Ir al contenido principal

60.000 personas participan en Murcia al "entierro simbólico" de la Ley de Medidas Extraordinarias

Alrededor de 60.000 personas, convocadas por los sindicatos CCOO, UGT, SATSE, CSI-F, Sterm Intersindical, Anpe Murcia, Sidi y SAE, se manifestaron la tarde del martes en Murcia en protesta por la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas, aprobada el 23 de diciembre en la Asamblea Regional de Murcia. Esta vez, los participantes han recorrido las calles de la capital murciana de forma silenciosa, portando ropa oscura y velas en la mano, bajo el frío y la lluvia.

La marcha partió sobre las 18.30 horas de la Plaza Fuensanta como es habitual, y transcurrió sin incidentes y en silencio al son del "Réquiem" de Mozart, ante algún grupo que en un primer encuentro se unía con cánticos religiosos o gritos de "La enseñanza y la sanidad pública han muerto por culpa del PP", y una pancarta gigante en la que se podía leer "Los servicios públicos son de todos".

Tras ellos un grupo de manifestantes portaban dos ataúdes con escritos alusivos a su protesta, en los que apuntaban "No al tijeretazo, dignidad y resistencia" o "No dejaremos que entierren los derechos de los empleados públicos".

Ya en la cabecera de la pancarta el secretario general de CCOO, Daniel Bueno, aseguró que se había llegado a "un principio" de diálogo con el presidente del Gobierno regional, que suponía "la recuperación" del mismo, roto desde diciembre, intentando, acentuó, "que esta ley no afecte a los empleados públicos de la Región".

Y es que, recordó, el jefe del Ejecutivo "ha dicho que la ley es revisable en todo su contenido y, por lo tanto, vamos a formular la propuesta para proceder a esa revisión". Se trata, advirtió, "de un logro de las movilizaciones de los miles de trabajadores el que el presidente nos haya recibido y se muestre dispuesto a establecer un diálogo, aunque condicionado, y revisar su contenido".

"Vamos a intentar ese proceso y en una semana o diez días sabremos si el proceso de negociación camina o no positivamente", insistió Bueno.

En medio de un fuerte despliegue policial, la marcha ha transcurrido sin incidentes y al final de la misma, en la Plaza de la Cruz Roja, y una vez dejados los dos féretros representativos en el suelo, los manifestantes han roto en un rotundo aplauso porque, aseguraban, "somos muchos más".

Posteriormente, uno a uno, los asistentes han ido dejando las velas que portaban alrededor o encima de los féretros," rezaban" alguna oración para después abandonar el lugar.




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible