Ir al contenido principal

El Alto Comisionado elogia el innovador enfoque de Etiopía para las personas refugiadas

Filippo Grandi visitó proyectos pioneros que mejoran las vidas de las personas refugiadas y sus comunidades de acogida.


El Alto Comisionado de la ONU para las Personas Refugiadas, Filippo Grandi, con el Director Ejecutivo de la Fundación IKEA, Per Heggenes, y una estudiante. © ACNUR/Georgina Goodwin

Dana Hughes. ADDIS ABABA, Etiopía – En su visita de cuatro días a Etiopía, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, elogió la generosidad del país con la acogida de personas refugiadas, así como la apertura de su Gobierno con enfoques nuevos e innovadores para mejorar las vidas de más de 900.000 personas refugiadas y las comunidades que les acogen.

El Alto Comisionado pasó dos días en Melkadida, una región fronteriza con Somalia, que alberga a más de 200.000 refugiados. Vio de primera mano cómo una inversión de 100 millones de dólares de la Fundación IKEA en los últimos siete años ha transformado el área semiárida y aislada en una comunidad próspera.

Grandi visitó proyectos financiados por la Fundación, incluyendo un esquema de irrigación donde 1.000 hectáreas de tierras previamente áridas ahora son exuberantes granjas que permiten a los refugiados cultivar sandía, tomates y maíz hasta tres veces al año.

También visitó mercados apoyados por programas de microfinanzas y otros programas de empoderamiento económico, donde los refugiados y la comunidad local compran y venden sus cultivos. El programa ha tenido tanto éxito que algunos de los cultivos se están exportando a otras regiones del país. Los refugiados le dijeron al Alto Comisionado que están ahorrando parte de sus ingresos para mejorar los mercados.


“La comunidad de acogida nos da la bienvenida y nosotros les damos las gracias”.

“Lo que se ha desarrollado aquí es un enfoque único para la autosuficiencia de los refugiados donde el Gobierno de Etiopía ha estado extremadamente abierto a nuevos enfoques”, dijo Grandi. “Las comunidades de acogida y los refugiados también han sido notablemente abiertos a trabajar juntos en armonía. Esto es algo que normalmente no vemos”.

En una reunión con líderes comunitarios en Dollo Ado, el Alto Comisionado y el Director Ejecutivo de la Fundación IKEA, Per Heggenes, se enteraron de cómo la inversión ha tenido un impacto positivo en toda la comunidad. También anunciaron que la Fundación ha decidido extender su inversión en el proyecto por al menos tres años más para garantizar que la comunidad pueda sostenerlo de manera independiente.

Heggenes, quien notó que el área estaba en una situación extrema cuando comenzó el proyecto, califica el progreso que ha presenciado como “un sueño hecho realidad”. Dijo que su legado se trata tanto de ayudar a fomentar la armonía entre los refugiados y los etíopes locales, como de hacer crecer la economía.

“Lo que siempre sucede cuando una gran cantidad de refugiados llega a una pequeña comunidad es que se crean conflictos, porque todos quieren tener leña, todos quieren tener tierras de pastoreo para sus cabras”, dijo Heggenes. “Nuestro enfoque busca ayudar a los refugiados y a la comunidad de acogida a unirse, cultivar la tierra juntos, compartir los cultivos y vivir en hermandad”.

En el campamento de Melkadida, el Alto Comisionado visitó otro proyecto en el que invirtió la Fundación IKEA: una escuela secundaria, donde los estudiantes refugiados y los de la comunidad de acogida tienen acceso a maestros de calidad, aulas bien equipadas y un entorno de aprendizaje de apoyo.

Para aquellos que se gradúan, existe la oportunidad de asistir a un nuevo colegio de maestros en Melkadida, también financiado por la Fundación IKEA, con el objetivo de brindar a los jóvenes la oportunidad de convertirse en maestros profesionalmente calificados y ayudar a dar forma a la próxima generación de estudiantes en la región.

Una de esas estudiantes, Fartun, de 19 años, que está en su último año de escuela secundaria y espera asistir a la universidad para estudiar medicina, le dijo al Alto Comisionado y a Heggeness que espera que el resto de Etiopía pueda aprender de cómo la educación puede ser una herramienta crucial para cultivar la paz y la armonía entre las comunidades.

“Tengo amigos refugiados y amigos de la comunidad de acogida”, dice ella. “Estudiamos juntos y no hay diferencia. La comunidad de acogida nos da la bienvenida y nosotros les damos las gracias”.
Ver también: Una innovadora inversión transforma vidas en Etiopía

Mientras estuvo en Etiopía, el Alto Comisionado también asistió a la 32ª Cumbre de la Unión Africana (UA) en Addis Abeba los días 9 y 10 de febrero, donde la organización declaró el tema anual para 2019 como el “Año de las personas refugiadas, retornadas y desplazadas internas: Hacia soluciones duraderas al desplazamiento forzado en África”.

El enfoque de este año sobre los refugiados se produce cuando la UA conmemora dos leyes clave sobre el desplazamiento forzado: el 50 aniversario de la adopción de la Convención de la Unión Africana sobre Refugiados de 1969 y el décimo aniversario de la Convención de la UA de 2009 sobre desplazados internos en África. (Convención de Kampala).

Grandi participó en las discusiones de alto nivel para abordar las causas del desplazamiento en África, que fue organizado conjuntamente por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados. Los participantes señalaron que eliminar las numerosas y complejas razones para el desplazamiento, incluidos problemas como el conflicto armado, el terrorismo, la falta de buen gobierno, la ausencia de un estado de derecho y el respeto de los derechos humanos, la corrupción, la desigualdad económica y la desigualdad en la distribución de recursos, es la manera más eficaz de lograr soluciones.

El Alto Comisionado comentó sobre el gran número de refugiados que viven en situaciones prolongadas debido a conflictos no resueltos, pero también sobre la generosidad de los países y los pueblos africanos.


“Es importante que compartamos esta solidaridad”.

“He estado en las aldeas más remotas de este continente, donde las comunidades locales comparten la poca comida, el agua y el albergue que tienen con los extranjeros que están en peligro porque tuvieron que huir, no es como en otras partes más ricas del mundo. No se trata de negociaciones políticas, sino de un instinto natural arraigado en los valores absolutos de una tradición de una cultura y de una sociedad”, dijo Grandi en una entrevista.

“Esta solidaridad está ahí. La gente lo tiene naturalmente. Pero no debemos darlo por sentado. Es importante que compartamos esta solidaridad”.

A lo largo de su visita, el Alto Comisionado habló sobre la importancia del Pacto Mundial sobre Refugiados, adoptado por la Asamblea General de la ONU en diciembre pasado, que exige una mayor inclusión de los refugiados en las comunidades donde residen y un mayor apoyo internacional para países como Etiopía, que continúan recibiéndolos y acogiéndolos.

“Este es el primer año de implementación del Pacto Mundial sobre Refugiados”, dijo Grandi. “Pero les digo a las personas que ya lo estamos implementando aquí en Melkadida, con múltiples socios y socios de desarrollo de programas en riego, vocación y capacitación”.

Mientras se encontraba en Addis, el Alto Comisionado también se reunió con el presidente Sahle-Work Zewde, así como con Ato Kebede, el Director General de la agencia de refugiados ARRA del gobierno, donde elogió la nueva ley de refugiados de Etiopía por su visión y por representar los principios del Pacto Mundial sobre Refugiados.

Al dirigirse a los medios de comunicación después de su reunión con el presidente, Grandi dijo que “la proclamación es una de las mejores leyes para los refugiados, no solo en África, sino en el mundo”, y prometió movilizar más recursos para el desarrollo, “no solo para los refugiados, sino también para las comunidades de acogida”.

Comentarios

-

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible