

© Flickr/ Juanedc
MOSCÚ (Sputnik) — España tiene mucho por hacer para mejorar su imagen en el mundo, donde se sigue pensando en el país que era hace tres decenios, sostuvo en entrevista concedida a Sputnik el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros.


"Todavía somos percibidos como un país sin capacidad tecnológica, poco trabajador, como un país con graves problemas que no responde exactamente a la realidad", dijo.

El Alto Comisionado recordó que en los últimos 30 años España pasó económicamente de "la segunda mitad de países a un número 20 de la economía mundial" y que también "la sociedad española se ha transformado muy profundamente, desde cualquier punto de vista".

Al mismo tiempo, "hemos pasado de ser un país muy cerrado en nosotros mismos a ser un país con fuerte presencia internacional, presencia de nuestras empresas, de nuestros productos, de nuestros deportistas, de nuestras misiones militares; hemos ocupado los espacios de la moda, de la gastronomía", resaltó.

Como resultado, dijo Espinosa, "hemos ocupado los espacios que antes no teníamos, no éramos conocidos. Y al producirse la transformación tan recientemente, no hemos tenido tiempo, no hemos sabido comunicarlo fuera".

"España (…) en los últimos 30 años ha tenido una evolución muy rápida, una evolución muy positiva, bastante espectacular, y no fue capaz de transmitir al exterior esta transformación del país", constató.

La situación llegó al límite que los propios exportadores españoles consideraban perjudicial para sus productos la vinculación con el país de origen.

"Hubo un momento, por 2012, en el cual algunas personas importantes de la economía española dijeron que estar asociados con la Marca España les perjudicaba, les suponía que había un encarecimiento de los préstamos, por ejemplo, o que de alguna manera dificultaba la entrada en los mercados", recordó.

España, ¿subestimada o sobrevalorada?

"Es un tema que nos ha preocupado muchísimo y lo hemos estudiado con bastante detenimiento", dice el Alto Comisionado.

Para tener una respuesta, se desarrolló un programa de medición del censo de exportadores, 3.500 empresas en total que lleven al menos tres años en la exportación a un mínimo de cinco países


La encuesta, repartida por sectores y por todas las comunidades autónomas españolas, revela entre otras preguntas si ser de España les ayuda, perjudica o no influye para nada.

"En el último trimestre de 2016 en las 17 comunidades autónomas había más del 50 por ciento de las respuestas que decía que (ser de España) les beneficiaba", constató Espinosa.

Destaca en especial que esto atañe así mismo a Cataluña y al País Vasco "que son las dos comunidades autónomas en las cuales por motivaciones políticas esto se puede ver de otra manera".

"Estábamos entre el 57 (por ciento) en estas dos comunidades autónomas en las que menos, y hasta un 70 por ciento en las que más", dijo.

"Son porcentajes bastante buenos, estamos muy satisfechos: hoy por hoy la mayoría de las empresas exportadoras españolas, en la proporción de aproximadamente dos tercios, piensa que les beneficia el asociarse con España", constató.

Qué pasó

El Alto Comisionado no atribuye esta mejora de imagen a la aparición de la Marca España.

"Yo creo que se hicieron reformas en la economía española que facilitaron que las grandes cifras macroeconómicas españolas cambiasen del negro al blanco", explica.

Pone como ejemplo las recomendaciones sobre España de los informes de los principales bancos de inversión.

"En 2012 de 30 bancos 26 recomendaban vender (activos españoles), tres decían mantener u uno llamaba a comprar", recordó.

España en alza

El año pasado, sin embargo, entre los mismos bancos, que como consecuencias de fusiones son ahora 28, 25 llaman a comprar, dos recomiendan la moderación y uno dice que hay que vender.

"Eso es un poco el reflejo de la percepción que hay en la economía española, que ha pasado de unas cifras negativas a positivas, un 2,5 por ciento de crecimiento para este año", dijo.

Pero aún más importante es que la economía española se vuelca a exportar.

"Las empresas sufrieron muy seriamente la caída del mercado interior y entendieron que si quieren seguir viviendo no pueden depender de un mercado español, del que dependían en gran medida por que la economía española llevaba muchos años de crecimiento", explicó Espinosa.

"Esta reacción del empresariado español poniéndose a abrir mercados, a salir, a competir, es lo que ha transformado la situación económica y la confianza en la economía española", afirmó el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España.

0 elmercuriodigital.es :

Publicar un comentario

- EL MERCURIO DIGITAL - Comentarios