Ir al contenido principal

Survival: Temer asesta un duro golpe a los derechos indígenas al tratar de abolir una reserva Amazónica

Un juez federal brasileño suspendió de forma inmediata todos los efectos del polémico decreto publicado la víspera por el Gobierno y que permitía a empresas mineras explotar un área protegida en la Amazonia, informa la agencia EFE.


Los indígenas waiãpis se oponen a la decisión del presidente brasileño de abolir una reserva amazónica.
Los indígenas waiãpis se oponen a la decisión del presidente brasileño de abolir una reserva amazónica.
© Fiona Watson/Survival



En lo que supone otro golpe para los derechos indígenas y el medioambiente, el presidente de Brasil Michel Temer ha abolido un área protegida en la Amazonia conocida como la Reserva Renca, señala la organización Survival.

Renca engloba un mosaico de áreas protegidas en el norte de la Amazonia que incluye dos territorios indígenas. Se cree que un grupo de indígenas no contactados también habita en la región.

Con la abolición de la reserva, una extensión selvática del tamaño de Dinamarca podría quedar expuesta a la minería a gran escala impulsada por empresas multinacionales. Además aumentan ostensiblemente las probabilidades de que mineros autónomos la invadan y contaminen los ríos con mercurio, lo que provocaría efectos devastadores, como los ya sufridos por los yanomamis.

Si esto ocurre las consecuencias serán catastróficas para los indígenas aislados, que son extremadamente vulnerables. Quedarán expuestos a enfermedades mortales en encuentros con foráneos y verán cómo invaden y les arrebatan sus tierras.

En respuesta a la indignación generalizada que esta medida ha provocado en Brasil y a nivel internacional, el Gobierno acaba de anunciar que publicará un decreto donde describirá cómo se van a proteger los territorios indígenas y las áreas de conservación en la zona.

Las autoridades brasileñas no han consultado a los pueblos indígenas sobre sus planes.

Los indígenas waiãpis, que viven al este de Renca, fueron contactados en 1973 y también podrían sufrir los impactos de la minería. Dependen por completo de la selva y de los ríos para conseguir su sustento y, como todos los pueblos indígenas, mantienen una profunda conexión espiritual con su tierra.

Jawaruwa, un portavoz waiãpi, declaró: “Esto no nos va a traer desarrollo. Esto solo va a traer catástrofe para la selva de la Amazonia brasileña”.

Hay pruebas abundantes de los graves y negativos impactos de la minería a gran escala sobre los pueblos indígenas en el sur de esta región: allí se ubica la mina gigante de Carajás y proyectos derivados de la misma.

La mina, así como las carreteras y redes ferroviarias asociadas, introdujeron a miles de colonos y madereros en la zona con un impacto devastador para los indígenas awás aislados.

Survival está protestando ante las autoridades brasileñas contra la abolición de esta reserva y destacando, en particular, el peligro que ello supone para los indígenas aislados del área.

Comentarios

Publicidad

Publicidad

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible