15/4/11

Solicitamos políticas favorables a la estabilidad financiera

CARTA. FOCO.- Para las organizaciones sociales, los acontecimientos de los últimos años han puesto de manifiesto la necesidad de vincular las luchas por una nueva arquitectura financiera internacional con las iniciativas para frenar los acuerdos de desregulación comercial y financiera que se intentan imponer en la OMC, para subordinar las políticas de los países en vías de desarrollo a los intereses de las grandes corporaciones de los países desarrollados. Esto se puso nuevamente en evidencia con crudeza con el estallido de la crisis financiera de 2008, que le devolvió un fuerte protagonismo a las Instituciones Financieras Internacionales (FMI; BM) y sus recetas de ortodoxia económica, así como a las posturas de la OMC y la ronda de Doha, que presionan por una liberalización y desregulación de los servicios financieros.

En este sentido, uno de los puntos centrales del problema son algunas de las normas del actual Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS por sus siglas en inglés) de la OMC, que limitan a los países en su uso de importantes medidas financieras regulatorias. El comercio de servicios incluye, entre otras cosas, la inversión extranjera directa en servicios tales como salud, educación, etc. y su liberalización implica por ejemplo, la eliminación de cualquier medida gubernamental que podría favorecer a un proveedor nacional frente a uno extranjero. Asimismo también incluye terminar con los monopolios públicos, así como la desregulación cuando una norma se considera demasiado costosa para los inversionistas y proveedores de servicios extranjeros.

Mientras tanto, y a raíz de la crisis, las principales economías han instalado en la agenda global la necesidad de lograr un nuevo ordenamiento financiero mundial que permita a los estados controlar las finanzas que ahora controla el sector privado. Esto explica las primeras declaraciones post crisis del G20 a favor de una nueva regulación financiera que acabe con el desorden especulativo. Sin embargo, mientras que los comunicados del G20 son compromisos de fe, no vinculantes, la OMC - que continúa proponiendo las mismas reglas que dieron origen a la crisis financiera - impone sanciones comerciales a los países que no hacen coincidir sus políticas nacionales con los límites regulatorios que propone. Esta contradicción, con su desigual estatuto, por supuesto que favorece que los países mantengan los dictados desreguladores de la OMC.

Por esta razón, y a raíz de la reunión de Ministros de Economía y Finanzas del G20 que se realizará en Washington el 14 de abril, las organizaciones sociales de todo el mundo que como FOCO venimos realizando el seguimiento de estos temas, enviamos una carta a los Ministros (se adjunta) solicitándoles que protejan la capacidad de los gobiernos de implementar políticas que restablezcan y mantengan la estabilidad financiera, en el marco de la peor crisis económica y financiera de las últimas décadas.

En este contexto, resulta urgente rediseñar un nuevo orden geopolítico mundial, que por primera vez en la historia contemple los intereses de todos los países, y no solo los de los industrializados. Convocamos a las organizaciones y movimientos sociales de todo el mundo a sumarse a esta tarea.

FOCO - Foro Ciudadano de Participación
por la Justicia y los Derechos Humanos -

0 elmercuriodigital.es :

Publicar un comentario en la entrada

- EL MERCURIO DIGITAL - Comentarios







<br><br><br><br><br><br>
                                                                                                                                                                                                elmercuriodelainfancia

Titulares de Google News

.