Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como ANA CUEVAS

La eternidad es demasiado tiempo para mí

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - He descubierto que existe una nueva tendencia ideológica en auge en algunos países occidentales como EEUU o Gran Bretaña. Se llama Transhumanismo y su estrategia parece ser valerse de la política para conseguir la vida eterna. Así como suena más o menos. Pero la cosa no se queda ahí. Los transhumanistas sostienen que si la inteligencia artificial no deja de avanzar, amenazará en un futuro la supervivencia de la raza humana (teoría que defiende el propio Hawking). Y para evitarlo, proponen una especie de fusión con la tecnología que, de tacada, nos proporcionará la inmortalidad. Es decir, la especie humana evolucionaría a la especie transhumana. Pasaríamos a ser algo así como un cíborg que, gracias a un tuneado biónico de alta gama, superaría las enfermedades y el envejecimiento. Incluso se eliminarían los prejuicios por cuestiones raciales, por el sexo o por la apariencia física (argumentan entusiasmados sus seguidores), puesto que se podría modif

Toneladas de confeti

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Las lenguas de doble filo han hecho saltar la alarma sobre la destrucción masiva de documentación que se está produciendo en algunos ayuntamientos, como el de Madrid u Oviedo, desde el día siguiente a las elecciones municipales. Las trituradoras no paran de funcionar a tiempo completo. Los contenedores acumulan contratos y otros comprometedores papeles hechos añicos. Documentos pulverizados que podrían contar historias truculentas sobre la gestión de los consistorios salientes, de sus actividades poco claras, de los marrones que heredarán los nuevos inquilinos. De las dificultades que hallarán para poder cumplir sus programas políticos cargando a sus espaldas con un legado envenenado que intentará atarles las manos a la espalda. ¡Más papeles!- vocifera el diligente funcionario que supervisa el destrozo. Las máquinas engullen a todo ritmo engrasadas por la premura que impone el día 13 de junio y la toma de posesión de los nuevos ayuntamientos . Cu

Desfachatados perdidos

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual.- Viendo el programa de Wyoming confirmé una sospecha que rondaba hace tiempo mi cabeza. Fue gracias a la interpretación que el psicoanalista Carlos Fernández hizo de las últimas ocurrencias de doña Esperanza Aguirre y sus erráticos cambios de criterio. ¿Qué tiene la condesa que de su boca de fresa (ácida tirando a corrosiva) brotan disparates como si no hubiera un mañana? El diagnóstico del especialista no podía ser más revelador. Aseguró que tal comportamiento solo podía deberse a una enajenación mental fuerte. Un estado que definió como "síndrome de omnipotencia en las ideas". Algo que ocurre cuando el individuo/a sufre un violento shock porque su visión de la realidad no coincide con la opinión que otros manifiestan. Entonces comprendí que dicho mal debe ser altamente contagioso porque lo de Aguirre no es un caso aislado. Es cierto que parece difícil superar el listón de la lideresa engendrando delirios paranoicos sobre soviets que pre

Vientos del pueblo

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Hoy no puedo evitar sentir una alegría sísmica que agita mi corazón abotargado por una noche demasiado larga, demasiado oscura, que no permitía resquicios para la esperanza. Todo está por hacer. Podemos. Pero no podemos solos. Las urnas han hablado y las izquierdas han logrado desbancar a esa derechaza turbia y absolutista que gobernaba España como su cortijo. Ahora estamos obligados a entendernos porque así lo han querido los votantes. A combinar las distintas sensibilidades de la izquierda para conformar un frente plural que represente a este pueblo, tantas veces humillado, y que le otorgue la voz y la palabra (al contrario de los que querían imponernos la mordaza). Al final resultó que no somos un pueblo de bueyes que agacha la cabeza en espera de otra lluvia de palos. También podemos ser leonas y sacar las garras cuando sentimos amenazada la manada. Madrid y Barcelona están ganadas por el entusiasmo de la gente humilde que no resigna al yugo y

¡Mucha mierda!

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - La recuperación económica es un hecho. Aunque eso sí, solo la disfrutan los ricos que han visto incrementado su patrimonio más de un 9% en los últimos tres meses.  Hablamos de conocidos apellidos como el de Koplowitz, Abelló, Del Pino, Palatchi o Bhavnani que invierten en las sicavs parte de sus grandes fortunas y así consiguen pagar un 1% de impuestos de las plusvalías y rendimientos que generan. La cosa cambia bastante cuando nos referimos a la recuperación económica de la clase trabajadora. Aunque los ricos son ahora más ricos (en gran medida gracias a los múltiples sacrificios impuestos a los curritos), ya han manifestado su escasa predisposición a subir los salarios. Exactamente entre el menos infinito y un 1%, han matizado jocosos los líderes de los patronos. Unos festival del humor que son estos de la CEOE. A pocos días de la cita con las urnas, aumenta el número de espontáneos en el club de la comedia bufa nacional. Los candidatos besan

El frotar no va a acabar

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Hasta la fecha, no tengo conocimiento de que ningún ser del futuro haya viajado en el tiempo para traernos una solución definitiva contra las pertinaces manchas de corrupción y desvergüenza.  Estaría bien que existiera un detergente que se librara de toda esa mugre que ha conseguido hacer costra entre las más altas esferas del poder. Pero de momento, la basura está tranquila. No se siente amenazada y se viene arriba erigiéndose abanderada de la higiene. A ver si me explico con un ejemplo gráfico y reciente: La campaña del alcalde de Badalona que aparece en los carteles junto al slogan "Limpiando Badalona". El alcalde Albiol es un manifiesto xenófobo. O al menos un desaprensivo que emplea la vieja receta de canalizar la frustración de la gente hacia el odio al inmigrante. Una fórmula rentable para los agitadores pero que ha causado demasiadas muertes colaterales en la historia. Todos los fascistas conocidos, y algunos por desvelar, han recur

¡Que paren España, que me apeo!

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Las encuestas del CIS muestran el fin del bipartidismo al que estábamos acostumbrados. Pero también evidencian que, pese a los escándalos de corrupción y los recortes en los derechos ciudadanos, el PP sigue en cabeza en la intención de voto. No será una mayoría absoluta pero sí un resultado positivo para un partido al que ya no le caben más muertos en el armario. ¿Qué tienen que hacer- me pregunto- para perder la confianza de sus más leales votantes?, ¿degollar inocentes en las plazas públicas? Existe una parte del electorado que escoge la fidelidad por miedo a lo desconocido. Saben, porque es imposible abstraerse del ruido mediático, de la bajeza ética y moral con la que dirigentes y altos cargos del PP se han desenvuelto en el gobierno. Del saqueo (hasta el inconsciente de alguna le delata) sistemático de las arcas públicas y de la insensibilidad hacia los dramas sociales que la ciudadanía padece. Lo saben pero les van a votar porque, como decía

Panteras deseosas de un mundo siempre hambriento

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Caer en la exclusión social ha dejado de ser una posibilidad remota para muchos españoles. La famélica legión de parados, desahuciados y desfavorecidos por la fortuna aumenta exponencialmente pese a los pintureros augurios macroeconómicos. Incluso se puede ser pobre trabajando. La desesperación obliga a muchas personas a aceptar empleos precarios con remuneraciones ridículas con las que no pueden cubrir sus necesidades más básicas. Mi maquinaria neuronal conspiranoica confirma sus vaticinios. La crisis fue una excusa para desmantelar los derechos conquistados por la clase trabajadora europea. Principalmente en los países del sur. ¿Para qué trasladar la producción a países del tercer mundo si podemos tener nuestro propio tercer mundo en el patio de casa? Esclavos nacionales, agradecidos por los flexibles grilletes con los que el capitalismo salvaje rodea sus tobillos. O eso piensa el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega, que se refirió a

¡Sé fuerte Rodrigo!

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .- Se rumorea que Rodrigo Rato dejó su cargo en el FMI porque quería ser rico... a lo grande. Su sueldo de 2,5 millones de euros no le aplacaba esa ansia y volver a España, a recoger la cosecha antes sembrada, se le presentaba un negocio harto fructífero. Entre la gente del hampa las cosas funcionan así. Las deudas se pagan. Y personas poderosas e influyentes en este país, como Emilio Botín o Jaime Castellanos, estaban endeudados con el bueno de Rodrigo. Quid pro cuo. Los cargos en entidades financieras llovieron sobre Rato como el maná . Sueldos astronómicos por dudosos servicios y tarjetas negras para costearse su faceta erótico-festiva. ¡Qué menos merece un leal capo de la Mafia! De pronto, se han filtrado informaciones inquietantes sobre evasión de capitales (de origen más que sospechoso) que ponen al ex-ministro de economía y hacienda, ex vice-presidente y ex-director del FMI, en una situación comprometida. Si tiramos de hemeroteca, por la boca mu

Un escrache para Rouco

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .- Y Jesús dijo: "Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que el que un rico entre en el reino de los cielos." Mateo 19:23. Sustituyamos al camello por un cardenal recalcitrante y amigo de lujos mundanales: ¿Pasaría Rouco por el ojo de esa aguja? Me temo que no porque, pese a no tener jorobas prominentes, su ego es tan descomunal que se quedaría atascado intentando atravesar el Arco del Triunfo. Debe ser por eso, para albergar tanta vanidad y soberbia, que Rouco Varela necesita una choza de 360 metros cuadrados para su retiro. Sus pecados no caben en un discreto apartamento. Eso corresponde a gentes más sencillas, como el papa Francisco. Empecinados en proclamar que la iglesia debe ser de los pobres, que debe posicionarse junto a ellos. ¿De qué rayos habla el charlatán argentino?- Pensará Rouco- ¿Apostar por los pobres? ¡Ja! ¡Valiente tontería!. Y es que el emérito cardenal siempre ha sabido que los pobres no le podían proporc

¿Patriotas?

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .- El dibujante Jaume Perich dijo una vez ésto sobre el patriotismo: "Hay dos tipos de patriotas. El que ama a su país y el que ama al gobierno de su país. Lógicamente los gobiernos consideran más patriotas a estos últimos." No podría estar más de acuerdo. Y es que algo se retuerce en mi interior cuando veo como hay quien agita la bandera de la patria para tapar sus miserias. Según el gobernador del Banco de España (un tipo ecuánime y nada partidista) las severas medidas de austeridad que el gobierno popular impuso a la sociedad española son un acto de patriotismo. Es evidente que el señor Linde pertenece a la segunda categoría mencionada por El Perich. Los que aman al gobierno de su país. Y es un romance correspondido puesto que el gobernador, que pronto cumplirá 70 años, ya no se verá obligado a jubilarse. Podrá seguir disfrutando de su ocioso y bien remunerado cargo hasta el 2018 gracias a un cambio de ley que le ha proporcionado un gobie

El factor humano

OPINIÓN de Ana Cuevas .- El tufillo pre-electoral flota en el ambiente facilitando que algunos se embriaguen de él y obren el prodigio de reconocer errores pasados. Pero solo a medias, enseñando la patita de las buenas intenciones sin acabar de materializar este milagro de forma concluyente. Es lo que le pasa al gobierno con la atención sanitaria a los sin papeles. Dice que se les prestará asistencia pero que no tendrán tarjeta sanitaria. Una medida electoralista pero maricomplejines y absurda. Si disparatado fue retirarles los derechos sanitarios hace tres años, mucho más lo es devolvérselos a medias ahora. Y menos sin haber reconocido el grave error que supuso, no solo desde el punto de vista humanitario sino también económico, por la proliferación de pandemias que a la larga generan mayor coste social. No es fruto de una reflexión ni contiene ningún ánimo de enmienda. Es un mero acto de campaña. Un brindis al sol tratando de rascar algún voto atontado. Igual que eliminar las tas

Para la libertad

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Repasando el contenido de la ley de Seguridad Ciudadana, una sensación de asfixia añeja y rancia me ha robado el aliento. Mi adolescencia transcurrió paralela a la transición. Recuerdo nítidamente la alegría colectiva de una mayoría social que abandonaba el susurro, los silencios impuestos a punta de pistola, las mordazas que impedían que la gente pudiera expresarse libremente. Pero también recuerdo la ira irracional de quienes seguían defendiendo la dictadura fascista y la bota de hierro que aplastaba al que osara disentir del pensamiento único que impone su ideología. En este periodo hubo muchos crímenes impulsados por el odio a la libertad. Algunos, como el de los abogados laboralistas de Atocha en Madrid, han hecho correr ríos de tinta por la brutalidad homicida que emplearon sus ejecutores. Otros pasaban camuflados por una versión oficial que convertía a la víctima en peligroso delincuente y justificaba el asesinato como un acto de "defensa

La vida no vale nada

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual.-  "La vida no vale nada si escucho un grito mortal y no es capaz de tocar mi corazón que se apaga". Así rezan los versos de una bella canción de Pablo MIlanés que describe la futilidad de una vida ajena al sufrimiento de los demás. ¿Cómo cuantificar el valor una vida humana? Algunos dirán que no tiene precio pero la realidad cotidiana nos demuestra lo contrario. El pasado febrero, mi vecina Esther se quitó la vida porque no pudo pagar el alquiler de su casa. Este mes de marzo, en oto barrio popular de Zaragoza, un hombre de sesenta y dos años tomó la misma decisión un día antes de que lo desahuciaran. Dejó una nota explicando que, debido al paro y la precariedad que la familia padecía, no se podía hacer cargo de sus obligaciones económicas. Junto a ella, la notificación de desalojo que le había mandado el juzgado. En estos dos casos, como en tantos otros que pasan de puntillas por la sección de sucesos, la vida tenía un precio. Y no hablamos

Los derechos son para las personas

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - "Los mendigos no son personas"- Esta afirmación la hizo uno de los abogados del neonazi Javier Royo durante el juicio en el que estaba acusado por apalear con ensañamiento a un mendigo dentro de un cajero. Curiosamente, Javier Royo es uno de los okupas de un edificio en el zaragozano barrio de Las Fuentes que el grupo de ultras ha venido a denominar como "Hogar Social". Se me escapa a que clase de "personas" prestara socorro esta filantrópica banda cuya lista de antecedentes por violencia y agresión podría empapelar entera la basílica de El Pilar. Si tenemos en cuenta que indigentes y emigrantes no alcanzan la categoría de seres humanos, según su hitleriano baremo, la labor social que presuntamente desempeñan plantea muchas dudas. Como dudas plantea que no se haya producido el desalojo de esta peligrosa banda con la misma diligencia y contundencia que se hicieron con otros colectivos okupas de la capital como "El Par

No puedo cruzar el Ebro

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .- A los ríos hay que tenerles respeto. Más aún cuando hablamos del más caudaloso de España y el segundo más largo, después del Nilo, que desemboca en el Mediterráneo. En los largos ciclos de sequía, el Ebro puede cruzarse prácticamente a pie a su paso por Zaragoza. Lo digo por experiencia. Durante la Expo del 2008 lo hice, junto a otras dos mujeres, para materializar una protesta contra el dragado indiscriminado que estaba padeciendo a causa del evento. En el embarcadero nos esperaba un orfeón policial poco inclinado a escuchar nuestros alegatos ecologistas. A los ríos hay que tenerles respeto. Son sus aguas las que riegan y fertilizan nuestras tierras. Cuando se les maltrata con infraestructuras y edificaciones irracionales, tratando de someter y modificar su recorrido, se está cometiendo un acto de soberbia contra la naturaleza. Desestimando su infinito poderío sobre nuestra estulticia prepotente de monos parlantes. Las aguas, tarde o temprano, pugna

Ignatus Torrente para Presidente

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Pues sí, señoras y señores, este país ha sido bendecido con un talento especial para el frikismo y la comedia bufa. No es casualidad que un personaje soez y despreciable como Torrente sea un ídolo de masas. Aquí la realidad siempre supera cualquier ficción. Los Torrentes y Torrentas nacionales de carne y hueso ocupan cargos de gran responsabilidad.  Van, eso sí, con una pinta más atildada. Aunque comparten un aire sórdido y chabacano. Una falta de moralidad y elegancia que ,fuera de los cines, no resulta nada hilarante. Ignacio González, por ejemplo, y su particular Conjura de los Necios. Descubrirás a un genio del Partido Popular porque todos los necios se conjuran contra él. O eso, más o menos, vino a decir en unas disparatadas declaraciones en las que acusó a dos comisarios de policía de hacerle chantaje. Sin mediar denuncia alguna ni sustentar estas acusaciones con pruebas. Lo curioso es que lo hizo después de que el periódico El Mundo destapar

Tierra quemada

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - La política de tierra quemada es una táctica de origen militar que consiste en destruir cualquier cosa que tenga utilidad para el enemigo cuando otra fuerza avanza y ellos se ven obligados a retroceder. Encaja perfectamente en el patrón del gobierno popular. El enemigo, para los chicos y chicas de Rajoy, es cualquiera que les pueda mover la silla. No hablamos solo de otras fuerzas políticas emergentes o añejas que pugnan por llegar a la Moncloa. El enemigo número uno del PP ha resultado ser el pueblo. Una ciudadanía a la que se ha responsabilizado de la crisis para hacerla deudora de los desatinos financieros y políticos que la generaron. Y cuando nos hemos puesto estupendos contra las infames medidas y recortes , cuando la sociedad se ha organizado y ha salido a la calle a defender sus derechos pulverizados, han ideado una ley de seguridad ciudadana que reprime con rotundidad el más leve pataleo. Tierra quemada. Saben que ya están en retirada. La di

¿Somos ciencia-ficción?

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Por causas ajenas a mi voluntad, escuché largos retazos del debate sobre el estado de la nación. Durante la interminable perorata que largó el presidente sufrí una desorientación espacio-temporal que me sumergió en una terrible confusión. ¿De qué país hablaba Rajoy?, ¿En dónde se encuentra esa tierra que describe, de la que mana leche y miel, en la que hasta los unicornios tienen tarjeta sanitaria y los únicos recortes son pedazos de confettis de colores que llueven sobre las alborozadas cabezas de los ciudadanos? Una de dos. O yo habito en una dimensión paralela de este país llamado España o el presidente le estaba haciendo un homenaje a Woodstock y flotaba en medio de un viaje piscodélico. Cuando Rajoy se pone jacarandoso, el gallego fabulador que tiene dentro se viene arriba. Incluso diserta por encima de sus posibilidades oratorias y le sale un verbo más fluido. Aunque eso sí, inevitablemente siseante. Entonces me di cuenta de que, lejos de pres

¡Adeban!

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Es duro convivir con una enfermedad degenerativa que intenta doblegar tu voluntad con mil formas diferentes de tortura. Un mal que consigue paralizar tus piernas. Que lanza misiles dentro de tus arterias para bombardear el corazón hasta quebrarlo. Cada día, mi amigo Antonio se sobrepone al sufrimiento. Al dolor casi constante que agarra su pecho, a las limitaciones de movilidad (y al abatimiento autocompasivo al que nos abandonaríamos la mayoría de mortales en sus circunstancias) para desplazarse a su cita diaria con la coherencia. Ya son 21 meses. Todas las mañanas con lluvia, cierzo o un bochorno irrespirable, de lunes a viernes, mi querido perro-flauta motorizado (como a él mismo le gusta definirse) dirige su corcel mecánico hasta el portal donde vive la consejera de educación Dolores Serrat. Allí, de forma tan tenaz como respetuosa, enarbola una peligrosa cartulina de filos punzantes que reza esta provocativa soflama: "Escuela pública, laica

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible