Ir al contenido principal

4,6 millones de personas están en paro

El gobierno aprueba la jubilación a los 67 años

AGENCIAS.- La tase de desempleo llegó en el último trimestre de 2010 hasta un 20,3%, la peor cifra en 13 años, el mismo día que los españoles reciben la dconfirmación de que tendrán que trabajar hasta los 67 años para poder jubilarse.


El desempleo subió en 121.900 personas entre septiembre y diciembre del año pasado, hasta alcanzar los 4,6 millones de desocupados. La tasa pasó del 19,79% al 20,33% actual, con aumentos del desempleo muy significativos en sectores como agricultura e industria.

Los datos volvieron a ser especialmente negativos para la población inmigrante, cuya tasa de desempleo subió un punto hasta el 30,4%, con casi 1,1 millones de extranjeros sin trabajo.

Unas 370.100 personas perdieron su empleo a lo largo de 2010, según el Instituto Nacional de Estadística.

El desempleo ha crecido en casi 3 millones de personas desde que hace tres años España se vio sacudida por la crisis económica internacional y el colapso de su sector inmobiliario.

"Son cifras, sin duda, negativas", dijo el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, al término de la reunión semanal del gabinete. "Estamos, creo, en el punto final de esta situación de crisis. Y en el segundo semestre, el desempleo comenzará a recuperarse levemente y después de forma más intensa".


JUBILACIÓN A LOS 67

Gómez, junto al vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, también se encargó el viernes de detallar el proyecto de reforma de pensiones, que prevé el retraso de la edad de jubilación desde los 65 hasta los 67 años.

En esencia, la reforma supondrá que los españoles tendrán que trabajar más años y recibirán menos dinero en su nómina como pensionistas. Es la única forma de conjugar un sistema público y universal de pensiones con las mayores expectativas de vida y la crisis de deuda que afronta el país ibérico, aseguró el ministro de Trabajo.

"Se trata de fortalecer nuestro sistema público de pensiones", explicó Rubalcaba. "Quiere decir que las personas que tienen 35, 40, 45 años saben que llegarán a la jubilación y tendrán pensión hasta el último día de su vida".

El proyecto, que deberá ser ratificado por las cámaras legislativas, contó con el acuerdo de los sindicatos mayoritarios de izquierdas y la patronal de empresarios tras casi tres meses de arduas negociaciones. Fue un pequeño respiro para el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que con este acuerdo espanta de momento el fantasma de una nueva huelga general.

"Entiendo que todos vamos a tener que trabajar más", comentó Julián Segura, un informático de 52 años, sobre la nueva legislación impulsada por el gobierno socialista.

"Lo peor de todo esto es que hay mucha gente joven que no encuentra trabajo. Una proporción alta está sin empleo. ¿Dónde vamos si tenemos una generación a la deriva?", añadió Ramón Castro, un vendedor de coches de 44 años.

Según el plan, la edad de 65 años para el retiro comenzará a retrasarse progresivamente a partir de 2013, completándose la jubilación a los 67 años en 2027.

Las líneas maestras de la reforma incluyen también ampliar el computo de años cotizados para definir la cuantía de la paga de jubilación, lo que supone menos dinero para los pensionistas y un considerable ahorro para las cuentas públicas.

En concreto, el cálculo de las pensiones contabilizará los últimos 25 años trabajados y no los últimos 15, como sucede actualmente.

Además, el gobierno acepta que las personas que hayan trabajado 38,5 años puedan retirarse a los 65 años con la pensión de jubilación completa.

No obstante, Gómez admitió que, con un desempleo juvenil cercano al 40%, muchos jóvenes españoles tendrán dificultades para encontrar trabajo y cumplir esos criterios.

Los empleados que no cumplan los requisitos se jubilarán a los 67 años y deberán sumar 37 años de trabajo si quieren acceder a la paga completa de jubilación.

REFORMA
El texto aprobado en Consejo de Ministros afecta, entre otros aspectos, a la edad de jubilación, la cuantía de las pensiones, los jóvenes en formación y la mejora de las pensiones mínimas para personas solas.

El Consejo de Ministros, tras el principio acuerdo alcanzado ayer entre el Gobierno y los agentes sociales, ha aprobado el anteproyecto de ley sobre Actualización, Adecuación y Modernización del Sistema de Seguridad Social.

La finalidad que persigue este texto legal es reforzar la sostenibilidad futura del sistema de pensiones español en la línea marcada por las Recomendaciones del Pacto de Toledo, aprobadas por el Congreso de los Diputados el pasado 25 de enero.

El anteproyecto contempla disposiciones de gran relevancia que afectan, entre otras cuestiones, a la edad de jubilación, cuantía de las pensiones, jóvenes en formación, mejora de las pensiones mínimas para personas solas, separación de fuentes, trabajadores agrarios, trabajadores autónomos, Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales y factores de sostenibilidad del Sistema.
Edad de jubilación

Las características demográficas y el aumento en la esperanza de vida hacen necesario modificar la edad legal de jubilación, que se incrementa progresivamente hasta los 67 años, a lo largo de un periodo transitorio.

No obstante, la reforma contempla diversos supuestos en los que es posible la jubilación antes de los 67 años en atención a las características personales y profesionales de determinados colectivos. Tal es el caso de:

* Las madres o padres que hayan interrumpido su vida laboral para cuidar de sus hijos podrán adelantar la edad de jubilación hasta un máximo de dos años cuando cumplan determinados requisitos de cotización.
* Los trabajadores que realicen trabajos de especial peligrosidad o penosidad.
* Los trabajadores que acrediten un periodo de cotización que se aumentará gradualmente hasta los 38 años y seis meses, podrán jubilarse a los 65 años con el 100% de la pensión. También podrán jubilarse a partir de los 65 años quienes no reúnan este período de cotización aunque se aplicará un coeficiente reductor a la cuantía de la pensión.
* Se permite la jubilación anticipada a partir de los 63 años con coeficiente reductor siempre que se acredite un mínimo de cotización de 35 años. Excepcionalmente, en situaciones de crisis, los trabajadores se podrán jubilar a partir de los 61 años cuando hayan cotizado al menos 34 años y seis meses.
* Se mantiene la jubilación parcial a los 61 años, si bien la cotización será íntegra tanto para el trabajador relevista como para el relevado.
* Se elimina el supuesto de jubilación especial a los 64 años.
* Se incrementan los incentivos para la prolongación voluntaria de la vida laboral.

Cuantía de la pensión

Atendiendo a la recomendación del Pacto de Toledo sobre la necesidad de reforzar la contributividad del sistema de pensiones, se incrementa el número de años que se tienen en cuenta para el cálculo de la pensión de jubilación, pasando de forma gradual de los actuales 15 años a 25 años.
Jóvenes en formación

La futura Ley tiene en cuenta que cada vez más los jóvenes entran en el mundo laboral a través de programas formativos o de investigación y que, en algunos casos, no se cotiza por ellos al Sistema.

Por este motivo, las empresas que financien estos programas de formación o investigación deberán cotizar a la Seguridad Social por los beneficiarios, con equiparación total al contrato de trabajo formativo.

Para subsanar las laguna de cotización en los años iniciales de la vida laboral de los trabajadores se permitirá cotizar, por una sola vez y un plazo máximo de dos años.
Integración y convergencia de Regímenes especiales

Los trabajadores agrarios que cotizan por cuenta ajena en el Régimen Especial se integrarán en el Régimen General a través de un sistema que asegure la equiparación de sus prestaciones. Esta modificación se aplicará en un período transitorio.

En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, durante los próximos quince años, las bases mínimas de cotización crecerán de forma similar a las bases medias del Régimen General, con el fin de acercar la protección de ambos regímenes.
Sostenibilidad del Sistema

Con el objetivo de garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sistema público de pensiones y mantener la proporcionalidad entre las contribuciones y las prestaciones, a partir de 2027 se revisarán cada cinco años los parámetros del sistema según la evolución de la esperanza de vida.
Mejora de las pensiones mínimas para personas solas

El texto aprobado en Consejo mejora las pensiones mínimas de los pensionistas de edad avanzada que viven solos, ya sea de jubilación, incapacidad o viudedad.
Financiación complementaria y separación de las fuentes

El anteproyecto de Ley asume plenamente las recomendaciones del Pacto de Toledo y, así, tiene en consideración la necesidad de compatibilizar los objetivos de consolidación y estabilidad presupuestaria con los de plena financiación de las prestaciones no contributivas y universales a cargo de los Presupuestos de las Administraciones Públicas.

Una vez promulgada la Ley se constituirá un grupo de trabajo integrado por expertos propuestos por los Ministerios de Trabajo e Inmigración y Economía y Hacienda y de los agentes económicos y sociales, que analizará posibles escenarios de financiación complementaria del Sistema de Seguridad Social a medio y largo plazo.

Finalmente, sobre las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesional, el texto plantea el desarrollo de un programa específico de seguimiento de las bajas con una duración inferior a quince días, que mejore la conexión a entre el INSS y las Mutuas.




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible