Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como EMILIO CAFASSI

Un tranvía llamado desafío

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El Palacio Peñarol se fue llenando desde muy temprano en la mañana del domingo. Como si las 12 o más horas de trabajo en comisiones de la jornada previa, lejos de extenuar, hubieran renovado energías y entusiasmos.

El estadio de las utopías

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Este fin de semana el FA celebrará algo más que un rito y cumplirá mucho más que una formalidad, a pesar de practicarlo con regular tradición. Dará fin a un largo proceso de elaboración colectiva del puntilloso programa de gobierno para el quinquenio que se sucederá a la elección presidencial del año entrante. Algo muy infrecuente -aunque no inédito- en las experiencias históricas de izquierdas y progresismos.

Mendacicracia y filtracionismo

OPINIÓN de Emilio Cafassi, Uruguay.- El Oxford Internet Institute venía poniendo el acento en el auge de la “post-truth” (postverdad) sobre la política, al analizar tanto el Brexit como el triunfo de Trump. Posa ahora su mirada prioritariamente sobre las “fake news” (noticias falsas) luego de analizar 2,5 millones de tweets y unas 7 mil páginas de Facebook concluyendo que sólo el 5% de los contenidos provenían de fuentes oficiales o de análisis de expertos.

Neofascismo e indiferencia

OPINIÓN de Emilio Cafassi, Uruguay.-  A medida que Bolsonaro va postulando su gabinete y Macri delimita el presupuesto para el año entrante y adopta medidas de urgencia ante del derrumbe catastrófico de la economía, más acuciante se vuelve el panorama para Uruguay porque las convergencias de fondo, tanto ejecutivas como metodológicas, no pueden ser eludidas enfatizando divergencias de forma o el pleno aislamiento del contexto.

Blindar Uruguay

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Brasil confirmó que los milagros no existen, aunque una enorme proporción de su población crea en ellos. La reducción de la diferencia obtenida en primera vuelta a 10 puntos no sólo no alcanzó para frenar el tsunami neofascista, sino tampoco para alterar el mapa de bases electorales de cada candidato. El PT tendrá 4 años por delante para poder hacer un examen escrupuloso de su trayectoria y sus gestiones de gobierno. Para reconstruirse y generar formas colectivas de ejercicio de los liderazgos a fin de no quedar expuesto a una única alternativa carismática.

Tristeza não tem fim, felicidade sim

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Una explosión de júbilo popular estalló acompañando los fuegos rituales que esparcieron sus destellos por los cielos urbanos aquel primer día del año 2003, los que por primera vez tuvieron motivos más hondos para alzarse a las alturas y resplandecer. Un aparente artificio, como aquellas bengalas, se hizo realidad cuando un obrero metalúrgico dejó su torno para pasar a esculpir artesanalmente y sin otro mecanismo que su voluntad y la de sus compañeros las más complejas e inéditas piezas indispensables para la reparación de la destartalada maquinaria política, económica y social de Brasil. El presidente ya no sería un académico, ni siquiera un universitario.

Dudas y certezas en el horizonte brasileño

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- La incansable campaña del PT brasileño intentando revertir en ballotage el funesto resultado de la primera vuelta, no está exenta de dificultades. La primera de ellas es la renuencia a debatir por parte de Bolsonaro con la pueril excusa de la recomendación médica que también se extiende a su candidato a vice, Mourâo, ya sin pretexto alguno. El rédito que les ha otorgado el juego mediático impulsado por el oligopolio comunicacional del que no debe excluirse a la radio y TV evangélica o las “fake news” en redes, prácticamente los obliga a eludir cualquier interposición de la razón en la escena. La segunda es la soledad en la que deben encararla.

Resistir la cruzada de Bolsonaro

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Un hedor político se instaló como densa niebla en Brasil prefigurando un futuro irrespirable. A las repugnancias pasadas y presentes por la magnitud y extensión de la corrupción de la totalidad del sistema político y empresarial se le sumará la fetidez cadavérica de las promesas de limpieza étnica, vindicta y exterminio que anuncian los vencedores. La nueva atmósfera política ya vino conformando tormentas neofascistas en EEUU y Europa, orientando luego la virazón hacia este sur. Hoy Brasil es el lóbrego escenario donde se cierne esta amenaza.

De los desafíos a las amenazas en el frentismo

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El Frente Amplio uruguayo (FA) enfrenta desafíos inmediatos que exceden la desembocadura electoral del año próximo, necesariamente reñida, como viene sucediendo en las últimas tres ediciones. No es exiguo el mérito de haber logrado trazar una clara frontera política entre progresismo genuino y derecha contumaz. Ni despreciables los borrones que, con el paso del tiempo, exhibe la línea divisoria.

La plutocracia represiva argentina

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Las imágenes resultan dantescas. Como con creciente frecuencia se verifica en la Argentina de Macri, aunque la barbarie armada no resulte exclusiva de este país austral. Represión indiscriminada, amedrentamiento, vallados y violencia física y simbólica, además de judicialización de la protesta. La plutocracia que ganó el poder político hace ya dos años no repara en el uso de la fuerza sobre cuerpos, conquistas sociales o derechos. Actúa como una empresa de demolición social organizada por gerencias llamadas ministerios a cargo de CEOs de grandes empresas y apellidos patricios. Nuevos y viejos ricos se apoltronan en la cúspide de un poder desde el que ordenan toda clase de esfuerzos y castigos sobre los estratos sociales más vulnerables, como señores de un feudo. La violencia del jueves pasado comenzó con el blindaje militar del Congreso ante el adelantamiento de una sesión de la cámara de diputados para discutir una ley de reforma previsional.

Las centenarias demandas insatisfechas a pesar del centenario de la revolución

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El próximo martes 7, se cumplirá el centenario de la más impactante e influyente revolución social del siglo pasado. Que se la suela llamar “Revolución de Octubre” es apenas una anécdota menor, aunque coherente con el atraso ruso que hasta allí utilizaba el calendario juliano, mientras toda Europa ya había adoptado nuestro actual gregoriano. Ni el mérito de ese monumental proceso histórico reside en haber saltado del 1 al 13 de febrero del año 1918, compatibilizando sus fechas con el mundo occidental, ni por ello se le puede atribuir el descrédito en el que su posterior devenir sumió al pensamiento y acción revolucionaria. Hasta la propia utopía se encuentra hoy cada vez más diluida. A lo sumo evoca un vago horizonte que connota mucho más la obstinación humana contra la resignación que una verdadera alternativa. Está en crisis y reclama urgente reconstrucción, erosionada por los fracasos fácticos. No sólo ella, sino un proyecto concreto de aproximación una …

Uruguay. Decreto superador

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Las crisis de todo orden -y las de tipo políticas en particular- además de padecerse permiten, al menos potencialmente, extraer conclusiones y pergeñar estrategias de superación. La renuncia del vicepresidente uruguayo resulta un indubitable ejemplo de tal crisis política. Sin negar particularidades y responsabilidades puntuales que el Tribunal de Conducta Política (TCP) del Frente Amplio (FA) señaló con particular detalle y contundencia, considero que se trata de una crisis heredada de lo que podríamos llamar la “vieja política”.

De oficio

OPINIÓN de Emilio Cafassi, Uruguay.- Considero altamente probable -a la par que deseable- que la vida política uruguaya dé un cierto giro a partir del último dictamen del Tribunal de Conducta Política (TCP) del Frente Amplio (FA). Enfatizo este antecedente por sobre la posterior renuncia del vicepresidente porque considero que los sujetos, las personalidades y las trayectorias resultan hasta anecdóticas respecto a las estructuras colectivas y la institucionalidad, es decir a las reglas de funcionamiento de los dispositivos políticos.

Alucinación por cannabis del sistema financiero

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Los titulares de éste y todos los diarios del Uruguay, estarán hoy dedicados a la decisión que haya adoptado el Plenario Nacional del Frente Amplio uruguayo (FA) a partir de la recomendación del Tribunal de Conducta Política respecto al Vicepresidente de la República, cosa que a su vez multiplicarán ad infinitum los medios audiovisuales. Es muy probable que medios internacionales también se hagan eco, a pesar de la indiferencia silente que injustamente se cierne comunicacionalmente sobre la realidad uruguaya en la distribución informativa internacional. Pero cuando de escándalos o rarezas se trata, el amarillismo sin fronteras (geográficas o éticas) no suele desperdiciar oportunidades de negocio. Razones de organización del cierre del diario y mi propia distribución del tiempo me impiden referirme a ello, ya que al escribir estas líneas desconozco tanto esa resolución, cuanto el descargo que pueda haber hecho al respecto el propio Raúl Sendic, aún indirecta…

Ejemplificación académica de la debilidad progresista

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El programa único restaurador y excluyente de las diversas derechas latinoamericanas y sus apoyos imperiales, no se contradice con la plasticidad adaptativa a las circunstancias de cada estado-nación. Pueden apelar a los golpes de estado violentos como en Honduras (2009) o Venezuela (2002), a los golpes institucionales como en Paraguay (2012) o Brasil (2016) para no mencionar los intentos golpistas fallidos en Bolivia y Ecuador. No por ello desprecian la legalidad institucional participando en procesos electorales como sucedió por caso exitosamente en Argentina, aunque el viernes marchamos por la aparición de un desaparecido en la represión de una protesta mapuche. Tal programa puede contener tonalidades adaptadas a cada circunstancia, pero esencialmente es una ofensiva devastadora sobre las poblaciones y recursos naturales con sólida vertebración común.

Uso de efectivo y patentes de corso

OPINIÓN de Emilio Cafassi, Uruguay.- Me ha llamado particularmente la atención el incremento de mails recibidos a propósito de un artículo reciente en este medio sobre la ley uruguaya de inclusión financiera.

Libertad de evasión

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- El parlamento uruguayo se apresta a tratar uno de los proyectos más determinantes para el cumplimiento de las metas programáticas del Frente Amplio (FA), como es el proyecto de “rendición de cuentas” (conocido en buena parte del mudo como “ley de presupuesto nacional”) que el Poder Ejecutivo envió la semana anterior según la mecánica formal prevista. Debido a ello, el jueves pasado, la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados integrada con la de Hacienda, recibió al ministro de economía Danilo Astori. Inmediatamente la oposición salió a expresar su inveterada preocupación por el gasto social y el virtual déficit fiscal. Según el diario El Observador, el diputado del Partido Nacional Jorge Gandini sostuvo que la rendición “es engañosa porque lo que trae es financiamiento del gasto que se incrementa". Otro tanto hizo el diputado del Partido Colorado Conrado Rodríguez afirmando que "esta rendición sigue estando desfinanciada". Nada que …

Honestidad, legitimación e institucionalidad

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- No hace mucho, un amigo europeo relacionaba la corrupción en América Latina con el comercio internacional en una discusión informal. Le respondí que no descartaba que en ese rubro hubiera focos de corrupción. De hecho, en Argentina, hubo y posiblemente haya actualmente maniobras de evasión fiscal y especulativas por parte de los grandes grupos exportadores de commodities. En ocasiones el propio Estado estimula y consiente la evasión y el dolo. Sin embargo, le recomendé que dirigiera la mirada con mayor detenimiento hacia la obra pública y los diversos contratos celebrados con los Estados por parte de empresas privadas. Las prácticas corruptas requieren como mínimo de tres condiciones de existencia: el poder corruptor del capital, la venalidad de los funcionarios y la opacidad en la toma de decisiones. Casi inmediatamente después comenzaron a salir a la luz las confesiones de los más altos directivos de la empresa constructora multinacional Odebrecht (de ori…

Simulacros democráticos argentinos

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- Esta semana la política argentina ha vuelto a dar una verdadera exhibición de sus miserias. El jueves venció el plazo para presentar sellos partidarios para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), aunque sin candidatos ya que el procedimiento establece que serán formalizados 10 días después. A última hora se presentaron exclusivamente todas las opciones de alianzas y alternativas electorales que constituyen cientos en todo el país. Se trata de la primera escala hacia las próximas elecciones legislativas que renovarán parcialmente las cámaras. Sin embargo, el hecho de que se trate de nominaciones partidarias, antiguas unas y novedosas otras, no oculta los nombres de dirigentes que las proponen y organizan, ni los probables encabezamientos de las listas que se propondrán a la ciudadanía en menos de dos semanas. Una primera mirada necesariamente superficial de las alianzas conformadas en cada distrito, dejaría un sedimento de perplejidad ante…

Progresismo y anticorrupción

OPINIÓN de Emilio Cafassi.- La heterogeneidad y complejidad de la coyuntura política latinoamericana, no impide trazar algunas coordenadas analíticas groseras, aún con las desigualdades que cada país experimenta. Particularmente en lo que a la ofensiva derechista respecta. Tres grandes lineamientos ideológicos componen el trípode sobre el que asientan sus adaptaciones retóricas y énfasis a cada circunstancia y latitud. El primero refiere a la recesión o directamente la ausencia de desarrollo capitalista y el consecuente deterioro social. El segundo apela a la inseguridad y por último sobresale la recurrente denuncia de corrupción. Todas variables que en diversa proporción y magnitud pueden reconocerse en la discursividad hegemónica de la totalidad de los países, donde la maniobra ilusionista consiste en desvincularse de la propia responsabilidad en los problemas expuestos, atribuyéndoselos a las alternativas progresistas o de izquierda allí donde alcanzaron o mantienen el poder políti…
-

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible