Ir al contenido principal

Amnistía Internacional lanza una campaña para combatir el discurso del “nosotros contra ellos” ante las próximas elecciones

En un contexto en que proliferan los discursos de odio y los mensajes demonizadores que intentan enfrentar a las personas, Amnistía Internacional lanza una campaña ante las próximas elecciones en España y en el Parlamento Europeo: una apuesta por la movilización de la población más joven para hablar en clave positiva del futuro que quieren. Con #HazTuCampaña, la organización pretende impulsar el debate, escuchar y dar voz a los y las jóvenes sobre tres temas relevantes: los derechos de las mujeres, los derechos de las personas migrantes y refugiadas y las consecuencias que las políticas de austeridad tienen sobre el derecho a la vivienda o a la salud, todo ello tanto en España como en Europa.



“Los deseos y las preocupaciones de las personas jóvenes importan, y su movilización puede ayudar a multiplicar ideas y actitudes a favor de los derechos humanos de cara a las elecciones”, ha declarado Carlos Escaño, responsable de la campaña en Amnistía Internacional España. “Invitamos a todas las personas que quieran implicarse en el diálogo y compartir su visión e inquietudes sobre la sociedad que queremos a que se sumen a nuestra campaña en redes sociales como Twitter o Instagram con el hashtag #HazTuCampaña”, añade Escaño.

La campaña, que se enmarca en una movilización europea, intenta hacer frente las políticas de demonización que señalan a “chivos expiatorios” (migrantes, mujeres, coletivo LGBTI) y de retroceso en derechos humanos que se están intentando abrir camino en varios países de la Unión Europea, para colocar en el centro del debate valores como la solidaridad, la empatía y la dignidad, y abrir camino a un futuro donde los derechos de todas las personas son respetados y protegidos.

Para ello, jóvenes de todo el país compartirán en redes sociales sus historias de activismo y sus propuestas de solución a los problemas que les inquietan, con los hashtags #HazTuCampaña y #TurnItUp. Además, los y las jóvenes han apostado también por organizar encuentros informales para “comunicarnos, generar diálogo y compartir experiencias” en persona, y “pasar también de ahí a las redes sociales, ampliando así el movimiento de jóvenes que trabaja por los derechos humanos”, explican algunas de estas personas jóvenes participantes. Los tres focos de debate de la campaña serán: violencia contra las mujeres, migraciones y refugio, y los derechos a la vivienda y la salud.

“La voz de los jóvenes es muy importante. El sufrimiento no se debe silenciar y las necesidades tenemos que gritarlas”, denuncia Arantxa Mejías en su vídeo de la campaña. Mejías, de 30 años, es, desde hace cinco la presidenta de la Asociación de Afectados y Afectadas por la Venta de Viviendas (A.A.V.V.E.) por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) y víctima de esta operación por la que se vendieron 4.800 viviendas y otras propiedades a fondos de inversión, dejando a miles de personas desamparadas.

Un futuro en el que nadie quede atrás
Tras la crisis financiera de 2008, varios países de Europa, incluida España, optaron por medidas de austeridad que tuvieron como consecuencia la reducción del gasto público en vivienda, salud, educación, y otros servicios sociales. Millones de personas pagaron un precio muy alto por ello, y lo siguen pagando. "En España hemos sufrido una crisis en la vivienda muy grave, ante la pasividad de los sucesivos Gobiernos. Mientras cientos de miles de personas perdían sus casas, las ayudas a la vivienda se recortaban en un 70% desde 2009 a 2018, por eso pedimos a las autoridades recuperar al menos el nivel de inversión anterior a la crisis", explica Escaño.

Lo mismo ha sucedido con sanidad: desde 2008 el presupuesto asignado a la política de gasto de sanidad se ha reducido en un 54,03%. Estos recortes han tenido como consecuencia un sistema menos accesible, menos asequible y de peor calidad, generando mucho sufrimiento en las personas.

En cuanto al Parlamento Europeo, la organización señala que es necesario que se haga una evaluación del impacto que los recortes han tenido en la ciudadanía, para garantizar que los objetivos de estabilidad presupuestaria no impiden a los Estados miembros proteger derechos económicos y sociales de las personas, como la vivienda y la salud.

Un futuro sin violencia contra las mujeres
En España, más de 1.000 mujeres han sido asesinadas por sus parejas y exparejas desde 2003, y la violencia sexual afecta a más de 3 millones de mujeres. Sin embargo, y a pesar de las grandes movilizaciones feministas, todavía hay quienes cuestionan que las mujeres sufren violencia por el simple hecho de ser mujeres . "Por eso, desde Amnistía Internacional exigimos que las leyes contra la violencia hacia las mujeres no se sustituyan por leyes genéricas contra la violencia doméstica”, y que se destinen recursos suficientes para abordar todas las formas de violencia que sufren, incluida la sexual", asegura Escaño. Para AI, es imprescindible también que el Pacto de Estado contra la violencia de género aprobado en el Congreso se traduzca en una verdadera protección para las mujeres.

En Europa, la organización centra su petición en pedir que la legislación sobre violación esté basada en el consentimiento, para que las víctimas no se vean cuestionadas ni señaladas y que puedan denunciar la violencia sexual sin miedo. Por el momento solo 8 de 31 países analizados por AI tienen leyes basadas en el consentimiento: Suecia, Reino Unido, Irlanda, Luxemburgo, Alemania, Chipre, Islandia y Bélgica.

Un futuro en el que haya sitio para todas las personas
Los discursos demonizadores han tenido como uno de sus principales objetivos culpar a quienes vienen de otros países en busca de seguridad y protección. Sin embargo, quienes huyen de la guerra, la violencia y la persecución tienen derecho a recibir una acogida digna, y a no tener que arriesgar su vida en peligrosos viajes.

“Por eso hay que exigir, tanto a España como en Europa, una responsabilidad compartida a la hora de darles protección, y la apertura de rutas legales y seguras. Necesitamos procesos de asilo justos que ofrezcan protección efectiva a quienes la necesitan y poner fin a las devoluciones ilegales en las fronteras”, señala el responsable de la campaña.

Los dirigentes europeos deben actuar con urgencia para reparar un sistema que disuade a los Estados de auxiliar a las personas refugiadas y migrantes que corren peligro en el mar, y acabar con el vergonzoso espectáculo del bloqueo de los barcos de salvamento.

La campaña está disponible en este enlace y en redes sociales con los hashtags #HazTuCampaña y #TurnItUp.

Comentarios

-

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible