Ir al contenido principal

Llamamiento de un “pigmeo” batwa a WCS tras el asesinato de su hijo en nombre de la conservación


Mobutu Nakulire Munganga en el hospital. Su hijo murió tras ser disparado por guardaparques. © Survival International

Un “pigmeo” batwa ha enviado un llamamiento a la organización conservacionista Wildlife Conservation Society (WCS) después de que su hijo de 17 años muriera tras ser disparado por guardaparques.

Mobutu Nakulire Munganga y su hijo recolectaban plantas medicinales en el Parque Nacional de Kahuzi-Biega de la República Democrática del Congo (RDC) el pasado 26 de agosto, cuando una patrulla antifurtivos abrió fuego contra ellos.

Nakulire logró escapar, aunque resultó herido. Pero su hijo falleció en el lugar del suceso. Nakulire ha permanecido varias semanas en el hospital regional recuperándose.

Los guardaparques reciben apoyo logístico, financiación y formación de WCS, benefactor principal del Zoo del Bronx de Nueva York. WCS fue fundada por el tristemente célebre eugenesista Madison Grant.

WCS ha financiado la gestión del Parque Nacional de Kahuzi-Biega desde hace más de 20 años. Según el derecho internacional y la propia política de derechos humanos de WCS, es necesario el consentimiento de los pueblos indígenas para proyectos de conservación en su tierra.

Entre las décadas de 1960 y 1980, las autoridades expulsaron ilegal y violentamente a más de 6.000 batwas del parque. “Los batwas de hoy no están sanos como lo estaban sus abuelos”, escribe Nakulire en su reclamación. Él mismo fue expulsado de su tierra cuando era solo un niño. “Nos cuesta encontrar alimento suficiente y nos vemos obligados a hacer frente a nuevas enfermedades y a la pérdida de muchas medicinas que obtenemos en la selva…”.


Mbone Christian Nakulire tenía 17 años cuando fue asesinado en agosto de 2017. © Survival International

“Aún no ha venido nadie nunca a pedir nuestro consentimiento para el Parque Nacional de Kahuzi-Biega. ¿Por qué entonces WCS lo sigue financiando y apoyando?”, pregunta Nakulire en la misiva.

Y remata: “Nada podrá resarcirme nunca de la pérdida de mi hijo, pero hago este llamamiento para que puedan ayudarnos a mí y a mi pueblo a encontrar justicia y a regresar a nuestra tierra. WCS debe honrar su política de derechos humanos y colaborar para que nuestro sufrimiento acabe".

El pasado mes de septiembre Survival difundió un detallado informe sobre cómo WCS y otras grandes organizaciones de conservación de la naturaleza están financiando graves abusos contra los derechos humanos en la cuenca del Congo, incluida la República del Congo que limita con la República Democrática del Congo.

“Esta tragedia es el último capítulo de una larga y vergonzosa historia. Primero, el pueblo de Nakulire fue expulsado de forma violenta e ilegal, y ahora se enfrentan a la muerte si intentan regresar. WCS debe mantener sus promesas y respetar los derechos de los batwas. Si no cuentan con el consentimiento de los batwas para lo que están haciendo, entonces sencillamente no deberían estar allí”, afirma contundente el director de Survival International, Stephen Corry.

Información de contexto
- La carta de llamamiento de Nakulire puede leerse aquí (en francés).
- WWF, el Fondo Mundial para la Naturaleza, también ha financiado y equipado a guardaparques en Kahuzi-Biega.
- Pueblos indígenas como los batwas han cuidado y dependido de sus entornos naturales durante siglos. Sus tierras no son salvajes o despobladas. Las pruebas demuestran que los pueblos indígenas cuidan de su medioambiente mejor que nadie. Son los mejores conservacionistas y guardianes del mundo natural. Deberían estar al frente del movimiento medioambiental.
- Pero los pueblos indígenas están siendo expulsados ilegalmente de sus tierras ancestrales en nombre de la conservación de la naturaleza. Las grandes organizaciones conservacionistas son culpables de apoyar esto. Nunca se pronuncian en contra de estas expulsiones.
- Survival International lidera una lucha global contra los abusos en nombre de la conservación.

“Pigmeos” es un término genérico que se usa normalmente para referirse a los pueblos cazadores-recolectores de la cuenca del Congo y de cualquier otro lugar de África central. Algunos indígenas consideran que este término es peyorativo y lo evitan, pero otros lo usan como una forma práctica y fácilmente reconocible de referirse a sí mismos.

Comentarios

ARCHIVOS

Mostrar más