Ir al contenido principal

Luis Gusmán: "Hay metáforas dormidas durante mucho tiempo, solo las lecturas las despiertan"


El autor lanzó tres ensayos, "La valija de Frankenstein" (Edhasa), "La literatura amotinada" (Tenemos las máquinas) y "Esas imbéciles moscas" (Godot) donde puede apreciarse la calidad y versatilidad de Luis Gusmán.
Milena Heinrich.- El escritor y psicoanalista Luis Gusmán publicó al unísono tres ensayos literarios escritos en diferentes registros que dan cuenta de su versatilidad en la escritura pero, sobre todo, su capacidad para articular una posición en la tradición literaria: la de una literatura que escapa a la linealidad y se construye de a pedazos, como una "práctica inestable", según sus propias palabras.


"La valija de Frankenstein" (Edhasa), "La literatura amotinada" (Tenemos las máquinas) y "Esas imbéciles moscas" (Godot) son los tres libros que Gusmán (Buenos Aires, 1944), autor de la novela "El frasquito" y cofundador de la revista Literal, lanzó en diciembre después de algunos años trabajándolos y cruzándolos hasta que tomaron cuerpo propio.
Son textos que entran en diálogo con obras y autores -"La literatura amotinada" por ejemplo con Ricardo Piglia, Héctor Libertella y Leónidas Lamborghini- pero fundamentalmente son modos de leer y entender la literatura: el título de uno de ellos, "La valija de Frankenstein", condensa esa idea al retomar como recurso metafórico la criatura de Mary Shelley hecha de pedazos de cadáveres.

Télam: Estos libros se posicionan con una idea dinámica y constructiva de la literatura ¿cuál es su punto de encuentro?
Luis Gusmán: Pareciera que los tres libros se armaron como "La valija de Frankenstein", un poco de azar, mucho de mezcolanza. Hay un hilo que atraviesa los tres y es lo que llamás dinámica; para mí, la literatura es una práctica inestable. El punto de encuentro es la inestabilidad y la mezcolanza. Cómo los protocolos de lectura van cambiando.
En mi época, mi primer libro "El frasquito" era subversivo y de vanguardia, fue prohibido. Para mí, tenía cierto tono dramático: hoy ciertos lectores jóvenes dicen que es divertido. Cuando a Borges le preguntaron cómo iba a ser la literatura del 2000, respondió "si me dicen cómo se va a leer en el año 2000, les puedo decir cómo va a ser esa literatura". Se trata de intersecciones, entrecruzamientos.

T: Discute contra la "literatura mal compaginada" y la historia de una literatura adormecida. ¿a qué se refiere?
-L.G: La linealidad es un obstáculo para la lectura. (James) Joyce cuando se decide a escribir "Finneganns Wake", le dice a su editora que "la trama continuada, la literatura estereotipada, ya no transmiten mas". Si pienso en la literatura mal compaginada es una metáfora que atenta contra esa trama continuada de la literatura. Hay metáforas dormidas durante mucho tiempo, solo las lecturas las pueden despertar.
Barthes decía, hablando de "Mobile" de Michel Butor, que cada vez que aparece un libro hay que ver en la crítica regular aquello que ha sido herido. Leónidas Lamborghini atentaba todo el tiempo contra el poder establecido. Para él, la parodia, y la risa era el arma, que distorsionaba, despertaba las metáforas dormidas de una lectura y una escritura de la tradición gauchesca que había reducido el género a cierto costumbrismo.

T: ¿A qué remite la metáfora de la valija de Franskenstein?
La criatura va caminado por el bosque y encuentra una valija con libros: "Las desventuras del joven Werther" de Goethe, un tomo de "Las vidas paralelas" de Plutarco y "El paraíso perdido" de Milton. La criatura que hace muy poco a aprendido a leer se transforma en un crítico literario ya que analiza los tres libros y los efectos que han tendido en su vida. Frankenstein es ya un lector.
A partir del descubrimiento de la valija por la criatura se me ocurrió leer qué pasaba con las valijas en la literatura: en la valija los libros se mezclan, en la vida también.

08 January 2019
www.telam.com.ar
-

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible