Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como ILKA OLIVA

Zdravo

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Llevo mi bote lleno de monedas, estoy esperando en la cola para que uno de los cajeros me atienda y me los pueda cambiar por dólares. Esas monedas que uno va guardando del sencillo que se acumula en el monedero. Solo hay dos cajeros atendiendo y que también se turnan para ir a atender la ventanilla de los que van en automóvil: uno hindú que es nuevo y aun está aprendiendo y que por lo regular todo el tiempo se equivoca y nunca pide disculpas por las metidas de pata, aparte que es la lentitud andando; y otro latinoamericano muy amable pero que se mantiene como trompo porque los clientes latinos que no hablan español solo lo buscan a él.

Y sobre todo amor

Por Ilka Oliva Corado.- De pronto aparece un nubarrón y lo que es una mañana soleada de primavera se convierte en un típico día de lluvia de invierno, las personas corren despavoridas desde el estacionamiento hacia el supermercado; la precipitación es de tormenta, en segundos el cielo se oscurece y los goterones caen con fuerza como granizo.

En días de lluvia, como hoy…

Por Ilka Oliva Corado.- Sí, sí, sí, con regularidad humo mi habitación, como en esta mañana de lluvia de chipi chipi. El aroma de la hoja de Sage me hace recordar el olor de los poyetones encendidos en la Guatemala pueblerina.

El genocidio migrante del que no se habla

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Es curioso cómo funciona la doble moral del ser humano, docenas de periodistas se amontonan para fotografiar a quienes sin esperanza alguna abandonan Honduras, para buscar techo y comida en Estados Unidos, emprendiendo las famosas caravanas de una perenne crisis humanitaria. Pueblos que son objeto de las más turbias inspiraciones políticas de propios y extraños, pues son utilizados para que muchos allá digan que los van a invadir y muchos acá digan que se van por haraganes. O al revés, que unos acá digan que criminales buscan cruzar la frontera y otros allá digan que se van porque son delincuentes que huyen de la ley.

Las mujeres malas siempre son otras

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Hemos crecido en sociedades en donde los patrones patriarcales están enraizados de tal manera que nos amarran los pies y sin nuestro esfuerzo por soltarnos será imposible avanzar. Esos patrones nos dictan normas, una pauta a seguir que somos incapaces de cuestionar, este modelo viene con: estereotipos, racismo, homofobia, clasismo y misoginia de los cuales nos nutrimos muy bien todos los días desde el momento en que nacemos: en casa, en la escuela, en la comunidad, en el trabajo y; en la edad adulta inculcamos a nuestros hijos también y a todo ser humano que esté a nuestro alrededor. Estamos en el centro de una madeja de patrones patriarcales que no nos permiten ser, ni respetarnos ni respetar a los demás especialmente a las mujeres.

Más allá del folclore

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Si tan solo tuviéramos dos dedos de frente y con esto la capacidad básica de raciocinio, entenderíamos que los Pueblos Originarios lo son todo y que nos debemos a ellos, así hayamos llegado a la cúspide de la educación superior o de la falsificación: pues somos seres plásticos y de apariencias. Prioridades para muchos de nosotros que creemos que somos otro paisaje que está muy lejano de la raíz de la cepa de donde venimos.

City of Joy: mujeres sanando mujeres

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- En ningún tiempo de la historia de la humanidad ha sido fácil ser mujer, el patriarcado se encarga de hacernos la vida insoportable con su misoginia y machismo; desde el inicio de los tiempos se emprendió una guerra contra las mujeres que conforme pasan los siglos crece en lugar de desaparecer; porque somos el peor enemigo de los cobardes que temen a nuestra fuerza, capacidad, inteligencia, entereza y resistencia. A lo que somos capaces de hacer si llegáramos a gobernar el mundo en lugar de los hombres, si estuviéramos en las posiciones de poder que nos niegan.

Alitas que migran

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Llegan con sus ojitos tristes, perdidos en la zozobra, desesperanzados, con la urgencia de conseguir trabajo porque a eso vinieron: a trabajar. Son los niños-hombres y las niñas-mujeres a quienes les robaron la infancia, a quienes hicieron crecer de golpe como a sus padres y abuelos.

Guatemala de todos los dolores

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Es un país hermoso del que se uno enamora a primera vista, rotundamente bello; de musgos blancos como enredaderas en los pinales, de musgos verdes como alfombras aterciopeladas a la orilla de los riachuelos; riachuelos que busca secar la mano asesina de quien no ama, de quien irrespeta y odia, odia, odia, odia lo bello por natural.

Mundo de vanaglorias

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Vivimos en un mundo de vanaglorias, donde se premia lo más ruin, a quien traiciona, a quien no tiene escrúpulos, a quien pisotea con tal de lograr objetivos propios. En un mundo de farsas, donde lo único real es la burla. Ése es el mundo que creamos y alimentamos todos los días con nuestras acciones o pasividades; dependen éstas de lo que nos convenga según sean los vientos que soplen hacia nuestra burbuja de indiferencia y egolatría.

Sobre el lomo del indocumentado

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- De cuando en cuando voy a comprar a una panadería de dueños árabes que venden pan mexicano y tienen empleados mexicanos. Nadie se imaginaría que esos árabes comen gracias a los latinos indocumentados que viven en los edificios del poblado. Llegan en sus Mercedes Benz de lujo y se estacionan atrás para que los clientes no los vean entrar. Ninguno de ellos se acerca al mostrador, la cara la dan los empleados mexicanos.

“El idioma del imperio”

OPINIÓN de Ilka OLiva Corado.- Siempre he querido aprender francés para leer La náusea y Las palabras, de Sartre en su idioma, porque en las traducciones, por muy buenas que sean en algún momento se pierde la esencia, la pureza del texto que solo se mantiene al leerlo en el idioma en el que fue escrito originalmente. Pero más que todo para escuchar en su idioma las canciones de la gran Édith Piaf, porque no es lo mismo escuchar una canción y no entender lo que dice, aunque claro está, el idioma del corazón es universal y Édith es alma pura.

El poder colosal de nuestra voz

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Nos hemos acostumbrado a que otros opinen por nosotros, porque creemos que lo que nosotros tenemos que decir no es importante, que carece de consistencia y sentido: por no tener el grado de escolaridad, por no ser de tal clase social, por no ser de tal color de piel, de tal género, por tener tal peso, por tener tal edad, tal estatura, tal adicción; en uno de los tantos patrones con los que hemos crecido en este mundo de estereotipos, cobardía, clases sociales, presunción y patriarcado.

Sociedades misóginas

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- “Violan a una mujer en la parada de tren de tal estación”, dijo el presentador de noticias, sin inmutarse, con ese rostro que tienen los que ven la violencia de género como cosa natural. ¿Cuántas mujeres son violadas en las estaciones de autobús y de tren diariamente en el mundo? Cosa natural para la sociedad que somos.

Si las utopías son realizables

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Es lo que tiene la esperanza, que en invierno nos hace pensar en la primavera y en el rocío de las flores reventando al compas del trinar de las aves que retornan después de su larga ausencia.

Morir en el intento

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Por su condición de indocumentados los migrantes en tránsito son expuestos al escarnio público siempre y cuando exista una finalidad política en su movilización, tal es el caso de la masa humana que migró de Honduras hace unas semanas en busca de asilo en Estados Unidos. Misma que fue organizada con claro beneficio para el partido Republicano en las elecciones intermedias de hace unos días. Como lo hizo Obama con la crisis humanitaria de niños que viajaban solos en el 2014, misma que utilizó para militarizar desde la frontera sur de Estados Unidos hasta Honduras y para aplicar el Plan Colombia desde México hasta Honduras.

La explotación de prietos contra prietos

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Es muy cómodo culpar a otros, lanzar piedras y esconder la mano. Señalar a los demás creyéndonos semidioses y jueces con todo el poder para sancionar su doble moral como si nosotros no la tuviéramos también. Cuestionar lo que hacen o dejan de hacer, lo que nunca hicieron y entre más lejos estén es mejor, así no nos alcanzan y no nos encaran y refutan nuestra falta de escrúpulos.

FILVEN en la maravillosa dictadura del Niño Arañero

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Imaginemos una dictadura en la que el malvado dictador cree una Feria Internacional del Libro, como centro de tortura y que como estrategia de su tiranía también funde una editorial que abra espacios a los marginados no solo de su país sino del mundo. ¡Qué malvado ese dictador promoviendo la lectura como forma de exterminio masivo!

Los otros exilios

OPINIÓN de Ilka Oliva Corado.- Como costales de basura, como bultos, como despojos son lanzados hacia la nada, los parias; a quienes les arrebataron todo desde el momento de su nacimiento y en esa nada: moribundos, sin anhelo alguno y sin piel dónde detener los huesos deambulan en las migraciones forzadas. Esos otros exilios invisibilizados y estigmatizados por todo aquel que es incapaz de sentir en nervio propio el dolor del otro.
-

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible