Ir al contenido principal

Huelga general en Bélgica para exigir mejores condiciones salariales




Cartel de la convocatoria conjunta CSC - FGTB - CGSLB
Trabajadoras y trabajadores de administraciones públicas, servicios transportes, escuelas u hospitales se pusieron este miércoles  en huelga en Bélgica convocados por los principales sindicatos del país y para pedir mejores salarios. 

Se han visto afectados el servicio de correos, la recogida de basura y los centros comerciales. En Bruselas, el transporte público se vio muy afectado por la mañana. Por su parte, la compañía de ferrocarriles anunció la supresión o modificación de varios trenes, aunque se mantenía un servicio mínimo y los trayectos internacionales deberían verse poco afectados.

Skeyes, la empresa encargada del control del tráfico aéreo, anunció ayer que no autorizaría ningún vuelo de salida o llegada al país, a falta de conocer exactamente los efectivos de los que iba a disponer. Los vuelos gubernamentales, militares y de urgencia sí están autorizados. La huelga también afectará a la reunión de los ministros de Defensa de 29 países de la OTAN prevista para hoy, porque algunos ministros podrían llegar tarde.

Por su parte, el aeropuerto más grande de Bélgica, el de Bruselas-Zaventem, pidió en un comunicado a sus pasajeros que no vayan al aeropuerto, porque no habrá ningún vuelo, aunque las instalaciones permanecen abiertas.  La huelga fue convocada por los tres grandes sindicatos del país, el FGTB (socialista), el CSC (cristiano) y el CGSLB (liberal) y afecta a todos los sectores, tanto el público como el privado. Los huelguistas piden aumento de salarios, el aumento de ayudas y pensiones así como mejores condiciones para el fin de la vida laboral. 

El sistema belga establece que, cada dos años, los sindicatos y la patronal negocien un acuerdo interprofesional en el que, entre otras cosas, se fija un marco mínimo para las negociaciones sectoriales, especialmente en materia de evolución salarial. En esta ocasión, los criterios del gobierno para limitar este incremento han dado como resultado un aumento máximo de 0,8% del salario neto, una cifra “ridícula” en opinión de los sindicatos, que la consideran inaceptable.

Por otra parte, los empresarios pretenden incrementar aún más la flexibilidad y rechazan debatir sobre las jubilaciones anticipadas o el aumento de los salarios mínimos.

Los sindicatos reclaman un acuerdo interprofesional que permita a las trabajadoras y a los trabajadores belgas obtener un mejor salario y mejores condiciones de vida y de trabajo.

Las principales reivindicaciones de los sindicatos son:
Un aumento significativo del salario y una profunda revisión de la actual ley de fijación salarial; un aumento del salario mínimo general a 14 euros por hora o 2.300 euros al mes; y un salario juvenil que permita empezar la vida.
Menos estrés en el trabajo, más contratos laborales de duración indefinida y un mejor equilibrio entre la vida privada y la vida profesional.
Una jubilación decente: una pensión mínima de 1.500 euros netos; una pensión del 75% del salario promedio de los trabajadores y las trabajadoras; un final más cómodo de la vida laboral mediante la continuación de los sistemas de jubilación anticipada y empleos especiales de finalización de la vida laboral a partir de los 55 años.
El incremento de las prestaciones sociales y subsidios del 10% por encima del umbral de la pobreza.
La igualdad salarial “¡a igual trabajo, igual salario!”
Fortalecimiento de los servicios públicos y creación de condiciones de trabajo respetuosas para los trabajadores y las trabajadoras de los servicios públicos.
Tarifas de productos y servicios esenciales (agua, gas, electricidad) razonables.
Finalmente, por una mayor justicia fiscal: que la presión fiscal se desplace de los más pobres hacia los más ricos, al capital y las empresas grandes.

CCOO 
DW, EFE, AFP

Comentarios

-

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible