Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como EMILIO CAFASSI

Macrismo y miseriometría

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Unos dos meses atrás, publiqué en este mismo medio un artículo que titulé “Argentina: la Venezuela del Sur” en el que resaltaba un conjunto de variables socioeconómicas de la gestión de Macri que sólo diferían en magnitud de las mismas que lamentablemente exhiben la atormentada vida de las mayorías venezolanas.

El descabezamiento militar como primer paso

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El sábado pasado leí con sorpresa el artículo de Leonardo Haberkorn en el diario “El Observador” que alertó al Presidente uruguayo Tabaré Vázquez, derivando en la destitución de la mitad de los generales del país, el ministro y el viceministro de defensa, una medida que merece el mayor de los respaldos.

Alguien ausente en la marcha del 8 M también se ausentará de los cuarteles

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El Sr. Manini Ríos fue hasta el martes comandante en jefe del ejército uruguayo. Hoy es otro. La razón es que sostuvo, entre otras provocaciones, que la justicia se apartó de “los más elementales principios del derecho” ya que los militares eran juzgados “sin las garantías del debido proceso”.

Ayuda (in)humanitaria

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Además de los azotes que la naturaleza reparte por diversas zonas del planeta con consecuencias sociales devastadoras en las esferas habitacional, alimentaria y sanitaria, el capitalismo (que no tiene nada de natural) produce efectos proporcionales en segmentos considerables de las sociedades.

Desarmar la Trumpa a Venezuela

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Si la opción fuera exclusivamente Maduro o Guaidó no debería siquiera continuar con estas líneas. Es tan obvia la opción por el primero que esta revista ahorraría papel y el lector el tiempo que me dedica. Pero la disyuntiva es una falsa encerrona producto de simplismos contrapuestos, incapaces de disimular los intereses y alianzas que representan. No están en juego formalidades legitimantes sino la explicitación y resolución de una crisis en todas las esferas de la vida social, es decir política, económica, cultural, ética que no puede soslayarse y menos aún podrá ser resuelta por un ignoto payaso cuyos mohines se proyectan y ensayan en Washington.

De Rosa a Simone: un siglo de inacabadas luchas

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Exactamente un siglo atrás era asesinada Rosa Luxemburgo en Berlín por la Socialdemocracia (SPD) que ayudó a construir, antes de alejarse de ella frente a las genuflexiones imperial-chauvinistas de apoyo a la primera guerra mundial. También cayó su compañero Karl Liebknech con quien fundó el periódico La bandera roja, además de la Liga Espartaquista (no es casual ni infrecuente que los periódicos y revistas deriven en la formación de grupos políticos) embrión de lo que luego sería el Partido Comunista Alemán (KPD).

El reposo en las sombras de la ideología

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- La asunción y primeras medidas del gobierno de Bolsonaro en Brasil, invitan a una reflexión que excede la concepción teórica y política de la ideología para acercarnos -no sin alarma- a cambios importantes en los énfasis de la subjetividad de los dominadores. Es mucho más sencillo desmentir la retahíla de boutades y disparates conceptuales de su discurso de asunción que comenzar a alumbrar la silueta deforme del engendro humano deshumanizado que representa.

Un tranvía llamado desafío

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El Palacio Peñarol se fue llenando desde muy temprano en la mañana del domingo. Como si las 12 o más horas de trabajo en comisiones de la jornada previa, lejos de extenuar, hubieran renovado energías y entusiasmos.

El estadio de las utopías

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Este fin de semana el FA celebrará algo más que un rito y cumplirá mucho más que una formalidad, a pesar de practicarlo con regular tradición. Dará fin a un largo proceso de elaboración colectiva del puntilloso programa de gobierno para el quinquenio que se sucederá a la elección presidencial del año entrante. Algo muy infrecuente -aunque no inédito- en las experiencias históricas de izquierdas y progresismos.

Mendacicracia y filtracionismo

OPINIÓN de Emilio Cafassi, Uruguay.- El Oxford Internet Institute venía poniendo el acento en el auge de la “post-truth” (postverdad) sobre la política, al analizar tanto el Brexit como el triunfo de Trump. Posa ahora su mirada prioritariamente sobre las “fake news” (noticias falsas) luego de analizar 2,5 millones de tweets y unas 7 mil páginas de Facebook concluyendo que sólo el 5% de los contenidos provenían de fuentes oficiales o de análisis de expertos.

Neofascismo e indiferencia

OPINIÓN de Emilio Cafassi, Uruguay.-  A medida que Bolsonaro va postulando su gabinete y Macri delimita el presupuesto para el año entrante y adopta medidas de urgencia ante del derrumbe catastrófico de la economía, más acuciante se vuelve el panorama para Uruguay porque las convergencias de fondo, tanto ejecutivas como metodológicas, no pueden ser eludidas enfatizando divergencias de forma o el pleno aislamiento del contexto.

Blindar Uruguay

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Brasil confirmó que los milagros no existen, aunque una enorme proporción de su población crea en ellos. La reducción de la diferencia obtenida en primera vuelta a 10 puntos no sólo no alcanzó para frenar el tsunami neofascista, sino tampoco para alterar el mapa de bases electorales de cada candidato. El PT tendrá 4 años por delante para poder hacer un examen escrupuloso de su trayectoria y sus gestiones de gobierno. Para reconstruirse y generar formas colectivas de ejercicio de los liderazgos a fin de no quedar expuesto a una única alternativa carismática.

Tristeza não tem fim, felicidade sim

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Una explosión de júbilo popular estalló acompañando los fuegos rituales que esparcieron sus destellos por los cielos urbanos aquel primer día del año 2003, los que por primera vez tuvieron motivos más hondos para alzarse a las alturas y resplandecer. Un aparente artificio, como aquellas bengalas, se hizo realidad cuando un obrero metalúrgico dejó su torno para pasar a esculpir artesanalmente y sin otro mecanismo que su voluntad y la de sus compañeros las más complejas e inéditas piezas indispensables para la reparación de la destartalada maquinaria política, económica y social de Brasil. El presidente ya no sería un académico, ni siquiera un universitario.

Dudas y certezas en el horizonte brasileño

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- La incansable campaña del PT brasileño intentando revertir en ballotage el funesto resultado de la primera vuelta, no está exenta de dificultades. La primera de ellas es la renuencia a debatir por parte de Bolsonaro con la pueril excusa de la recomendación médica que también se extiende a su candidato a vice, Mourâo, ya sin pretexto alguno. El rédito que les ha otorgado el juego mediático impulsado por el oligopolio comunicacional del que no debe excluirse a la radio y TV evangélica o las “fake news” en redes, prácticamente los obliga a eludir cualquier interposición de la razón en la escena. La segunda es la soledad en la que deben encararla.

Resistir la cruzada de Bolsonaro

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Un hedor político se instaló como densa niebla en Brasil prefigurando un futuro irrespirable. A las repugnancias pasadas y presentes por la magnitud y extensión de la corrupción de la totalidad del sistema político y empresarial se le sumará la fetidez cadavérica de las promesas de limpieza étnica, vindicta y exterminio que anuncian los vencedores. La nueva atmósfera política ya vino conformando tormentas neofascistas en EEUU y Europa, orientando luego la virazón hacia este sur. Hoy Brasil es el lóbrego escenario donde se cierne esta amenaza.

De los desafíos a las amenazas en el frentismo

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El Frente Amplio uruguayo (FA) enfrenta desafíos inmediatos que exceden la desembocadura electoral del año próximo, necesariamente reñida, como viene sucediendo en las últimas tres ediciones. No es exiguo el mérito de haber logrado trazar una clara frontera política entre progresismo genuino y derecha contumaz. Ni despreciables los borrones que, con el paso del tiempo, exhibe la línea divisoria.

La plutocracia represiva argentina

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Las imágenes resultan dantescas. Como con creciente frecuencia se verifica en la Argentina de Macri, aunque la barbarie armada no resulte exclusiva de este país austral. Represión indiscriminada, amedrentamiento, vallados y violencia física y simbólica, además de judicialización de la protesta. La plutocracia que ganó el poder político hace ya dos años no repara en el uso de la fuerza sobre cuerpos, conquistas sociales o derechos. Actúa como una empresa de demolición social organizada por gerencias llamadas ministerios a cargo de CEOs de grandes empresas y apellidos patricios. Nuevos y viejos ricos se apoltronan en la cúspide de un poder desde el que ordenan toda clase de esfuerzos y castigos sobre los estratos sociales más vulnerables, como señores de un feudo. La violencia del jueves pasado comenzó con el blindaje militar del Congreso ante el adelantamiento de una sesión de la cámara de diputados para discutir una ley de reforma previsional.

Las centenarias demandas insatisfechas a pesar del centenario de la revolución

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El próximo martes 7, se cumplirá el centenario de la más impactante e influyente revolución social del siglo pasado. Que se la suela llamar “Revolución de Octubre” es apenas una anécdota menor, aunque coherente con el atraso ruso que hasta allí utilizaba el calendario juliano, mientras toda Europa ya había adoptado nuestro actual gregoriano. Ni el mérito de ese monumental proceso histórico reside en haber saltado del 1 al 13 de febrero del año 1918, compatibilizando sus fechas con el mundo occidental, ni por ello se le puede atribuir el descrédito en el que su posterior devenir sumió al pensamiento y acción revolucionaria. Hasta la propia utopía se encuentra hoy cada vez más diluida. A lo sumo evoca un vago horizonte que connota mucho más la obstinación humana contra la resignación que una verdadera alternativa. Está en crisis y reclama urgente reconstrucción, erosionada por los fracasos fácticos. No sólo ella, sino un proyecto concreto de aproximación una …

Uruguay. Decreto superador

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Las crisis de todo orden -y las de tipo políticas en particular- además de padecerse permiten, al menos potencialmente, extraer conclusiones y pergeñar estrategias de superación. La renuncia del vicepresidente uruguayo resulta un indubitable ejemplo de tal crisis política. Sin negar particularidades y responsabilidades puntuales que el Tribunal de Conducta Política (TCP) del Frente Amplio (FA) señaló con particular detalle y contundencia, considero que se trata de una crisis heredada de lo que podríamos llamar la “vieja política”.
-

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible