Ir al contenido principal

Aviones militares sobrevuelan Egipto

Foto:Bulent Kilic/AFP
AGENCIAS.- Aviones militares sobrevolaron El Cairo a baja altura el domingo, en un aparente intento de las fuerzas armadas de mostrar que controlan una ciudad aquejada por saqueos, robos a mano armada y protestas contra el gobierno, señala la agencia ASSOCIATED PRESS.


El presidente egipcio, Hosni Mubarak, se reunió el domingo con las Fuerzas Armadas - vistas como cruciales para el futuro del país - pese a las inéditas exigencias para que deje su mandato de 30 años, mientras en El Cairo los manifestantes desafiaban un toque de queda, informa REUTERS.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo que su país quería una "transición ordenada" mediante elecciones libres y justas en Egipto, su aliado clave y nación más poblada del mundo árabe.

Los Hermanos Musulmanes y otras fuerzas de la oposición encargaron el domingo a Mohamed ElBaradei "negociar" con el régimen del presidente egipcio Hosni Mubarak, en el sexto día de una rebelión popular que mantiene su vigor pese a la sangrienta represión y a las iniciativas del poder para aplacarla,informa FRANCE PRESSE.

Miles de personas volvieron a salir a las calles de El Cairo, pidiendo la renuncia de Mubarak, así como del vicepresidente Omar Suleimán y del primer ministro Ahmed Shafiq, dos militares nombrados la víspera en el marco de un cambio de gobierno con el que el mandatario esperaba contener la ola de descontento que ya dejó al menos 125 muertos.

La situación en el país cobró además visos de caos, con saqueos y numerosas fugas de presos, muchos de ellos islamistas.

Estados Unidos preparaba la evacuación de sus ciudadanos residentes en Egipto a partir del lunes.

Mubarak, en el poder desde 1981, también está bajo la presión de sus aliados, como Estados Unidos, que le pidió velar por una "transición ordenada".

"Deseamos ver una transición ordenada. Demandamos insistentemente al gobierno de Mubarak, que está aún en el poder (...), que haga lo que sea necesario para facilitar este tipo de transición ordenada", dijo la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

La comunidad internacional sigue con ansiedad los acontecimientos en este país de 80 millones de habitantes (el más poblado del mundo árabe), aliado de Estados Unidos y con un papel fundamental en el diálogo entre israelíes y palestinos.

"El pueblo quiere la caída del régimen", "¡Mubarak vete!", coreaban los manifestantes congregados en Midan Tahrir, la "Plaza de la Liberación", en el centro de la capital, que vive desde el martes al ritmo de la revuelta que se extendió a las principales ciudades del país.

Laicos, islamistas, jóvenes y ancianos se codeaban en estas protestas sin precedentes en treinta años.

La unión en la calle se tradujo al plano político, con la designación de ElBaradei como encargado para "negociar" con el régimen.

La Coalición Nacional por el Cambio, que nuclea en torno a ElBaradei a varias formaciones opositoras, entre ellas a los Hermanos Musulmanes, encargó al ex jefe de la agencia nuclear de la ONU (AIEA) "negociar con el poder", informó Saad al Katatni, uno de los dirigentes del movimiento islamista proscrito.

ElBaradei instó a Washington a abandonar definitivamente a Mubarak.

"El gobierno estadounidense no puede pedir al pueblo egipcio que crea que un dictador que está en el poder desde hace 30 años será quien instaure la democracia", estimó el opositor, interrogado desde El Cairo por la televisión norteamericana CBS.

Las autoridades egipcias prohibieron el domingo todas las actividades de la televisión qatarí Al Jazeera, que estaba cubriendo ampliamente las protestas, informó la agencia oficial egipcia MENA.

La cadena emitió poco después un comunicado en el cual afirmó que la medida pretende "acallar al pueblo egipcio".

La inseguridad reinante se incrementó al trascender la fuga de miles de presos, entre ellos varios dirigentes de los Hermanos Musulmanes, de varias cárceles del país.

En Wadi Natrun, 100 km al norte de El Cairo, hubo una fuga masiva de islamistas y de presos comunes, tras un motín en el cual se apoderaron de las armas de los guardianes.

También se escaparon todos los presos de Abu Zaabel, al este de la capital, constató un periodista de la AFP.

Muchos egipcios creen que la policía está aflojando el control de las cárceles para incrementar el caos y conseguir de ese modo que la población acabe pidiendo la intervención de las fuerzas de seguridad para restablecer el orden.

En los últimos días se señalaron saqueos en El Cairo, Alejandría y Suez, y se impuso en esas ciudades un toque de queda de 14 horas diarias que sin embargo es desafiado noche tras noche.

Los vecinos formaron comités de guardia para proteger sus bienes.

La gasolina estaba agotada en muchas estaciones de servicio y muchos cajeros automáticos estaban vacíos, algunos de ellos por haber sido saqueados.

Pese a ser día laborable, los bancos y la Bolsa permanecían cerrados.




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible