Ir al contenido principal

Mercenarios

Por Teodoro Rentería Arróyave

Tal parece que el sitio WikiLeaks se está convirtiendo en indispensable para desnudar las prácticas aviesas de las poderosas potencias, de los gobiernos títeres, de funcionarios y empresarios corruptos y para desenmascarar a supuestos opositores que resultan sólo mercenarios al servicio del imperio.

El sitio WikiLeaks, al inicio de la primera quincena de diciembre del recién terminado 2010, propinó un duro golpe a los mal llamados opositores en Cuba al revelar un cable diplomático enviado a Washington en 2009 por el jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, SINA por sus siglas en inglés, Jonathan Farrar, quien caracterizó a esos contrarrevolucionarios como polarizados y desconectados de la realidad de su país.

Al cable en occidente no se le dio la difusión debida, no obstante que el viernes 17 el diario español El País lo publicó y CubaDebate lo reprodujo. En el cable cifrado, filtrado por WikiLeaks, el diplomático norteamericano subraya que los también denominados disidentes “están más preocupados por el dinero que en llevar sus propuestas a sectores más amplios de la sociedad”, lo que confirma las reiteradas afirmaciones de Cuba de que son unos mercenarios al servicio de una potencia extranjera.

El informe. incluso señala que un “grupo opositor” presentó abiertamente al consejero político de la SINA un presupuesto para su supuesta organización, o sea una especie de nomina, con el objetivo de que esa misión diplomática asumiera el pago de salarios.

Farrar reconoce que los “opositores” a los que Estados Unidos mantiene y destina financiamientos millonarios para desestabilizar la Isla no representan a los cubanos, y además tienen muy pocas probabilidades de reemplazar a las actuales autoridades de la nación caribeña. El Jefe de la SINA apunta también en el mismo texto que los “disidentes son viejos y no conectan con los jóvenes”.

No obstante a ello, Farrar recomienda a la actual administración norteamericana del presidente Barack Obama continuar apoyando a los desenmascarados mercenarios, lo que evidencia la conocida intención de la Casa Blanca de proseguir financiando a la maltrecha contrarrevolución cubana con el viejo y fracasado objetivo de pretender desestabilizar la Isla.

El cable diplomático revelado toma vigencia ahora ante la amplia difusión de las agencias de noticias estadounidenses sobre el nuevo arresto en Cuba del supuesto opositor cubano Guillermo Fariñas, quien junto con otros sujetos fue liberado el año pasado y sin embargo se negó a salir del país.

Ahora sí la difusión es amplia sobre Fariñas en la que se destaca que es Premio Sajarov 2010, sin embargo se cuidan de insistir en que es periodista, ahora dicen que es sicólogo y desde luego tampoco aluden al financiamiento de la SINA que Jonathan Farrar recomienda siga desembolsando Washington. WikiLeaks ha desenmascarado a los mercenarios.

Comentarios

PUBLICIDAD

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible