Otra información es posible

Mueren dos niños en una avalancha en Rumanía

Ambos eran campeones de escalada


Fallece un niño tras caer a una piscina en Chiva (Valencia)

 Un niño de 3 años ha fallecido tras caer a la piscina de una vivienda en una urbanización ubicada en la localidad valenciana de Chiva, según ha informado a Efe el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).



La violencia en la región congolesa de Kasai afecta a un millón y medio de niñas y niños




Una niña en el poblado de Kamji, en la provincia de Kasai Oriental, República Democrática del Congo. Foto: UNICEF/Serge Wingi

Etiopía-Sudán del Sur: un niño secuestrado durante un enfrentamiento tribal regresa con su familia




Cuatro años atrás, Luke fue secuestrado y trasladado de Etiopía a Sudán del Sur. Gracias a nuestra labor conjunta con las Sociedades de la Cruz Roja tanto de Etiopía como de Sudán del Sur, logramos reunirlo con su familia. CC BY-NC-ND / CICR

Kenia - La sequía azota a los pueblos costeros, donde el agua salada llena los estómagos vacíos

Yahaya, un niño de cuatro años, pasó de sentir un malestar leve a perder la vida en menos de doce horas.

Kenia: la sequía azota a los pueblos costeros, donde el agua salada llena los estómagos vacíos
Afuya, aquí junto a su pequeño de dos años, nos cuenta que en marzo perdió a su otro hijo, Yahaya, de cuatro años, como consecuencia de la sequía. CC BY-NC-ND / CICR/ Jason Straziuso

Menores huérfanos rohingya buscan un refugio donde recuperarse

Jugar es esencial para niñas y niños. De esta manera pueden sentar las bases para el aprendizaje, pero resulta particularmente importante para los menores refugiados por su papel terapéutico

ACNUR/UNHCR Saiful Huq Om

ACNUR trabaja para identificar y determinar el interés superior de los menores no acompañados que han llegado recientemente a los campamentos de refugiados en Bangladés.

Un niño afgano se refugia en el silencio tras quedar separado de su familia

 Mientras atravesaba el paso fronterizo de montaña que separa Irán y Turquía hace un año y medio, Farzad, de ocho años, quedó separado de su madre en medio de una tormenta de nieve. No ha hablado una palabra desde entonces. (© ACNUR /UNHCR/ Roland Schönbauer)

A sus 8 años, Farzad, forma parte del creciente número de niños refugiados cuya salud se ha visto afectada por la huida.

Roland Schoenbauer. MITILENE, Lesbos, (ACNUR/UNHCR) – Farzad, un niño afgano refugiado de ocho años, se encerró en un mundo de silencio después de quedar separado de su familia cuando intentaban huir en medio de la nieve a través de la montañosa que ejerce como frontera entre Irán y Turquía.

Estuvo separado de sus padres durante apenas 20 o 30 minutos, pero desde entonces, no ha vuelto a hablar. “Farzad no ha dicho una palabra desde que se separó de su madre durante la tormenta de nieve en la frontera”, dijo su padre, Jalil*. Farzad forma parte del creciente número de niños refugiados cuya salud se ha visto negativamente afectada por la huida.

Los síntomas van desde problemas de desarrollo hasta autolesiones, pesadillas y depresión. En este sentido, son particularmente vulnerables los menores detenidos en contra de las recomendaciones de ACNUR, ya que como advierte la Agencia de la ONU para los Refugiados, los niños no deben ser detenidos. Entre los menores que viajan solos, sin la protección de sus padres, o sin contar con acceso a atención médica y psiquiátrica, también se detectan problemas mentales.

Farzad, su padre Jalil y su hermano Awalmir*, de 22 años, ahora viven en un campamento de gestión municipal en Karatepe, en la isla griega de Lesbos. Su madre Uzma*, y su hermano, Rafiq*, de 18 años, están en Alemania.

Jalil, quien anteriormente se ganaba la vida como agricultor, nos contó la historia de cómo él y su esposa, temiendo por la seguridad de sus hijos en su país devastado por la guerra, trataron de llegar a Turquía a través de Irán en 2015. Mientras se acercaban a la frontera turca, la nieve comenzó a caer y ellos lograron meterse en el coche de un traficante junto a otras tres personas. "El contrabandista no tenía cadenas para la nieve, por lo que le costaba mucho no salirse de la carretera", dijo Jalil.

"De repente nos dijo que saliéramos del vehículo... porque la policía iraní nos estaba siguiendo". Jalil cuenta que estaban a unos 2.000 o 3.000 metros de altitud. “Tiraron todo el equipaje fuera del coche", agregó. En el medio del caos que sobrevino, Uzma y Rafiq partieron en una dirección diferente.
“En la guardería, juega solo”

Jalil, Farzad y Awalmir tomaron por una cuesta, demasiado empinada para Jalil, que tiene más de cincuenta años y padece una afección cardíaca. "Así que me senté en la nieve hasta que Awalmir volvió para llevarme a cuestas", dijo . "En medio de todo este lío, nos dimos cuenta de que habíamos perdido a Farzad".

Los dos hombres regresaron sobre sus pasos y se dirigieron a la policía iraní, sintiéndose aliviados al descubrir que la policía ya había encontrado a Farzad, quien se encontraba solo. "Ese día, Farzad dejó de hablar", agregó Jalil. “En la guardería, juega solo” Previamente el niño no tenía ningún problema serio. "Decía palabras básicas y sabía contar hasta 10, y jugaba con otros niños".

Una vez en manos de la policía iraní, Jalil pidió hacer una llamada telefónica. Se enteró a través de sus familiares de que Uzma y Rafiq seguían con los contrabandistas y decidió que continuaran su viaje, mientras él les seguiría con sus otros dos hijos. Madre e hijo llegaron a Alemania, mientras que Jalil y sus dos hijos tuvieron que hacer cinco intentos más para llegar a Grecia a través de la ruta Irán-Turquía y de la peligrosa travesía por mar.

Tras pasar los últimos meses viviendo en el campamento de Karatepe, Jalil espera que los esfuerzos hechos por Metadrasi, socio de ACNUR, para reunir de nuevo a la familia tengan éxito.
"El preocupante estado de salud de Farzad debe servir para recordar lo duro que les resulta a las familias quedar separadas durante la huida”

"El preocupante estado de salud de Farzad debe servir para recordar lo duro que les resulta a las familias quedar separadas durante la huida", dijo Astrid Castelein, jefe de la oficina de ACNUR en Lesbos. "Por su bienestar psicosocial, reiteramos nuestro llamamiento a los gobiernos para que aceleren las reunificaciones familiares desde Grecia”.

Astrid Castelein afirmó que ACNUR ha sufragado las consultas a un pediatra para trate a Farzad y que los tres miembros de la familia han sido trasladados a una nueva casa prefabricada cerca de los aseos. "Está mojando sus pantalones, y tengo que lavar toda la ropa todo el tiempo", dijo Jalil. Este traslado a una casa prefabricada que cuenta con calefacción, y que ha sido financiada con ayuda de la Comisión Europea, ayuda a Jalil a afrontar el reto de llevar a su hijo al baño a tiempo.

Castelein dijo que hace dos meses lograron inscribir a Farzad en la Escuela Primaria Especial en Mitilene, diseñada para ayudar a niños con trastornos de aprendizaje. Al preguntarle si a su hijo le gustaba la escuela, Jalil se encogió de hombros. “No lo sé, no habla”.

Farzad no ha hablado desde que fue separado de su madre. Ahora vive con su padre en Lesbos (© ACNUR/UNHCR/Roland Schönbauer).
En el parque infantil del campo de Karatepe, el rostro de Farzad se ilumina cuando el animador Gregoris Pallis se acerca a él y le coge de la mano. Gregoris Pallis trabaja para la ONG Save the Children, que gestiona un espacio para los niños financiado por ACNUR en Karatepe. Gregoris abraza a Farzad, le da vueltas y lo hace sonreír en menos de dos minutos. "Hubo una conexión con Farzad desde el primer día que nos conocimos", cuenta Pallis.

A través de sus organizaciones socias, ACNUR brinda apoyo psicológico y social a las familias y los niños, incluidos los menores no acompañados.

También coordina los procedimientos para que las organizaciones identifiquen a las personas con necesidades en materia de salud mental para que puedan derivarlas a los especialistas adecuados.


* Los nombres han sido cambiados por motivos de protección.

Investigan la muerte por asfixia de una niña de 16 meses en una guardería

La pequeña metió la cabeza entre los barrotes de una valla y ha fallecido después de 10 días hospitalizada

Cae una red internacional de pornografía infantil por WhatsApp

La Policía Nacional, en colaboración con Interpol y Europol, ha desmantelado la primera y mayor red internacional de distribución de pornografía infantil a través de WhatsApp, en una operación en la que han sido analizados 96 chat de temática pedófila y detenidas 39 personas, 17 de ellas en España. 



Sale del coma el niño de 4 años maltratado en Albacete



Almansa/Albacete, 18 abr (EFE).- (Imágenes Eusebio Calatayud) El niño de cuatro años ingresado desde la pasada semana en el Hospital General Universitario de Albacete, por el presunto maltrato por parte de sus padres adoptivos, ha salido del coma y evoluciona favorablemente.

Títeres enseñan "Educación sobre el Peligro de las Minas"

Gaza: lecciones divertidas que podrían salvar vidas

Estudiantes del Colegio Túnez en la Franja de Gaza escuchan atentamente a dos títeres para aprender los peligros de los artefactos explosivos sin detonar. Se trata de un Programa de Educación sobre el Riesgo de Restos Explosivos de guerra (MRE, por sus siglas en inglés) implementado por el CICR.  CC BY-NC-ND / CICR/ J. Serrano Redondo

A raíz de las numerosas operaciones militares llevadas a cabo en los últimos doscientos años en la zona, grandes superficies de tierra en Israel y los territorios ocupados están contaminadas con restos explosivos de guerra o REG.

Según el Servicio de las Naciones Unidas de Actividades relativas a las Minas (UNMAS), podrían haber quedado unas 6.000 municiones sin estallar (MUSE) en la Franja de Gaza tras el conflicto con Israel, en 2014. Debido al contacto con los REG, han perdido la vida 16 personas y han resultado heridas otras 97, de las cuales 48 eran menores de edad.

Se organizó una obra de títeres como parte del programa Educación sobre el Peligro de las Minas, impulsado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). La campaña apunta a crear conciencia y promover un comportamiento seguro entre alumnos y docentes con respecto a los REG.

Si bien han transcurrido casi tres años desde la última guerra en la Franja de Gaza, aún quedan muchísimos REG bajo la superficie. Esta consecuencia de la guerra sigue afectando a la población, y muchas de las víctimas que han sufrido lesiones irreparables por municiones sin estallar son niños.

La tarea de remoción de minas en la Franja de Gaza llevará muchos años. Así y todo, debemos ser realistas y reconocer que siempre estará presente la contaminación en mayor o menor medida. Sin embargo, gracias a actividades como esta campaña educativa, los niños de Gaza podrán seguir jugando y, al mismo tiempo, incorporar conocimientos que podrían salvarles la vida.

Liberadas dos menores que eran obligadas a ejercer la prostitución en el Barrio Rojo de Bruselas

En una investigación conjunta de la Policía Nacional, la Policía Federal belga y la BKA alemana, coordinada a través de Europol

Las chicas, que fueron detectadas por la Policía belga cuando ejercían la prostitución en el Barrio Rojo de Bruselas, han sido derivadas a una ONG especializada en el tratamiento de este tipo de víctimas

Hay dos detenidas, de nacionalidad nigeriana, que lideraban un grupo altamente profesionalizado y con una gran movilidad internacional para la trata de seres humanos con fines de explotación sexual

El Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual tiene activados la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos

AI: "Aniversario de Chibok, escalofriante recordatorio de que continúan los secuestros de Boko Haram"


PIUS UTOMI EKPEI/AFP/Getty Images 

Las autoridades nigerianas deben redoblar sus esfuerzos para lograr la liberación de las niñas de Chibok y de miles de personas más secuestradas en el nordeste del país por Boko Haram, ha declarado Amnistía Internacional en el tercer aniversario del escalofriante secuestro por este grupo armado de 276 niñas de la escuela de Chibok.

El cáncer infantil aumentó un 13% en dos décadas

Un nuevo estudio coordinado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que del 2001 al 2010 esa enfermedad fue un 13% más común en los niños que en la década de los años 80.

MSF: la niña que no pudimos salvar

Hella Hultin, cirujana sueca que trabaja en nel proyecto de Médicos Sin Fronteras en Jamir, Yemen, cuenta en primera persona una experiencia trágica.

En Mocoa, 12.000 niñas y niños no pueden ir a la escuela tras la avalancha

Doce mil niñas y niños de Mocoa, Colombia, no pueden asistir a sus colegios ya que éstos son usados como albergues para acoger a los afectados por la avalancha del pasado sábado en esa ciudad, informó este miércoles el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF)

AI: El gigante empresarial español Ferrovial gana millones con la tortura de personas refugiadas en Nauru


Menores refugiados en Nauru participan en una protesta en marzo de 2015 por las condiciones en las que se encuentran en la isla. © Particular

Amnistía Internacional ha lanzado una campaña para exigir a Ferrovial que ponga fin, cuanto antes, a las operaciones en las islas de Nauru y Manus

El 30 por ciento de los heridos de guerra en Siria son menores


Una niña Siria posa en frente de su escuela destruida por la guerra en Idleb. Foto: UNICEF

El Coordinador de la ONU para Asuntos Humanitarios informó este jueves al Consejo de Seguridad sobre la situación en Siria y señaló que durante los seis años del conflicto en ese país, centenares de miles de personas han fallecido y millones han resultado heridas.

Aumentan casos de desnutrición aguda y cólera entre menores en Somalia



Una madre da una bebida con sales rehidratantes a su hija en un hospital de Mogadishu en Somalia. Foto: ONU/Tobin Jones

UNICEF aplaude la ley para proteger a menores refugiados en Italia




Un chico, menor de edad y que viajó solo, observa la bahía de Trabia, en Italia. Foto: UNICEF/ Ashley Gilbertson