23/1/12

"Lo indignados proponemos la creatividad social". Entrevista a Gregorio Santos Guerrero, presidente del gobierno regional de Cajamarca (Perú)

Por Jorge Zavaleta Alegre
“Ser comunero significa tener una identidad propia, una relación con los medios de producción y con la misma comunidad que llena de amor a la tierra, a la naturaleza, a la sociedad en general y que busca ideales de igualdad y de justicia”, expresa Gregorio Santos Guerrero, presidente del Gobierno Regional de Cajamarca, elegido hace un año con el 69% del voto campesino y ahora promotor, junto con destacados intelectuales como el politólogo latinoamericano Sinesio López Jiménez, de un modelo de desarrollo económico y social que estimula la asociatividad y la creatividad del poblador rural que reemplace la economía primaria exportadora minera y agotable, que solo alienta el consumismo extremo, fácil, pasajero, destructor ambiental y generador de más pobreza. 

“He sido profesor, docente de escuela durante 14 años. Desde mi juventud me he ligado a los movimientos sociales, como sindicatos, Frentes de Defensa y especialmente a las Rondas Campesinas, que está articulada en una Central Única Nacional, y de la cual fui su Presidente”, recuerda Santos Guerrero, al terminar una jornada con la prensa internacional. Ligado a la izquierda desde 1980 en que votó por Alfonso Barrantes Lingán, candidato a la Presidencia de la República, “soy militante de Patria Roja, he trabajado en mi provincia de San Ignacio y ahora en la formalización de un movimiento político nacional, que articule las voces y la acción de destacados intelectuales y gobiernos regionales”

Considera que es necesario plasmar la articulación del movimiento social nacional, porque es una aspiración y hay varios dirigentes que confirman esta tarea pendiente.

-¿Cómo piensa cambiar ese modelo por otro que satisfaga las demandas de amplios sectores populares?

-Gregorio Santos Guerrero. Tanto escuché pregonar a los líderes que los he visto pasar: Barrantes (fallecido alcalde de Lima), Henry Pease (en la academia universitaria), Horacio Zevallos (dirigente magisterial), Luis Moreno, Carlos Tapia y otros. Desde hace un año en la presidencia del Gobierno Regional de Cajamarca estoy proponiendo un modelo de desarrollo sostenible. La política en el Perú muestra que dicen en campañas parecen ideas coherentes, pero en el gobierno renuncian a sus propuestas y se juntan a las iniciativas aparentemente más fáciles.

Tengo la necesidad de ser coherente, asumir el reto de unir la teoría a la práctica, como Mariátegui que reunió la teoría a la acción.

Estoy sintiendo que no es fácil llevar adelante por la arremetida de las fuerzas mediáticas más grandes del liberalismo.

-¿Cuáles son las matrices del modelo de desarrollo regional de Cajamarca?

GSG. Mi región históricamente es la segunda capital del Tahuantinsuyo cuando empieza su destrucción con la captura de Atahualpa y la expansión a todo el país y toda América. Reflexionando sobre esos antecedentes, en Cajamarca debe empezar a florecer un modelo distinto a un enclave minero. La aurífera Yanacocha llegó, engatusó a los campesinos, compró la tierra al precio que pudo y quiso y se apropió de todo un espacio gigante para destruir la comunidad campesina y arrasó con todo y empezó su proyecto.

Un modelo primario exportador, es patético, aleja al campesino de su chacra y lo traslada a otros escenarios que la mina genera, donde el dinero lo es todo. Vemos como la gente ha derivado a los servicios, a la dependencia del mercado, como una droga.

-¿Algunas referencias o logros de su propuesta en marcha?.

-GSG. Ochocientos treinta millones que ahora disponemos los estamos orientando a proyectos de inversión de riego tecnificado y mejoramiento de suelos. Ese riego necesita de canales y asistencia para llegar a la chacra del campesino y así mejorar la producción. Hemos encontrado que el poblador del campo requiere de una nueva modalidad de asociatividad. Si un campesino tiene una, dos o tres hectáreas, no será rentable su producción. La propuesta involucra la asociación y encontrar mercado para lograr una economía agroexportadora y de desarrollo del mercado interno.

En el primer año de gestión hemos conformado cinco cooperativas de productores campesinos asociados que están dedicados a la promoción de la caña, palta, cuy, papa, leche. Queremos impulsar las cadenas productivas, sobre lo cual ya existen teorías. Buscamos que la asociatividad de los productores vaya con el apalancamiento de una banca crediticia regional.

Esa indispensable atención crediticia al pequeño agricultor va acompañada de un renacimiento de la voluntad de asociarse, que no existía hasta hace una década. El crédito tiene una limitación en el Ministerio de Economía y Finanzas, en el Estado, porque los Gobiernos Regionales, no pueden mover recursos que no estén en el Banco de la Nación, y necesitamos la participación de un banco privado. Estamos trabajando una norma que nos faculte operar de esa manera, porque la norma existente ya perdió vigencia.

Estamos por un fondo de apoyo y apalancamiento a la creatividad agraria, al emprendimiento agropecuario. Hay un avance importante.

-¿Qué falta para concretar ese retorno al desarrollo rural?

-GSG. Falta que el Ejecutivo y Legislativo pongan en vigencia la norma que la Banca Regional pueda crear la banca de apalancamiento agropecuario como un mecanismo directo y concreto a enfrentar la pobreza rural. Eso supera al asistencialismo de donar alimentos, por ejemplo al programa Juntos de entregar 100 soles, si se pone en valor la capacidad del campesino y de la familia para impulsar un modelo de desarrollo productivo.

Dos elementos más: el riego como motor. Tenemos 300 millones para invertir en riego tecnificado y que todas las tierras no aptas para café y otras pueden pasar a ser áreas forestadas con plantas nativas o frutales.

Esta visión integral está llevando a que el médico, el profesor puedan señalar que la buena salud y la capacidad para salir de la pobreza está asociada a la capacidad productiva, a la capacidad de negociación en los mercados. Bien asociado, buena asistencia técnica y crédito le va a permitir acceder al mercado e ir saliendo de la pobreza. No queremos los tiempos del fujimorismo que donaba recursos y enseñó a extender la mano, restando la capacidad creativa al campesino en la gestión y la modernización de su territorio.

-¿En este nuevo escenario la minería tiene espacio o no?

-GSG. Cuando se fortalece la asociatividad, la minería no cabe. Cajamarca ya tiene cuatro proyectos mineros, como están operando, consideramos importante que sigan, para el apalancamiento, aunque se está sacrificando el impacto ambiental. Hemos considerado que los proyectos Yanacocha y otros tres ya establecidos cumplan con la debida responsabilidad social y no con regalos.

La minería tiene que pasar por el respeto del territorio. Nosotros hemos terminado con el instrumento de zonificación económica, que nos determina la potencialidad del territorio, cuáles son aptos, incluyendo la minería.

Allí viene el costo beneficio. Cuánto, en qué tiempo el proyecto es más beneficioso para la población, para las familias, para la región. De aquí a 100 años seguimos o nos dedicamos a cambiar el modelo de desarrollo.

Resulta que la producción de los frutales, la madera, la pisicultura, la acuicultura son más rentables que las actividades mineras. Así vemos la dinámica del mundo.

Si el mundo se guía solo por los minerales, de dónde vienen los alimentos. Se habla de China, de Europa y vemos que por la calidad de nuestros ecosistemas, nosotros podríamos ser una potencia en productos ecológicos para esos mercados y para el consumo regional, local, familiar.

A la minería, en este momento, se le va agotando los espacios cada vez. Considero que ha llegado el momento, casi el fin de un modelo extractivista irracional. Creo que los espacios donde la minería quiere ubicarse están cerrados para continuar con una minería cielo abierto y con cianuro.

Veo que los países vuelven con fuerza al cuidado de la biodiversidad, a valorar el recurso hídrico, a valorar la voluntad productiva que siempre tuvimos como peruanos y como cordillera.

Se nos dice que nuestra alternativa es difícil. Por cierto, la minería llega hoy, mañana comienza a destruir los cerros, procesa una barra de oro y ya tiene dinero contante y sonante. En el otro modelo, hay que invertir más, invertir más conocimiento, hacer más sostenible y trabajar más.

-El modelo que usted promueve tiene que cambiar el concepto tan arraigado que los andes son depositarios de minerales, además demanda un soporte político, un amplio reconocimiento ciudadano, una profunda reforma del Estado

-GSG. Tuvimos enorme esperanza con el presidente Humala, donde la intelectualidad progresista se incorporó, para llevar adelante la gran transformación y crear condiciones previas para conseguir una economía más solidaria, sostenible.

El mismo habló de sentar las bases de un modelo transformador, modificar la matriz energética, modificar la economía primaria de exportación, pero ese ofrecimiento ha sido abandonado.

Entonces, la intelectualidad peruana y el pueblo peruano estamos decepcionados de lo que nosotros apostamos. Ahora existe un movimiento de voluntades, que ha comenzado a convocarse y a darnos confianza y señalarnos que es posible generar una corriente coherente, consecuente y responsable con los compromisos electorales, compromisos políticos y de campaña. Ese sector aún no tiene nombre y está corriendo en el país.

Hay varios intelectuales que han salido a la luz y a decir que ya nos hemos cansado de soportar a los caudillitos, caudillismos o caudillos.

-¿A qué intelectuales se refiere usted?

-GSG. Por ejemplo, al doctor Sinesio López Jiménez, reconocido investigador social que renunció a la asesoría de la Presidencia del Consejo de Ministros, y creo que al referirse a caudillos, a Humala, el partido no le interesa, tampoco el movimiento social. Lo que le interesa es el pensamiento pragmático del fujimorismo.

El hoy premier Oscar Valdés, es hijo putativo de Fujimori, como lo afirma el periodista César Hildebrandt.

Entonces tenemos esa corriente que la compartimos varios presidentes regionales como Vladimir Cerrón de Junín; de Lima provincias Javier Alvarado; Elías Segovia de Apurímac, que consideran un gobierno nacional articulado a un plan de transformación que respete la regionalización, la descentralización y que le dé un rol protagónico a la participación ciudadana, a la participación democrática de los Frentes de Defensa, de las Asociaciones Agropecuarias, Agrarias, Usuarios de riego. Vemos un movimiento patriótico que arrastre y que cambie el país.

Ese proceso estoy convencido que va a crecer y que vamos a poder contribuir. Si la lucha contra el proyecto minero Conga va a contribuir a un modelo de cambio y transformación, que sirva para ello.

Los peruanos, los intelectuales, con esa visión de país, de estadistas también van a ayudar. Las fuerzas progresistas al construir una fuerza política basada en un programa, en una estrategia de acumulación social, de acumulación política, levantarán un programa que mueva a la ciudadanía. Que el movimiento no dependa de un individuo. Si el individuo traiciona, el movimiento fracasa. Hablamos de una plataforma programática y unitaria que se encarne en nuestra sociedad.

-¿Hay, en efecto condiciones para articular ese movimiento?

-GSG. Si. Esperamos que la sociedad aprenda, saque lecciones y vea lo que ha pasado con Ollanta. No queremos ser los cargueros del oportunismo, de los que miran la coyuntura para aprovecharse.

Y no queremos ser los cargueros de aquellos cuya intención es llegar a ser presidentes y después abandonar el programa y sumarse a la mesa de los que antes tanto lo enlodaron.

-¿Qué acciones inmediatas para darle forma y bases a esas inquietudes políticas?

-GSG. Nosotros desde el Gobierno Regional estamos trabajando por la solidaridad para defender las competencias regionales. Tenemos que recurrir a lo avanzado que ya estamos trabajando en la etapa democrática, como Manuel Dammert que tenía una propuesta importante, y luego regresar por nuestras propuestas.

Otro tema es el agua. Buscamos ayuda a defender nuestra ordenanza 036 que señala que nuestras competencias regionales deben ser respetadas por el Tribunal Constitucional y nuestras fuerzas políticas para legislar en materia de agua, nuestros recursos hídricos.

El otro tema es que los Gobiernos Regionales deben ser respetados y no considerados simples tramitadores o mesas de partes. La comunidad solicita y el GR traslada la petición a Lima. Creo que este es un tema de fondo.

El movimiento progresista va a ayudar y encontrar dónde está el meollo, el referéndum constitucional, la nueva Constitución, la Constituyente o cuál es la reforma integral de la Constitución.

Porque el modelo de desarrollo alternativo, solidario humano, va a estar en base de un marco jurídico nuevo también. Porque esta Constitución de 1993 no da para más, es el pantalón que le permite moverse a las transnacionales con mucha comodidad. Esa Constitución les de la facilidad para abusar de los peruanos.

La nueva Constitución será la que ponga las reglas claras y que las empresas cumplan, donde la inversión privada que siempre será necesaria, que tenga las reglas claras y que nos deje una acumulación no solo de divisas sino de transferencia de conocimientos, de tecnología. Asimismo, sea ética y moralmente sostenible y que no corrompa al Estado y no trate de llevarse la plata en carretillas, producto de la evasión tributaria, producto de la muda de capitales. Una constitución que desea el pueblo, que Humala prometió y no la quiere hacer. Estas fuerzas sociales deben estar en condiciones de sumar y hacer posible.

-Le he escuchado su condena drástica contra Sendero Luminoso que estaría buscando retomar el pensamiento “Gonzalo”. Parece ser que un gran sector del país no se dio cuenta de lo que implicó la violencia de dos décadas o se espera, como especulan algunos psicoanalistas, que esa violencia tendría que haberse prolongado en el tiempo y en su acción destructiva?

-GSG. Todo ciudadano tiene el Derecho de buscar su expresión política. El tema está que tras la crítica de ese grupo “movadef” o como se llame, también se ocultan ideas reaccionarias, de ultraderecha, facistas, racistas. Porque también podría aparecer otro partido del sector de la derecha que estimuló para que haya ese terrorismo de Estado y nosotros lo hemos sufrido.

Considero necesario el debate sobre la política en el Perú. Los jóvenes de hoy no saben la historia política del país. Claro, Fujimori la desapareció de las universidades y de los colegios. Antes llevamos el curso de Ciencias Histórico Sociales, que comprendía la historia política de América, del Perú para conocer la historia de los partidos políticos y conocer la historia de los grupos terroristas.

La inscripción o no inscripción de un partido es una consecuencia. Todo ciudadano tiene derecho a formar partidos. Si estos partidos tienen alguna vinculación con Sendero Luminoso, el Jurado de Elecciones no lo inscribirá, pero en el fondo es necesaria una discusión abierta sobre la participación política de los ciudadanos. Los que quieran hacer política que lo hagan a través de partidos dentro del marco constitucional. Y allí se definarán, pero que renuncien a métodos terroristas es un avance. Es bueno que este debate se profundice.

-El liberalismo es una teoría obscena cuya práctica extrema ha destruido toda posibilidad de desarrollo integral de los países, inclusive la expulsión de sus mejores ciudadanos. ¿Qué hacer con esa quinta región que vive en el exterior y que supera los 4 millones de personas?

-GSG. En una conversación reciente un maestro nos decía que nosotros vivimos una crisis de civilización, una crisis del capitalismo mundial, que ya choca contra la existencia de la humanidad, que hace inviable la existencia del ser humano como especie superior.

Porque abastecer de alimentos para tantas personas en el marco del consumismo capitalista, va a ser sumamente difícil, complicado, si seguimos con ese estilo del carro último modelo, de la última computadora, de dónde va a salir tantas materias primas para los próximos cien años.

Las materias primas se van a agotar. El agua provocará guerras interminables. El mundo se gobierna ahora por quién conquista o maneja el recurso agua. No estamos reflexionando sobre la verdadera magnitud.

Nuestros compatriotas se fueron porque el salario y las formas de vida eran mejores y superiores en Europa y EEUU. Y encontraron que vivir en otro país es sumamente duro, es pasar a un modelo esclavizador, y que hoy con la crisis en el norte la gente está retornando a su país. Creo que para los 4 millones de peruanos que están fuera todavía hay espacio, si sabemos reordenar la economía nacional, si sabemos gestionar el territorio nacional, si sabemos valorar el patrimonio de la Amazonía. Considero que es posible construir un modelo de desarrollo alternativo, pero no con la agenda del neocapitalismo salvaje, sino bajo los principios de racionalidad y distribución justa de la riqueza, y de la adecuada gestión.

Los indignados del mundo vamos sumando. Somos la exclusión del sistema. Somos aquellos que el sistema nos ha sacado. Yo creo que el Perú con ese sistema que expulsa a sus compatriotas, que vende sus cerebros, aquel sistema que se organiza para mantener enferma a la sociedad, todos los días con noticias de muerte, es una sociedad que no va a resistir mucho tiempo. Entonces la responsabilidad moral de los intelectuales es esclarecer estos temas y llamar a un modelo racional y seguro que también habrá empresarios que quieren contribuir con él, porque aquel sistema no solo genera inseguridad jurídica sino enormes contradicciones que terminan en conmociones o en una explosión social. Y a ese campo no quisiéramos llegar.

-Todo indica que el gobierno, el Tribunal Constitucional y sectores patrimonialistas concurren hacia el desconocimiento de sus funciones. ¿Cuán grande e importante es el respaldo de sus electores?

-GSG. En realidad se generan incertidumbres, porque la presión política sobre el Gobierno Regional es fuerte y ha sido intervenido administrativamente. Políticamente, con la presión y la división gubernamental, con cinco ministros que van a Cajamarca y la Fiscalía de la Nación, nos indica que toda la maquinaria el poder está detrás de nosotros. La posición de la Confederación de Empresarios, del premierato, conduce a que los próximos meses sea “vacado”. Pero la historia de los pueblos la hacen los hombres y mujeres, y quienes queremos cambios tenemos que estar conscientes de los riesgos que se corren. Los riesgos son que podemos terminar en la cárcel, por atrevernos a cuestionar el modelo económico y al fujimorismo y terminar “vacado”. Para nosotros es una etapa más de la lucha y que marcará en todo caso un desafío también a los progresistas, a la propia izquierda, al propio movimiento social que tiene que dar un salto de calidad, programático.

Somos conscientes de ello. Con esa incertidumbre que generan las transnacionales y que manipulan todo, entonces la vacancia se daría en los próximos años. El gobierno también sabe el costo que le implica el debate que se ha abierto y vamos a explicar a todos los niveles de gobierno. No nos quedaremos con los brazos cruzados. Vamos a continuar, defendiendo competencias regionales, el fuero local, regional y también el fuero congresal y que el presidente de la república cumpla su palabra, con su responsabilidad política.

El gobierno debe saber respetar las diferencias. No hay la llamada mesa del desarrollo regional. Ese acuerdo del desarrollo regional lo estamos debatiendo el gobierno regional y los alcaldes. Lo que señala el premier es unilateral, está deslegitimado. Nosotros hemos presentado una propuesta y estamos esperando que se tome en cuenta nuestro punto de vista.

-La revolución francesa rescata a la familia como esencia de la sociedad. ¿Su familia lo respalda?

-GSG. Toda la familia, mi esposa, mis cuatro hijos, la abuela, los suegros, todos nos apoyan.


*Cambio 16

0 elmercuriodigital.es :

Publicar un comentario en la entrada

- EL MERCURIO DIGITAL - Comentarios