Otra información es posible

Francia insumisa

OPINIÓN de Alberto Garzón.- Hace un mes, y antes aún más, teníamos la sensación de que la izquierda había tirado la toalla en Francia. El Partido Comunista Francés dudaba entre apoyar a Mélenchon o acudir por separado a las elecciones. Finalmente tomó la decisión razonable: sumar fuerzas. Y tras una campaña extraordinaria, coexistiendo con la descomposición del Partido Socialista Francés, situaron a la izquierda en la frontera que cambia la historia. Ha faltado muy poco pero no ha sido posible. La segunda vuelta contará con un representante neoliberal de las altas finanzas y también con la representante del (neo)fascismo. Un panorama aterrador, en el que no hay opción buena para las clases populares. Aun así, la historia no ha terminado. En el marco de implosión de la UE, la socialdemocracia rota y la extrema-derecha en alza, es una esperanza que la izquierda antiglobalización se esté recomponiendo. Es la única opción para el futuro.

* agarzon.net

Hacia dónde ha de ir Unidos Podemos

OPINIÓN de Alberto Garzón.- El barómetro de enero del CIS ha sorprendido a propios y a extraños. Estos días venía hablando con gente habituada a trabajar con encuestas, y prácticamente había unanimidad en la creencia de que Unidos Podemos se desplomaría como consecuencia, fundamentalmente, de las acaloradas disputas en el seno de Podemos. Normalmente la permanente discusión interna penaliza, y mucho, la imagen hacia fuera de la organización. Sin embargo, el CIS que se ha publicado hoy destaca una cierta consolidación del espacio político de Unidos Podemos en el entorno del 21-22%. Sobrevuelan algunas preguntas al respecto, pero la que me parece la más sugerente es la siguiente: ¿no estaremos desaprovechando una oportunidad de oro en nuestro país?

¡Digamos adiós a la izquierda pija!

OPINIÓN de Alberto Garzón.- En España la campaña electoral estadounidense se ha podido seguir con notable dificultad. Es verdad que no han faltado minutos de atención mediática, pero sí ha faltado situar bien el foco. La mayoría de los medios de comunicación se han centrado, día tras día, en los aspectos más espectaculares y llamativos, tales como el uso ofensivo del lenguaje de Trump, más que en el aspecto sustantivo, como las propuestas económicas que ofrecían ambos candidatos. En la hipermodernidad, como la define con buen criterio Gilles Lipovetsky, lo que más llama la atención no es siempre lo más importante. Y en esas condiciones es ciertamente complicado hacerse una idea del por qué un multimillonario machista, xenófobo y engreído ha podido vencer en la contienda electoral.

Si no eres de orden no sales en la foto

OPINIÓN de Alberto Garzón.- El que fuera presidente de la agencia EFE, director de ABC y fundador de La Razón, Luis María Ansón, publicó ayer que el Centro Nacional de Inteligencia tiene informes sobre Pablo Iglesias. Lo verdaderamente significativo es que Ansón lo utilizó como amenaza: si Pablo continúa en posiciones rupturistas con el Régimen, cuestionando la transición y sus códigos, el CNI le hará la vida imposible. Si, por el contrario, agacha la cabeza, Pablo aspirará a una vida cómoda dentro del sistema político. Y donde decimos Pablo decimos todos los que son ideológicamente como Pablo, para que nos entendamos.

La protesta es democracia

OPINIÓN de Alberto Garzón.- Entre 2013 y 2015 se prohibieron el 4% de las manifestaciones. Conviene compararlo históricamente: entre 1996 y 2012 se prohibieron el 0,8%. Hay una diferencia notable. Este crecimiento del autoritarismo del Gobierno, expresado también en muchas otras facetas, ha ido parejo de la criminalización de la movilización social. Ayer el anaranjado partido comodín criticó que en IU nos sumemos a la protesta por la investidura de Rajoy.

¿De qué sirve la movilización social?

Por Alberto Garzón.- Cada cierto tiempo en el ecosistema de la izquierda política y social deviene el debate sobre la utilidad y relaciones de las instituciones políticas y las movilizaciones sociales. ¿Son útiles? ¿Cuáles son sus límites? ¿Cómo se relacionan? Este debate aparece siempre en contextos históricos diferentes y, sin embargo, todos los casos contienen elementos comunes. En la actualidad, y a raíz de la discusión sobre si se ha cerrado o no el ciclo político, ha vuelto a surgir. Pero es verdad que lo hace, otra vez, sin demasiado rigor. En el debate nunca queda claro a qué nos referimos con ciclo político, calle, movilización, etc. Y mucho menos aparecen esos conceptos vinculados a la realidad o, al menos, a indicadores empíricos.

El motín de la oligarquía

OPINIÓN de Alberto Garzón.- El fraude democrático que está teniendo lugar en este momento en el Partido Socialista es sin duda expresión de la crisis de régimen que vivimos.

Guatemala: se cayó la cúpula de gobierno ¿y ahora qué?

OPINIÓN de Giorgio Trucchi.- Con 132 votos a favor y ninguno en contra -difícil para los diputados enfrentarse a una pasada de cuenta política que les propinaría el pueblo el próximo domingo electoral- el Congreso retiró ayer la inmunidad parlamentaria al presidente Otto Pérez Molina, abriendo el camino para que los órganos impartidores de justicia procedan penalmente contra él por delitos de corrupción. Las calles de Guatemala explotaron en júbilo.

Para el Ministerio Público (MP) y la Comisión internacional contra la impunidad en Guatemala (Cicig) no hay duda alguna de la relación directa entre Pérez Molina, su vicepresidenta dimisionaria -ya detenida- Roxana Baldetti, decenas de funcionarios públicos, y el sistema de corrupción de La Línea.

Una red paralela -liderada por el mismo Pérez Molina y Baldetti- que operaba en siete aduanas del país, y que ofrecía a los importadores de bienes la posibilidad de simular documentos y pagar menos impuestos, a cambio de jugosas coimas.

El desfalco aduanero amontaría a unos 130 millones de dólares anuales, en un país que es entre los más pobres de la región.

Pobreza profunda

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la FAO y el PNUD, Guatemala es el tercer país de Latinoamérica con más porcentaje de la población bajo la línea de pobreza (54,8%), y el primero en cuanto a desnutrición crónica. La pobreza multidimensional alcanza casi el 71% de la población.

Actualmente, más de 3 millones de personas viven en situación de hambre. La población indígena-campesina es la que presenta los mayores niveles de desnutrición, alcanzando niveles casi del 80%. Según la Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil (ENSMI) del 49,8% de niñez desnutrida crónica total a nivel nacional, el 65,9% es indígena y el 58,6% se encuentra en el área rural.

Después de Paraguay, El Salvador y Bolivia, Guatemala es el país más desigual de Latinoamérica con un Índice de Gini de 0,628. Más de la mitad de la población del país es campesina, pero solamente el 2% de los productores concentra el 56,6% de la tierra, mientras que el 45,2% de productores solo accede al 3%. Desde hace décadas, Guatemala mantiene un Gini de acceso a tierra de 0.84, cercano a la exclusión total.

La Tercera Misión Internacional sobre el derecho a la alimentación en Guatemala (noviembre 2014) detalló, en su informe preliminar, que “la tendencia de la agudización del hambre se enlaza con la imposición de un modelo económico dependiente y orientado a la expulsión de la población indígena-campesina en el medio rural, con el objetivo de implantar proyectos agrícolas enfocados a la exportación y/o proyectos extractivos”.

¿Qué viene ahora?

La noticia de que el Congreso había despojado a Pérez Molina de su inmunidad fue recibida con júbilo por las miles de personas que, una vez más, llenaron el Parque Central de la capital guatemalteca y las calles del país.

El 21 de agosto pasado, la ex vicepresidenta Roxana Baldetti -había renunciado a su cargo en mayo- fue capturada por orden del juzgado de Mayor Riesgo B, por los delitos de asociación ilícita, caso especial de estafa, defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Ese mismo día, por los delitos de asociación ilícita y cohecho activo, el Ministerio Público y la Cicig presentaron una solicitud de antejuicio contra el presidente Otto Pérez Molina.

El 27 de agosto, 16 estados de los 22 que integran Guatemala se sumaron a una jornada de Paro Cívico Nacional convocada por la Asamblea Social y Popular y otros espacios.

Días después, los integrantes de la Comisión Pesquisidora recomendaron al pleno del Congreso retirarle la inmunidad al presidente Pérez Molina, por considerar que existían suficientes indicios de su participación en la estructura criminal de la “La Línea”.

El voto de ayer de los 132 diputados ratificó la intención de someter al presidente guatemalteco a los tribunales de justicia.

“Lo que ocurrió ayer es el resultado de una movilización y un levantamiento social y popular que tiene muy pocos precedentes en la historia de Guatemala, y que ha sabido reunir tanto a los pueblos indígenas y campesinos, como al sector urbano y la clase media guatemalteca”, dijo a la LINyM, Daniel Pascual, coordinador del Comité de Unidad Campesina (CUC).

“Y no se trata solamente de haber retirado la inmunidad a un presidente responsable de actos de corrupción, sino también a un ex general del ejército que encabezó el genocidio en el norte del país y al jefe de un gobierno que no ha parado de entregar nuestro territorio y nuestros recursos a las transnacionales, criminalizando y reprimiendo la resistencia popular”, agregó.

Si bien Guatemala está celebrando “una nueva Primavera”, para Pascual eso no es suficiente. Ni las elecciones del próximo domingo (6/9) resolverían la grave crisis social, económica y política que enfrenta el país.

“El Estado está en bancarrota, los partidos políticos están totalmente deslegitimados y la victoria electoral está siendo disputada por partidos de extrema derecha que representan a la oligarquía criolla. Con las elecciones quieren oxigenar a este sistema y apagar el descontento social”, explicó Pascual.

Es por eso que un nutrido grupo de organizaciones está exigiendo que el nuevo gobierno sea de transición, y que lleve a Guatemala hacia un proceso constituyente.

Proceso electoral

Más de 7.5 millones de guatemaltecos serán llamados a renovar los cargos de presidente, vicepresidente, 158 diputados al Congreso, 20 al Parlamento Centroamericano y 338 corporaciones municipales para el periodo 2016-2020.

De acuerdo con las últimas encuestas, ningún candidato lograría una victoria en primera vuelta. Los dos primeros estarían enfrentándose en un balotaje previsto para el 25 de octubre.

Manuel Baldizón, del partido Libertad Democrática Renovada (LÍDER), encabeza las encuestas con un 25% de las preferencias, seguido por Jimmy Morales, del Frente de Convergencia Nacional (FCN) con el 16% y la ex primera dama Sandra Torres, de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), con el 14%. Muy rezagado con un 2,5% queda el candidato oficialista Mario David García.

“La Asamblea Constituyente que queremos debe ser multisectorial y plurinacional, y debe promover una reforma profunda del Estado, la creación de una nueva Constitución y la fundación de un Estado Plurinacional, por la naturaleza y las características de nuestro país”, señaló el coordinador nacional del CUC.

“El pueblo estaba hundido en un sueño que parecía eterno, pero el despertar de la gente, de la juventud, de las mujeres, ha generado una gran esperanza. El país está viviendo un gran momento político en términos de fundar un Estado que sea para todos y todas.

Ahora necesitamos que se castiguen los responsables de la corrupción, que se recuperen los miles de millones robados, y que se reforme la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Vamos a necesitar de mucha energía para continuar la batalla”, concluyó Pascual.



*Giorgio Trucchi | LINyM
http://nicaraguaymasespanol.blogspot.com/2015/09/guatemala-entre-protestas-elecciones-y.html

Derecho a huelga

OPINIÓN de Alberto Garzón.- El derecho a huelga se consiguió haciendo huelgas. Esta afirmación, que escuché por primera vez a Marcelino Camacho, contiene toda una forma de entender la política y los derechos sociales. Una fórmula de total vigencia. Quien no lucha, no gana. Y quien se muestra indiferente ante lo que sucede a su alrededor, sólo puede perder.

El derecho a huelga siempre ha estado amenazado, especialmente por parte de las élites económicas y políticas que prefieren recursos humanos a trabajadores con dignidad. Hoy más de 300 sindicalistas tienen procesos administrativos o penales abiertos contra ellos. Por participar en huelgas generales o manifestaciones. Están así por defender nuestros derechos conquistados. A esa situación se suma la ley Mordaza y el nuevo código penal aprobado por PP y PSOE. Terribles ataques contra la libertad, pero claros intentos de evitar que protestemos ante la imposición de una suerte de neofeudalismo. Hay que echarles.


*http://agarzon.net/

Tiembla la oligarquía madrileña y española

OPINIÓN de Alberto Garzón.- Hoy sabemos con certeza que las bases del llamado milagro económico español fueron la burbuja inmobiliaria, el endeudamiento y la corrupción. No en vano, en los últimos treinta años se ha producido una transformación radical de nuestra estructura productiva. En este tiempo el peso de la industria ha caído desde el 28% hasta el 15%, mientras que la actividad inmobiliaria y la construcción ha crecido desde el 17% hasta el 29%.

Pero el ladrillo y cemento se propulsaban gracias a la actividad financiera. El papel del sistema financiero –bancos y cajas de ahorro- ha sido fundamental para alimentar la burbuja inmobiliaria y la actividad económica derivada. Y el lugar de España dónde más peso ha tenido y tiene el capital financiero es sin duda Madrid. De hecho la comunidad madrileña es una anomalía dentro de España. Mientras el peso medio del sector financiero en la economía regional española era antes de la crisis del 5%, en Madrid superaba el 7%. Madrid ha sido el corazón de las finanzas españolas, muy dependientes a su vez de las relaciones establecidas con las empresas constructoras e inmobiliarias y de las relaciones políticas.

De ahí que las cajas de ahorro hayan sido el instrumento central que casaba los intereses políticos con los empresariales. Eliminada su función social originaria, las cajas han sido el nido de corrupción que engrasaba el crecimiento económico a la española. Y hablar de Madrid es también hablar de su principal caja de ahorros, CajaMadrid-Bankia. Y hablar de Madrid es hablar de las grandes empresas de la construcción como FCC, Acciona o OHL. Todas ellas muy bien relacionadas políticamente, hasta el punto de absurdos como el que llevó a OHL a anunciar antes que el ministerio de Fomento una ley de rescate de las autopistas madrileñas quebradas –y que obviamente beneficiaba a la propia OHL. Su crecimiento económico les ha permitido, además, expandir sus negocios fuera de las fronteras españolas y también fuera de sus sectores originales. Hasta el punto que podría decirse que dejaron de ser, en esencia, empresas constructoras. Y ello ha alimentado ampliamente la concentración del poder económico en toda España, quedando así en manos de una élite económica rentista que por lo general es parasitaria del poder político y de sus favores. Una clase empresarial del siglo XIX encubierta por la retórica posmoderna. Un puñado de millonarios que determinan el destino de la población española en reuniones celebradas en palcos vip de fútbol y en oscuras negociaciones en despachos oficiales.

Madrid, la comunidad del tamayazo, sabe mucho de eso. Es consciente de que la oligarquía madrileña, ese matrimonio clientelar entre el poder económico y el poder político, va a usar todo su inmenso poder para evitar cualquier cambio político. Hasta ahora han conseguido determinar qué rescates económicos son prioritarios, como los de la banca, la autopistas o la empresa Castor. Y ello mientras se recorta en Sanidad y Educación. Miles de millones públicos que de forma democrática van directos a los bolsillos de la oligarquía. Un saqueo democrático orquestado por esa oligarquía. Pero también sabe la oligarquía madrileña que tiene que cerrar el paso a cualquier alternativa, sea con el clásico transfuguismo o usando a todos los poderes del Estado. Ello incluye, claro está, el uso arbitrario de la –mal llamada- justicia. Una oligarquía que está más débil que nunca, pero que mantiene aún una influencia que penetra con enorme fuerza en parte de las organizaciones políticas dominantes. Sólo así se puede entender el fenómeno de las tarjetas black, que es sólo la anécdota de una gran estafa que pagamos entre todos. Blesa, Granados, Bárcenas, Moral Santín y el resto de ladrones y cómplices silenciosos son sólo simples piezas de un tablero de ajedrez mucho más amplio al que tenemos que dar una patada.

Hay una ventaja, una esperanza: no claudicaremos. Quienes pensamos que este país merece una oportunidad, para la decencia y para la transformación social, sabemos que es indispensable acabar con el poder de esta oligarquía. Que el poder ha de ser devuelto al pueblo. Las grandes empresas y sus representantes políticos vasallos temen, por encima de todo, la democratización de la economía. Temen una alternativa de izquierdas que devuelva los recursos y el poder al pueblo.

Sabemos, por eso mismo, que enfrentamos innumerables obstáculos. Las élites no sólo han corrompido las instituciones democráticas, que necesitamos recuperar, sino que sus estrategias y tácticas son más propias de la mafia. Pero unidos somos más fuertes. Nos jugamos un modelo de sociedad; nos jugamos la capacidad de satisfacer nuestras necesidades más básicas; nos jugamos nuestros empleos; nos jugamos la democracia. Apartemos egos, apartemos liturgias y concentrémonos en la oportunidad histórica que tenemos por delante.

*agarzon.net

Las picaduras del PSOE

OPINIÓN de Alberto Garzón.- El escorpión pidió ayuda a la rana para cruzar el río, prometiéndole no picarle en ningún momento. La rana aceptó ayudarle porque sabía que una picadura sería la muerte de ambos. Pero a mitad de trayecto, el escorpión picó a la rana. Está en mi naturaleza, se justificó el escorpión.

El PSOE es el escorpión que utiliza un disfraz y retórica de izquierdas para al final asestar mortales picaduras por la derecha. Innumerables ejemplos lo sostienen. El último, el pacto con el PP para instaurar la cadena perpetua en España y la ampliación del concepto de terrorismo hacia una definición más que ambigua y abierta. El penúltimo, la ruptura unilateral del pacto con IU en Andalucía y el simultáneo reparto de sillones con el PP en la Cámara de Cuentas. Y aquí surge un pensamiento: Susana Díaz es la elegida para la Gran Coalición. Su objetivo: defender el Orden y laEstabilidad de las grandes empresas y fortunas.


*http://agarzon.net/

Póngame más burbujas

OPINIÓN de Alberto Garzón.- Un billón de euros es una cantidad extraña para nosotros, pues no pertenece al ámbito de lo cotidiano. Pero desde mañana el Banco Central Europeo inyectará esa cantidad en el sistema financiero de la zona euro. A esa operación se le llama Quantitative Easing y se trata, en esencia, de comprar muchos títulos financieros de largo plazo para abaratarlos en el mercado.

El efecto será que bajarán las primas de riesgo de los países, subirán las cotizaciones bursátiles y se incrementará el valor de los activos financieros (fondos de inversión, bonos, obligaciones…). Quien tenga mucho dinero invertido en los mercados financieros estará de enhorabuena. Para el resto, las ventajas no están tan claras. Puede funcionar para animar la inversión y crear empleo, pero hay serias dudas. Ahora bien, lo que desde luego sí hará será animar nuevas burbujas financieras y crear otro espejismo económico. ¡Más madera! ¡Más burbujas! Están locos estos romanos, que diría el galo.

*http://agarzon.net/

Su riqueza, nuestra pobreza

OPINIÓN de Alberto Garzón.- En el año 2016 el 1% más rico de la población mundial poseerá más del 50% de la riqueza mundial. Parece la trama de una novela de ciencia-ficción. Sin embargo, son datos de la realidad de nuestro mundo actual y que ha publicado el último informe de Intermón Oxfam. Estos datos tienen sus correlatos en cada uno de nuestros países. Unos más, otros menos, pero todos la misma dinámica: unas élites concentrando enormemente rentas, riqueza y poder.

Se agota el mundo del Estado Social, característico de la posguerra. El neoliberalismo ha sido la revuelta contra ese mundo. Las privatizaciones y nuevas reglas han hecho más y más ricos a unos pocos. El informe habla de farmacéuticas, bancos y empresas sanitarias, todos ellos privilegiados amigos de la desigualdad. Están apuntalando un nuevo orden social donde no cabemos todos. Por eso necesitamos hacer política desde abajo y para los de abajo. Una política de la justicia social.


*http://agarzon.net/

La estafa de los bancos alemanes

OPINIÓN de Alberto Garzón.-  Los representantes políticos alemanes dicen ahora que no les parece tan mala idea que Grecia salga del euro, e incluso que no pague parte de su deuda pública. No era eso lo que pensaban en el año 2010, cuando la especulación financiera sobre la economía del país heleno amenazaba con hacer estallar toda la zona euro. Es ahora la Unión Europea la que se muestra más reacia a dejar caer a Grecia. ¿Qué ha pasado en este tiempo?

La explicación: una estafa que denunciamos hace años. Los altos niveles de deuda pública de Grecia habían sido financiados especialmente por bancos alemanes y franceses. Ellos tenían el riesgo. Pero los llamados planes de rescate fueron su salvación: permitieron que el riesgo pasara poco a poco desde los bancos alemanes a las instituciones europeas, como el BCE. Y ahora sin riesgo… ya pueden hacer tierra quemada con Grecia. Es lógico: no se le puede pedir a un banco que piense en los ciudadanos.

*http://agarzon.net/