Ir al contenido principal

Miles de personas se manifiestan por las calles de Murcia contra los recortes


AGENCIAS.- Miles de personas, unas 4.500 según la Policía Local y entre 4.000 y 7.000, según los sindicatos, han participado en la concentración que ha tenido lugar este lunes a las puertas del Palacio de San Esteban -sede del Gobierno regional- y en la posterior manifestación que ha recorrido el centro de Murcia por la Gran Vía Escultor Salzillo y la avenida Teniente Flomesta hasta la Consejería de Economía y Hacienda, en protesta de las últimas medidas de recorte a los empleados públicos llevadas a cabo por el Ejecutivo murciano, informa EUROPA PRESS.


La movilización ha transcurrido sin incidentes destacables, salvo algún forcejeo entre manifestantes y la treintena de agentes antidisturbios de la Policía Nacional que protegían el Palacio de San Esteban, así como el lanzamiento de huevos contra la fachada de la sede de la Administración autonómica y el portal de la casa del presidente regional, Ramón Luis Valcárcel, situada en el trayecto que han recorrido los participantes.

Los manifestantes, convocados por los sindicatos por CSIF, Sterm-Intersindical, ANPE, SATSE, UGT y CCOO, han protestado así contra la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas aprobada en la Asamblea Regional el pasado jueves y con la que la Comunidad Autónoma pretende ahorrar más de 300 millones de euros recortando, entre otras cosas, las condiciones laborales y a las retribuciones de los empleados públicos de la Administración regional.

Sobre las 11.00 horas, los participantes se concentraron ante la puerta del Palacio de San Esteban bajo las pancartas 'Listas de espera, bajas y jubilaciones sin cubrir, ¿y esto no te afecta a ti?' o 'Por la defensa de la Sanidad Pública', gritado al unísono 'Hay ladrones, detrás de los balcones', 'Valcárcel, cretino, baja el sueldo a tu sobrino' o 'Menos corrupción y más Educación', mientras lanzaban huevos contra la fachada.

Posteriormente, los concentrados han decidido dirigirse a la plaza de la Fuensanta para, desde allí, emprender una manifestación por la Gran Vía Escultor Salzillo hasta la Consejería de Economía y Hacienda, mientras coreaban eslóganes como 'Menos typical y más sanidad', 'Manos arriba, esto es un atraco', 'Para el ladrillo riqueza, para la enseñanza pobreza' y 'No nos mires, también es tu dinero', con el que incitaban a los ciudadanos unirse a la manifestación.

A la altura del portal de la casa de Valcárcel, los manifestantes han protagonizado una sentada y han hecho sonar pitos y bocinas, al tiempo que tiraban petardos y arrojaban huevos contra la puerta mientras gritaban con las manos en alto pidiendo la dimisión del presidente regional, y cantaban consignas tales como 'En este piso está nuestro dinero', 'Como el de Ramoncito, queremos un pisito', y 'Del piso de Valcárcel no nos moverán'.

Tanto el secretario general de UGT en la Región de Murcia, Antonio Jiménez, como su homólogo de CCOO, Daniel Bueno, plantearon la posibilidad de nuevas vías jurídicas para evitar la aplicación de la Ley, aprobada el pasado jueves en la Asamblea Regional, y esgrimieron, incluso, la posibilidad de interponer un recurso de inconstitucionalidad.

En concreto, Bueno explicó que el recurso de inconstitucionalidad se puede poner "por parte de 50 diputados", y mostró su esperanza en que "ojalá" lo apoye algún grupo parlamentario con votos suficientes capaz de llevar a cabo una cuestión de constitucionalidad, que a su juicio "debería ser el PSOE". No obstante, indicó que, si esa vía no es posible, CCOO estudiará "otras con el objetivo de evitar que esta Ley sea de aplicación a partir del 1 de enero".

Jiménez, por su parte, respaldó la formulación de "todos los recursos jurídicos al alcance del sindicato, incluido el recurso de inconstitucionalidad, para intentar neutralizar los tremendos efectos negativos de esta Ley".

Además, ambos líderes sindicales advirtieron que las protestas en la calle van a tener continuidad. En concreto, Bueno anunció una nueva manifestación para el próximo miércoles, 12 de enero, por la tarde aunque otros sindicatos convocantes adelantaron la fecha al próximo miércoles, 29 de enero. Ante la falta de consenso, los sindicatos con representación en el área pública están reunidos para tratar de alcanzar un acuerdo.

En opinión de Bueno, la manifestación de este lunes que ha recorrido las calles del centro de Murcia "es un nuevo acto de protesta contra la premura de una Ley que se ha aprobado de un día para otro", y mostró su esperanza en que la movilización "sea capaz de echar para atrás una Ley que consideramos que vulnera flagantemente los derechos de los trabajadores públicos".

Específicamente, reprochó que la Ley va contra "la negociación colectiva, que hace desaparecer todos los acuerdos laborales de los últimos 12 años, que produce un nuevo recorte en términos económicos a trabajadores que ya tenían recortado su salario, y que pone en peligro más de 2.000 puestos de trabajo, que corresponden a interinos, fundamentalmente".

En este sentido, Bueno ha puntualizado que las manifestaciones están siendo "actos de protesta muy espontáneos" y que el clima de indignación de los trabajadores públicos es "enorme". Por ello, adelantó que la gente "va a seguir protestando" y advirtió que "nadie piense que, por haber aprobado la Ley en el Parlamento, las movilizaciones se van a quedar aquí".

"Los únicos responsables de lo que está sucediendo es el propio Gobierno regional, que ha gestionado mal los presupuestos del año 2010, y sobre su incompetencia, quiere que sus fallos los paguen los trabajadores públicos", según Bueno, quien ha lamentado que "no se puede confiar en un Gobierno que un día aprueba unos presupuestos de la Comunidad y al día siguiente los autoenmienda".

A su juicio, la peor conclusión es que la Comunidad "no tiene Gobierno", por lo que ha considerado una buena opción "que las elecciones sean pronto, para ver si hay cambios en el Ejecutivo". Asimismo, instó a Valcárcel a "pensar su vocación de seguir al frente del Gobierno, porque ha sido incapaz de gestionar la Comunidad en tiempos de crisis, ha quedado paralizado".



Jiménez ha señalado que la Ley aprobada es "injusta, castiga doblemente al empelado público y, por ende, también a los servicios públicos de la ciudadanía". Además, reprochó que constituye "la mayor regresión laboral de la historia de la Comunidad".

El secretario general de UGT Región de Murcia resumió que la Ley "perjudica a 55.000 familias; reduce injustamente y, por segunda vez, salarios a los empleados públicos; amplía la jornada laboral, con lo que va a suponer de la expulsión de muchos empleados públicos como resultado de la reducción de la jornada máxima legal". En concreto, criticó que con la Ley se verán expulsados "entre 2.000 y 3.000 personas".

"Lo que ha hecho el Gobierno regional ha sido imponer y no ha dado ninguna posibilidad de negociar", según Jimenez, que ahora tiende la mano de los sindicatos para "plantear alternativas e intentar que la Comunidad pueda negociar todas estas condiciones de trabajo tan perniciosas, para neutralizar sus efectos", matizó.
En la concentración también estuvo presente la portavoz de la Presidencia de IURM, Esther Herguedas, quien calificó la convocatoria de manifestación como "absolutamente justificada", puesto que la Ley plantea medidas que "recortan derechos laborales y salariales que no sirven en absoluto para salir de la crisis, sino que van a servir para retroceder aún más".

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible