Ir al contenido principal

Fatiha Hassouni: "La estadística es, sobre todo, un compromiso político"

París (EA.fr)/Madrid (EuroEFE).- Las estadísticas son una herramienta crucial para evaluar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. En especial, en relación con la igualdad de derechos de género, según explica Fatiha Hassouni, experta de la Unión por el Mediterráneo (UPM).

Fatiha Hassouni, quien es jefa del sector de Igualdad de Derechos de Género de la Unión por el Mediterráneo, es desde septiembre de 2014 responsable de desarrollar un programa regional para la igualdad de género.

Imagen de archivo de un grupo de mujeres trabajadoras del centro de Formación de Mujeres COVIDE, en el barrio de Ryad de la capital de Mauritana, Nouakchott. EFE/Sergio Barrenechea

¿Qué lugar ocupan las estadísticas en la preparación de las políticas públicas?

Cuando se elabora una política pública, la primera etapa pasa por definir unos objetivos. Por ejemplo, para las políticas activas de empleo vamos a proponer que una medida tenga que alcanzar a dos millones de parados de larga duración de entre 30 y 50 años.

Para alcanzar esos objetivos hay que contar con sistemas de recolección de información (encuestas de opinión, recogida de información entre círculos de profesionales...) que permitan evaluar el impacto real de las políticas. El problema es que no existen estadísticas públicas de manera sistemática. Los expertos políticos y los estadísticos tienen que trabajar juntos, en equipo. Lamentablemente, de forma generalizada, eso no se hace.

¿Cuáles son los retos en cuestión de estadística sobre igualdad de derechos de género?

Es más difícil contar con estadísticas sobre mujeres. Por ejemplo, el sector agrícola emplea a muchas mujeres en los países del sur de Europa. Pero se trata de empleo informal, que no suele respetar la legislación laboral.

Por eso se producen muchos casos de violación de las leyes en ese sector. No obstante, esa constatación no se basa en análisis sectoriales. Todos conocen esa realidad, pero no se apoya en datos estadísticos oficiales, lo cual se traduce en que ese reto no es tenido en cuenta en la elaboración de las políticas agrícolas públicas.

Las políticas públicas parten del principio que su efecto será el mismo sobre el conjunto de la población, (se basan) en que son "neutrales"

El resultado es que no se hace nada para que se tengan en cuenta las necesidades de las mujeres en el seno de esas mismas políticas. Pero (ese principio) no es verdad. El impacto sobre mujeres y hombres nunca es el mismo.

Es por ello que la recogida de información y las estadísticas son fundamentales, permiten, a quienes toman las decisiones políticas, orientar su acción si es discriminatoria. Ello, por otro lado, se aplica a todas las categorías de personas vulnerables. Las estadísticas son necesarias para estar seguros que la política pública no deja atrás a nadie.

¿Para poder lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), disponemos de suficientes estadísticas y datos?

Los ODS deben ser la referencia internacional de toda política pública. Nuestro trabajo a escala regional en la UPM debe contribuir a ese compromiso internacional.

Somos una instancia regional que agrupa a 43 países, de los cuales 28 Estados miembros de la Unión Europea (UE). En una declaración ministerial firmada en El Cairo en 2017 definimos 4 objetivos principales en cuestión de igualdad entre hombres y mujeres en el marco de los ODS : mejorar la participación económica de las mujeres a través del emprendimiento y el acceso al empleo; reforzar el acceso a los puestos de decisión en el terreno político y económico; combatir toda forma de violencia contra las mujeres, y finalmente, luchar contra los estereotipos y las normas.

Esa reunión ministerial es un punto de partida que permitirá tener una visión de conjunto de la situación de la igualdad de derechos de género en la región del Mediterráneo, y permitirá medir los avances realizados en relación con los objetivos internacionales.

¿Cómo está la situación actualmente en temas de estadística e igualdad de género?

Hay un déficit de estadísticas públicas. La recogida estadística es un ejercicio costoso, que consume mucho tiempo, y es complejo. Eso presenta muchos problemas, incluso en Europa, aunque algunos países obtengan mejores resultados que otros.

Para avanzar en el tema, una de las recomendaciones que hacemos es que se desarrolle un mecanismo de seguimiento, con indicadores, para poder realizar una evaluación de los compromisos contraídos en el marco de los ODS.

En estos momentos, estamos analizando cuáles son las necesidades y cómo podemos desarrollar lo que falta, especialmente con el programa MedStat, un esquema de cooperación financiado por la UE para los países del sur y el Este de Europa en asuntos de estadística.

(Ese programa) permite apoyar a los países en el desarrollo de sus herramientas estadísticas. Es un programa importante, ya que las estadísiticas son determinantes para lograr los ODS.

¡ La estadística es, sobre todo, un compromiso político¡ Es una inversión necesaria, pero costosa, que resulta difícil de defender en el presupuesto de un Estado. Nadie va a decir que su prioridad política son las estadísticas. Más allá de la cuestión presupuestaria, también hay un desafío temporal, ya que recoger información consume muchísimo tiempo.

Por Cécile Barbière (EA.fr) / F. H

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible