Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como RAFAEL FERNANDO NAVARRO

Gallardón parió a la mujer

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .- Gallardón no tiene pinta de Adán. Cambió la hoja imprescindible de parra por unos slips punto blanco que sujetan mejor eso que llaman paquete aunque nadie me haya explicado nunca por qué eso de paquete. Traje Emidio Tucci, gafas con cristal al aire y unas cejas que le sirven de tejadillo para días de lluvia. Se compró una sonrisa profidén entre tímida e hipócrita y unos andares de seminarista incapaz de masturbarse por aquello de la ceguera. Jamás cena queso ni duerme boca arriba porque le decían de pequeño que ese postre y esa postura inducían erecciones nocturnas y uno soñaba con muslos de amapolas y pubis maduros como cerezas y fresas dulces. Gallardón dice que sus hijos son un regalo de Dios (no se atreve a decir que son obra del Espíritu Santo porque recuerda los gemidos de la hija de Utrera Molina y aquel ruego de ella gritando “no te salgas, no te vayas”) Pero en sus ratos de oración y meditación olvida aquellos jadeos pecaminosos y ll

Soy cualquiera

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro. -  Es difícil ser un hombre o una mujer cualquiera. Llamarse Pedro, Paco o Pilar es nombrar una grandeza honda. Tenemos a veces la impresión de que sólo los banqueros, políticos, empresarios, adinerados son los importantes. “Es de buena familia” se decía para significar que alguien había nacido en una cuna acolchada con dinero, abrigada con dinero. La reunión, decimos, estaba plagada de grandes personalidades, es decir, de gente con un DON delante, con apellido medieval y sobre todo billetera abultada. Llamarse Pedro, Paco o Pilar es vestido de oficina disimulado de colonia Paco Rabanne, traje de rebajas-corte-inglés o grasa de taller mecánico y andamio con bocadillo de doce y piropo a un culo muy culo. Pero hay también hondura porque la dignidad no es patrimonio de billetes de quinientos, sino de actitudes que trascienden hacia la altura humana de ser lo que somos en profundidad. Y sin caer en demagogias fáciles, me atrevo a decir que hay mucho D

Veinte años

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .-  Veinte años son nada. Sale sola la voz tanguera. Carlos Gardel al lado, desde la garganta de cada cual. Carlos, el del lumfardo bonaerense, desde el vientre mismo de su Calle Corrientes, diciendo que veinte años son nada, que feliz la mirada. España está deshuesada. A trozos cae su carne, su historia, su ayer. Hemos dejado de ser país para convertirnos en una reunión clasificada de escombros. El hambre, el paro, la desnutrición, Caritas supliendo a la justicia, los dependientes, las pensiones, los enfermos, las familias desgajadas, los viejos como asilos donde llena el estómago el hijo de cuarenta y ocho. Sí, estamos clasificados. Estamos en orden. A los políticos les preocupa mucho que seamos gente de orden. Por eso nos prohíben salir a la calle, convocar manifestaciones, protestas. Por eso ponen cuchillas que muerden la carne negra, el sudor negro. Por eso procuran que los pobres sean más pobres, para que no tengan fuerza ni para reclamar su

Democracia y dictadura

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.-   Era cuando entonces. Cuando estaba él. Cuando vencido y derrotado el ejército enemigo. Cuando se hizo el hambre y el luto para siempre. Cuando las bocas sorbían sopa de castañas y disputaban las bellotas a los cerdos. Cuando los cubitos de caldo, el queso butano y la mantequilla americana. Era cuando entonces y duró cuarenta años. Hasta ayer casi. Hasta antes de ayer a lo mejor. ¿Hasta hoy, se pregunta uno de vez en cuando? ¿Hasta ahora mismo? ¿Hasta mañana? Y todo es tal vez, quizás, a lo mejor. Porque se intuye, pero no es ciencia, Se palpa, pero puede engañar la apariencia. No sé, pero en esas estamos, como cuando era entonces. Los dictadores son así. Son corrupción porque de una corrupción absoluta brotan. Existen porque se engendran a sí mismos en un acto de podredumbre plena, en los basureros de la historia. En las dictaduras no se da la corrupción. Son corrupción en sí mismas, porque surgen de la sangre de cesáreas, no de alumbramiento

ESPAÑA - ¿Ha fracasado la democracia?

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro. -  Creo que cumple treinta y ocho. Tiempo insignificante en la longitud de la historia, pero una madurez hermosa en la vida de cada ser humano. Y nuestra democracia los cumple alrededor de estas fechas. Madura para muchos de nosotros porque nuestra vida se resuelve en un reloj pequeñito, en un puñadito de arena que baja para no volver a escalar la transparencia del cristal que la contiene. La empezamos entonces, cuando El Pardo de las firmas de sangre se convirtió en turismo de la historia, de la ignominia, de la esclavitud. Uno se encontraba la libertad por las aceras y la invitaba a café como una amiga recién aparecida después de muchos años. Y empezamos a sentir que la historia era tu hechura y la mía y la de todos. Había que extraer el tesoro que el despotismo había arrojado al fondo de la vida. Costó mucho. Había que legislar las redes para que no sufriera el pecio. No se consiguió todo, pero fue lo que fue y a lo mejor lo único que pudo h

Lo humano

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .-  17.11.13.    El Papa Pablo VI se presentó hace unos años en la sede de Naciones Unidas. No vengo –dijo- como representante religioso, ni como depositario de una fe en un dios concreto, ni como jefe de un estado pequeño, ni como portador de títulos que me responsabilizan ante todos vosotros. Vengo como “experto en humanidad” La ciencia ha avanzado en una carrera que deja atrás el ayer cuando apenas hemos llegado al hoy. Es una velocidad de vértigo. Veía hace poco la preconización de la posible reproducción de miembros humanos a partir de un número de células en una copiadora capaz de fabricar en tres dimensiones. Disculpen si mi descripción no se corresponde con la exactitud que debiera. Uno es lego en muchos campos, en casi todos. Sólo quería dejar patente que a veces sólo hay que soñar para que lo inimaginable sea realidad, para que la utopía camine por las aceras del mundo. Los avances científicos parecen humanizar la vida de los seres h

ESPAÑA - Sumisión

* elmercuriodigital.es 12.11.13.  OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.-   El arzobispo de Granada, Javier Martínez, ha prologado un libro escrito por la periodista italiana Constanza Miriano CASATE Y SE SUMISA, es el título, tan atractivo como despreciable, de esta escritora emparentada con Pilar Primo de Rivera y cuya visión se hunde en los principios fundamentales de aquel inmovilista movimiento de Falange y del Franco golpista. Un libro-programa para cumplir por la mujer que se casa. Si el recato, la santa pureza, la falda a media pierna y el escote en los ojos debe ser la conducta de la mujer soltera, virgen y mártir, el de la mujer casada consiste en sumar a las anteriores coordenadas, la obligatoriedad de abrir las piernas cuando el macho tenga apetencias de reproducirse sin que ella disfrute de su sexo, y de planchar, cocinar, zurcir calcetines y proporcionar calzoncillos limpios los sábados. Y todo este paquete de cualidades femeninas envuelto en la sumisión por la cual re

Dignidad

*7.11.13. OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro. -   Es lo primero que desean aplastar los dictadores: la dignidad de un pueblo. De ahí esa ostentación de poder, de armas que pueden inyectar el miedo, de ejecuciones sumarísimas, de sometimiento a la bota-tanque con espuelas que se clavan en los ijares. Saben que la dignidad está en los sótanos del alma y se adentran en la intimidad. Destruyendo es pilar básico, conseguirán la rendición de todo lo que está edificado sobre esa sangre que vivifica y hace que el alma se rebele. Dadme una dignidad muerta y reduciré a escombros todo lo que la persona es. Los cálculos de sometimiento siempre se hacen sobre la resistencia de la dignidad. La aniquilación de un ser humano como un todo es directamente proporcional a la destrucción de su dignidad. Lo saben los golpistas y están al acecho. Pero no siempre el ataque a la dignidad viene de sables y pistolas con cachas relucientes. Hay formas más elegantes de ejercer la dictadura. Las laureadas han

ESPAÑA - Cuchillas

*3.11.13. OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro. -  Las hubo antes. Volverán a implantarse. Sembrarán cuchillas en la valla de Melilla. Para recoger una cosecha de sangre. Después tirarán esa cosecha de sangre a la basura porque la han destilado emigrantes, estómagos huecos, hambre en los ojos, con la esperanza perdida en horizontes imposibles. Desesperación maciza, como cemento, como desengaño vital, como granito oscuro, muy oscuro. Melilla es una frontera entre el hambre, la miseria, el olvido y el sobrepeso, los yates y un mar supeditado al antojo de veraneantes nórdicos, rusos con cuentas corrientes, joyas, playas propiedad privada y hoteles con putas de alto standing. Huelen a chanel las ingles y a dólares los testículos erectos de viagra. No caben los pobres. Ni siquiera sabrían abrir una puerta con un plástico plagado de claves. Las conoce el blindaje y se rinde para que la cama se abra y forniquen la billetera y la piel morena de verde luna. Las hubo antes, dicen. Las supr

ESPAÑA - Insaciables

29.10.13. OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .-   El ser humano es una infinitud. Su sed perdurable no aspira a más, sino que encarna una consecución para llenar ese abismo que somos. Así es la humanidad. Otra cosa son sus circunstancias, esas que le llevan a circunscribir la existencia dentro de unos parámetros opresores que impiden la dilatación de las aspiraciones humanas. El término “crisis” ha debido ser el vocablo más repetido de unos años a esta parte. Mercados, deuda, prima de riesgo, déficit. Todo nos ha llevado a resumir en una sola palabra la conjunción de la estafa nacida financieramente y extendida hacia todas las latitudes humanas para inundar de miseria a los que siempre debe afectar por mandato de los poderosos. Porque está claro dónde se origina esa crisis y está patente a quien atropella en su loco caminar hacia lo que llaman recuperación. “El gobierno no ha efectuado recortes, sólo ha llevado a cabo reformas” Y para que la calle asienta a este aserto, se ha re

ESPAÑA - Crueldad

22.10.13. OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro. -   Uno anda perdido entre primas de riesgo, mercados, FMI, BCE, deuda, Merkel. Y esa perdición se culmina cuando Rajoy, Montoro, Soraya, Báñez, Mato o Botín se ponen al frente como guías espirituales que deben devolvernos al estado primitivo de un bienestar circunstancial y necesariamente desguazado por culpa de la crisis. Presidente, ministros y banqueros van por ahí con la alegría colgada como salvoconducto que convoca el capital extranjero para que acuda a España por su nivel competitivo a base de rebajar salarios, derechos laborales y sociales. Es el estraperlo de la falsedad y la mentira. En dos mil diez Zapatero comprometió al país en el pago de la deuda y plasmó esa obligatoriedad en la mismísima Constitución. Para dar cumplimiento al derecho constitucional a la vivienda, a un trabajo, siempre se encuentran excusas para demorar ese mandato. Pero el compromiso de pagar la deuda con preferencia sobre otras obligaciones, nos ha lle

Treinta kilos

06.10.13. Por Rafael Fernando Navarro .-   La muerte le pesaba treinta kilos. Treinta kilos le pesaba la vida. Treinta kilos el hambre, la soledad, el silencio, el abandono. Allá, por Sevilla. Donde la elegancia se hace giralda y el Guadalquivir cintura para el oro de una torre. Para una Maestranza de mujeres con claveles y sombreros de ala ancha. Qué hermosa Sevilla. Estrecha por Placentines con Cachorros a medida, con Macarenas de lujo, con Trianas morenas de verde luna. Allá por Sevilla. Con comedores del hambre, con hospitales de bronconeumonías, con pobreza de guitarras cantando a la muerte y a la vida porque en Sevilla hay un derecho a copla en el Patio de los naranjos y en los Alcázares con huellas de reyes magos. Allá por Sevilla. Murió un muchacho cualquiera. Treinta kilos de muerte como herencia de treinta kilos de vida. Kilos de asco, de inmigración, de ilegalidad porque el hombre con papeles es un ciudadano como dios manda. Y dios manda mucho en la Sevilla.-semana-santa,

No soy economista

30.09.13. OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .-   No. No soy economista y me siento orgulloso de no serlo. No me apetece pertenecer a ese grupo de personas que sólo definen el pasado en cuanto pasado, a ese otro grupo que predice un mañana dictado por el gobierno de turno para engañar el futuro. Ninguno de esos grupos tiene el más mínimo interés por lo humano en cuanto protagonista de la historia. Los medios de comunicación hacen que uno se acerque cada día a numerosas tertulias. Y dada la situación actual, nunca falta un economista real y algunos periodistas capaces de hablar de todo, hasta el punto de lanzar dogmas lo mismo sobre la situación del carbón en España que sobre la herencia genética de las ballenas, sobre las bondades de una subida de la luz que sobre las maldades de la fecundación in vitro. Confieso que me siento abrumado por el saber pluridimensional de ciertas voces. Me evito el trabajo de citar nombres concretos porque evidentemente todos tenemos ciertos rostros e

ESPAÑA - El aire tiene un precio

26.09.13. Por Rafael Fernando Navarro .-   Ser viejo o enfermo es un delito que debe ser castigado con un plus de pena sobre el que sufren los ciudadanos por el hecho de serlo en este país. En un mundo arrodillado ante el becerro de oro, los seres improductivos no tienen cabida. Si somos seres para la muerte, tanto viejos como enfermos, se acercan a su vocación última. Y ciertos elementos sociales están dispuestos a hacer cumplir esa llamada definitiva del tiempo. Durante sus vidas laborales tanto viejos como enfermos han ido acumulando ahorros para instalarse en la alegría de vivir como jubilados o para paliar los dientes clavados del dolor. Pero llegado el momento, los plenamente vivos, se enroscan sobre su propio egoísmo y comienza el desprecio por los derechos adquiridos y pagados de antemano. Los jubilados verán estafado su dinero. Alguien entra en la casa de su alegría y les arranca los galones de veteranía, los ata al abandono, al desprecio, les roba su colección de arrugas con

ESPAÑA - Democracias dictatoriales

*La democracia fue la resurrección crecida sobre el estiércol de una dictadura muerta... 22.09.13. Por Rafael Fernando Navarro .-  La democracia fue la resurrección crecida sobre el estiércol de una dictadura muerta. Nos pusimos de pie sobre la Plaza de Oriente, sobre súbditos con saludo fascista, generales mordiéndose guerras, con lágrimas escondidas “porque los hombres machos no deben llorar”. Sacaban brillo a las pistolas, ensayaban tiros de gracia por si acaso, pensaban paredes de cementerios, a las afueras, para disimular la muerte y asistir de rodillas a la misa de doce. Y a lo mejor otra vez la cruzada bendecida por el Papa, contra los comunistas enemigos de Dios. Y ellos, con sus fajines y condecoraciones, tienen que salvarlo de las hordas judeomasónicas porque él, no cabe duda, perteneció al bando nacional. Pero la democracia había crecido agazapada, exiliada, desterrada. Anduvo por México, Por Argentina, por Francia anduvo. Se fue haciendo mayor y ahora empujaba la matr

ESPAÑA - Un hombre, por favor

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .- Gallardón repartía carnets de mujeres plenas en la boca del metro. Gallardón siempre ha sido selectivo y elegía a unas despreciando a otras. Tocaba los vientres y si alguien respondía en su interior so lo colgaba a hombros y lo llevaba al altar de la plenitud. Tú eres madre y sobre ese vientre maternal edificaré mi ministerio. Se abrochó la chaqueta, manipuló el micrófono erecto y pronunció su frase de fiscal bajo la toga de sus cejas blancas. Sólo es plenamente mujer la que ha sido madre. Descansó su cabeza agotada de tanto pensar y agradeció con un orgullo disimulado el aplauso de hombres y mujeres del Partido Popular. Incluso las gaviotas solteras que no abrieron nunca de par en par sus alas para dar cabida seminal a la pasión masculina, aplaudieron porque su virginidad era fecundada por Rouco Varela, con promesas de ángeles sin sexo en el más allá de un cielo sin piel que llevarse a los besos. Fue al médico. Quería ser madre. Recéteme un hom

Renacimiento

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .- El Renacimiento supuso una supremacía de lo humano sobre lo divino. Lo terrenal se constituía como un valor en sí mismo. Dios pasó a un segundo plano y las deidades se relegaron a programas salvíficos más allá de las fronteras de tiempo. El teocentrismo dejó paso al antropocentrismo. El mundo cambió su movimiento de rotación y se empezó a observar la historia como el quehacer de los que hasta entonces habían sido subyugados por la tiranía caprichosa de los dioses. Hasta entonces todo acontecimiento venía fundamentado en la voluntad soberana de Dios. Nada acontecía sin su consentimiento y como expresión de su voluntad soberana, absolutista y dictatorial. Surgió un laicismo embrionario. El hombre era el dueño de su propio destino, resultado final de su propia voluntad, de su libertad para ejecutar la empresa de su humanidad. El laicismo no incluye un ateísmo. Es más bien la liberación de un determinismo divino que se impone desde fuera, que predeterm

ESPAÑA. Hasta que las urnas nos separen

OPINIÓN de Rafael Fenando Navarro .- Franco llegó a finales de sí mismo. Lo enterramos fuera de la historia y el camino de la libertad se hizo tarea. Suárez venía del ayer pero se empeñó en inaugurar un mañana. Y echamos a correr alegría abajo, Constitución abajo, derechos fundamentales abajo. Nos dedicamos a inventar el futuro, a adueñarnos de nuestro destino, a sentirnos insustituibles en el quehacer. Nadie podría usurparnos nuestra capacidad de decisión. A nadie, ni siquiera a los que eligiéramos, le entregaríamos lo que sólo a los ciudadanos corresponde en propiedad inalienable. La democracia es el poder del pueblo. Deberíamos clavar este cartel por todas las esquinas, en todas las puertas ciudadanas y en los balcones de los gobernantes. De esta forma nadie podría hacer dejación de sus dominios y ningún poderoso podría apropiarse de lo que sólo le ha sido entregado en calidad de administrador. No debo esconder la solidaridad de cooperar al bien de la comunidad, ni “los de arri

ESPAÑA. Soy un delicuente

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .- Cuesta Trabajo mirarse al espejo y aceptar el propio rostro. Vas por la vida sombreado de misterio, soportando la interrogante abierta y nunca cerrada por la respuesta, con tu complejo de bondad, de hermosura, de vocación de entrega, y de repente te miras al espejo y llegas a una dura conclusión: soy un delincuente. A lo mejor tu amante, tu amigo, tu hijo se inclinan ante ti y agotan el diccionario ensalzando tu valía. Pero el espejo es neutral, como dicen que es la justicia, Hacienda o la muerte que nos nivela a ras de intimidad nunca confesada. El espejo pasa por encima de tu pelo, de tus ojeras medias lunas, de tus labios perfilados para el beso y te lo grita hasta la afonía de su luz superior: es usted un delincuente. Vivimos una democracia. La inauguramos un día allá por el setenta y tantos. Llenamos las aceras de urnas y fuimos metiendo nuestra voluntad de gobierno por una ranura estrecha, como en una hucha de libertad, para que nadie volvie

ESPAÑA. La maleta de cartón

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro .- Lo ha dicho González Pons: Trabajar en Berlín es como trabajar en España porque Europa es la patria común. Pons construye frases ingeniosas hasta para pedir filetes en el supermercado. Pero el ingenio no pasa a veces de ser una estupidez elegante. A uno ya le corre vinilo por la venas y vivió el entonces cuando todo era entonces. Ayer tal vez. Tal vez antes de ayer. Apostado Franco en el Pardo y España en el punto de mira. España con los ojos vendados y un cigarrillo de orgullo dispuesta a ser fusilada al amanecer. Entonces Alemania, Bélgica, Holanda no eran patria. Eran sólo exilio, expatriación, destierro, emigración. No estaba González Pons para hacerle frases al caudillo porque el caudillo prefería las balas a las palabras. Llevaban las lágrimas en una maleta de cartón. Se dejaban atrás los besos, las noches de orgasmos sobre colchones de hojas de maíz, la camisa limpia de los sábados y la misa de siete para que tuviera constancia el señorito d




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible