Ir al contenido principal

AI: El juicio contra un estadounidense de 13 años pordría violar el derecho internacional

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades del estado de Pensilvania que abandonen su intención de celebrar un juicio por asesinato contra un adolescente de 13 años ante un tribunal para adultos, ya que podría suponer una violación del derecho internacional.


El 25 de enero, la Corte Superior de Pensilvania tiene previsto celebrar una vista de apelación contra la decisión de juzgar a Jordan Brown, de 13 años, ante un tribunal para adultos por matar a Kenzie Houk, la novia embarazada de su padre, cuando tenía 11 años en 2009.

La Fiscalía General de Pensilvania está presionando para que el tribunal acepte queJordan Brown sea juzgado como adulto, lo que permitiría imponerle cadena perpetua sin libertad condicional si resulta declarado culpable de homicidio en primer grado.

“Poner a alguien tan joven como Jordan Brown en peligro de prisión perpetua y sin posibilidad de libertad condicional no es coherente con las obligaciones internacionales de Estados Unidos en materia de derechos humanos” afirmó Susan Lee, directora del Programa de Amnistía Internacional para América.

Estados Unidos y Somalia son los únicos países del mundo que no han ratificado la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, que prohíbe imponer prisión perpetua sin posibilidad de excarcelación por delitos cometidos por menores de 18 años de edad.

“Resulta escandaloso que alguien tan joven pueda ser condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, y más en un país que se considera a sí mismo una fuerza progresista en favor de los derechos humanos” señaló Susan Lee.

Jordan Brown fue acusado de dos delitos de homicidio, puesto que la víctima estaba embarazada de ocho meses y medio y el feto también había muerto.

Con arreglo a la legislación de Pensilvania relativa a los casos de asesinato, fue automáticamente acusado para ser juzgado ante un tribunal para adultos. En la vista del 25 de enero se examinará el recurso de apelación interpuesto por los abogados de Jordan Brownpara que su juicio se traslade a un tribunal de menores.

Por la información de que dispone Amnistía Internacional, Jordan Brown es en la actualidad la persona más joven en peligro de ser condenada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Pero en Estados Unidos ya hay al menos 2.500 personas cumpliendo penas de prisión perpetua sin posibilidad de libertad condicional por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años.

“Estados Unidos es el único país del mundo que sepamos que aplica la cadena perpetua sin libertad condicional a menores, y lo hace con regularidad” manifestó Susan Lee.

Amnistía Internacional ha pedido a Estados Unidos que ajuste su legislación a las normas internacionales sobre el tratamiento de menores acusados de delitos.




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible