Ir al contenido principal

Brasileñas y brasoleños eligen presidente

Más de 156 millones de personas están llamadas a votar este domingo en la primera vuelta de las elecciones más polarizadas de la historia de Brasil, en las que el exmandatario izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva es el gran favorito frente al presidente ultraderechista Jair Bolsonaro.
 

brasil_votacixn_efe.jpg_1689854195.jpg

Las elecciones presidenciales en Brasil arrancaron este domingo con la apertura de los colegios electorales en todo el país                                


En esta jornada, que abrió a las 08.00 hora local (11.00 GMT) y cerrará a las 17.00 (20.00 GMT), están convocados unos 156,4 millones de votantes para elegir al presidente, a los 27 gobernadores, a los 583 diputados, a un tercio del Senado y renovar a los representantes en las asambleas legislativa.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva aparece como favorito en todas las encuestas frente al actual gobernante, Jair Bolsonaro para obtener la presidencia de Brasil.

La Constitución de Brasil establece que todo ciudadano alfabetizado, nacido en el país o naturalizado, con edades de 18 a 70 años, está obligado a votar. Las personas con residencia electoral en el extranjero solo podrán votar en las presidenciales.

Unos 500.000 agentes velarán por la seguridad de la jornada electoral, mientras que el porte de armas por parte de ciudadanos, fue suspendido durante tres días hasta el lunes.

El presidente del TSE, Alexandre de Moraes, aseguró en la víspera que estará garantizada la libertad y la seguridad para que los votantes puedan elegir al próximo mandatario del país para el período 2023-2026.

El presidente del Tribunal Superior Electoral, Alexandre de Moraes, se pronuncia a través de TV y elogia el sistema electoral y la democracia brasileña en vísperas de las elecciones. Asegura que la justicia está empeñada en que no haya violencia durante el proceso electoral. pic.twitter.com/vxMpburBBU

— Nacho Lemus (@LemusteleSUR) October 2, 2022

   



"La seguridad y la libertad del voto serán aseguradas respetando el absoluto secreto del voto, que está garantizado por las urnas electrónicas, como el respeto a la amplia y civilizada libertad de discusión política, alejando cualquier posiblidad de violencia o presión", dijo De Moraes en cadena nacional de radio y televisión.

Alexandre de Moraes recalcó que el sistema de urnas electrónicas utilizado por Brasil permite la divulgación de los resultados el mismo día.

A lo largo de los meses, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, candidato presidencial del Partido de los Trabajadores, y el presidente Jair Bolsonaro han encabezado la intención de voto, de acuerdo con casi todas las encuestas y sondeos de opinión. La ventaja del expresidente sobre Jair Bolsonaro osciló entre los 3.7 y 16 puntos.

Según la última encuesta del instituto Inteligencia en Pesquisa y Consultoría Estratégica (IPEC), Lula aparece con el 51 por ciento de los votos válidos, lo que le daría la victoria en primera vuelta.

Si ninguno de los candidatos logra superar el 50 por cientos de los votos, tendrá lugar una segunda vuelta pautada para el 30 de octubre entre los dos aspirantes que obtuvieron la mayoría de los sufragios.

Los sondeos dan una clara ventaja a Lula, candidato del Partido de los Trabajadores (PT), incluso con posibilidades de superar el 50 % de los votos válidos que necesita para acceder a la presidencia en el primer turno.

Brasil decide su futuro en un momento en el que tiene que lidiar con índices récord de inflación, una desigualdad de tiempos anteriores, el desempleo, y los estragos de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, mientras existe el temor de que Bolsonaro no reconozca los resultados de las elecciones, después de que haya estado apelando en numerosas ocasiones al Ejército y poniendo en duda al Tribunal Supremo.

Luiz Inacio Lula da Silva ha depositado su voto para las elecciones generales en las afueras de la ciudad de San Pablo (sureste). En declaraciones a la prensa, Lula ha asegurado que no quiere “un país en discordia”, sino que quiere “un país que viva en paz”.

“El pueblo quiere trabajar, quiere tener un salario digno y quiere cuidar a su familia”, ha sostenido para luego abordar las relaciones internacionales. “Brasil no quiere enfrentamientos, quiere estar en buena relación con todos los países”, ha enfatizado.

A su vez, Bolsonaro ha ejercido su derecho a voto en la ciudad de Río de Janeiro en medio de un gran operativo de seguridad y rodeado de personal militar, que bloqueó el acceso a la prensa.


Prensa latina

HispanTV

RT





">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible