Ir al contenido principal

La ONU denuncia violaciones de los derechos humanos en Costa de Marfil


La ONU ha advertido a los seguidores del mandatario Laurent Gbagbo sobre las consecuencias que podrían desatar en el país si atacan el hotel en el que se hospeda el político reconocido por la comunidad internacional como ganador de las elecciones del mes pasado. Expertos denunciaron violaciones a los derechos humanos y advirtieron de que la violencia puede desembocar en "crímenes contra la humanidad".


Un joven dirigente simpatizante de Gbagbo dijo que el opositor Alassane Ouattara y sus partidarios tienen hasta el sábado para "empacar sus maletas" y dejar el hotel en el que son resguardados por unos 800 cascos azules de la ONU y cientos de rebeldes, informa ASSOCIATED PRESS.

El secretario general Ban Ki-moon está "profundamente alarmado" por los comentarios del dirigente, dijo el vocero de la ONU Martin Nesirky.

Ban dijo el jueves que un ataque contra el hotel podría desencadenar una violencia generalizada, que llevaría a una nueva guerra civil en esta nación del Africa occidental, dividida por un conflicto interno en el 2002 y el 2003.

El secretario general llamó a los seguidores de Gbagbo a "abstenerse de ese acto peligroso e irresponsable", dijo Nesirky.

El dirigente juvenil, Charles Ble Goude, es conocido como el "general de la calle" por haber organizado a una pandilla anti-Francia y anti-ONU que aterrorizó a la población extranjera en Costa de Marfil en el 2004 y 2005.

Bajo el acuerdo de paz firmado tras la guerra, la ONU quedó a cargo de certificar los resultados de la segunda vuelta electoral del 28 de noviembre. El organismo multilateral declaró que Ouattara era el ganador, en coincidencia con el jefe de la comisión electoral del país.

Pero Gbagbo insiste en que ganó y alega que el consejo constitucional del país lo reconoció como vencedor. Dicho organismo, dirigido por un aliado de Gbagbo, lo declaró triunfador luego de invalidar medio millón de boletas de distritos en los que Ouattara tiene un fuerte apoyo.

Estados Unidos y otras potencias mundiales han insistido en que Gbagbo le entregue el poder a Ouattara, pero la disputa política ya lleva más de un mes.

La Comunidad Económica de Estados del Occidente Africano amenazó con recurrir a la fuerza militar, luego del fracaso esta semana de una delegación de alto nivel que no pudo persuadir a Gbagbo de dejar el poder.

Sin embargo, el bloque regional anunció después que le dará más tiempo a las negociaciones y dijo que sus delegados regresarán a Abiyán el lunes.


VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

Expertos de la ONU denunciaron este viernes las violaciones a los derechos humanos en Costa de Marfil, tras las elecciones presidenciales a finales de noviembre, y advirtieron de que la violencia puede desembocar en "crímenes contra la humanidad", informa FRANCE PRESSE.
"profundamente preocupados por las violaciones importantes de los derechos humanos (en Costa de Marfil) que podrían constituir crímenes contra la humanidad".

"Según fuentes creíbles, desapariciones forzadas o involuntarias, detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, someras o arbitrarias, y acciones de violencia sexual podrían haber tenido lugar o podrían todavía producirse en Costa de Marfil", advirtieron.

El Consejo Constitucional marfileño proclamó a Laurent Gbagbo elegido en los comicios presidenciales del 28 de noviembre, anulando así los resultados de la Comisión Electoral Independiente que anunció la victoria de Alassane Ouattara, reconocido presidente por gran parte de la comunidad internacional.

Los jefes militares de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) finalizaron sus planes para expulsar por la fuerza al presidente Gbagbo, si las negociaciones fracasan, informó este viernes el ejército nigeriano.

"El comité de jefes de los efectivos de defensa se reunió el martes y el miércoles para poner en marcha un mecanismo si todas las persuasiones políticas fallan (...). La CEDEAO sacará del poder a Laurent Gbagbo por la fuerza y se lo entregará a Alassane Ouattara", declaró el coronel Mohamed Yerimah a la AFP. "Esto es el último recurso pero con suerte Gbagbo será convencido de entregar el poder en forma política sin cohesión militar", agregó.

Por su parte, Francia recomendó este viernes a las familias francesas residentes en Costa de Marfil evacuar ese país a causa de la actual crisis política, según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores.

Las autoridades francesas aconsejaron "a todos los franceses que puedan, en especial a las familias con hijos, que se vayan provisionalmente de Costa de Marfil, a la espera de la normalización de la situación", señaló en el texto la portavoz adjunta del ministerio, Christine Fages. El ministerio recordó que el país "conoce, desde la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 28 de noviembre, una crisis política aguda".

El gobierno francés también recomendó aplazar los viajes a este país de África Occidental.

El 22 de diciembre, París ya advirtió "a todos los franceses que puedan que salgan provisionalmente de Costa de Marfil", alegando una medida de precaución y prudencia.

Unos 14.000 ciudadanos franceses, entre los cuales la mitad tiene también la nacionalidad marfileña, estaban registrados en Costa de Marfil antes de los enfrentamientos postelectorales, que han causado 179 muertos desde mediados de diciembre, según la ONU.

*Foto: El líder opositor Alassane Ouattara, en el centro, saluda a simpatizantes en Abiyán, Costa de Marfil, el 30 de diciembre del 2010. (AP/Sunday Alamba)

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible