Ir al contenido principal

CCOO pide al gobierno que intervenga en nueva Rumasa y retire a la familia Ruiz-Mateos la gestión de las empresas

El secretario confederal de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, y el secretario general de la Federación Agroalimentaria, Jesús Villar, han pedido al Gobierno que intervenga ante la situación de Nueva Rumasa para encauzar la situación económica y financiera del grupo, pero sobre todo para garantizar el mantenimiento del empleo y del tejido productivo. El sindicato reclama, que los actuales responsables de la dirección de Nueva Rumasa, en situación de preconcurso, sean apartados de la gestión del grupo y se nombre a unos administradores judiciales para evitar la pérdida de empleo en estas compañías.

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, tanto Ramón Górriz como Jesús Villar han mostrado su preocupación por la situación que atraviesan gran número de empresas del grupo y que afecta a más de 5000 trabajadores, además del impacto indirecto que tendrá en el sector agroalimentario de nuestro país.

El secretario de Acción Sindical de CCOO ha denunciado que la situación de Nueva Rumasa se veía venir por los avisos tanto de los trabajadores y las denuncias de las propias secciones sindicales. "No se puede permitir que empresas que desde hace tiempo no pagan las cuotas a la Seguridad Social, ni a la agencia tributaria, ni a sus empleados, proveedores e inversores continúen sembrando incertidumbre entre sus trabajadores y alarma social como en el caso de Nueva Rumasa. Por ello, desde CCOO pedimos al Gobierno que actúe, y que se adopten medidas cautelares oportunas para alejar de la empresa a la actual dirección del grupo; pues dejar la búsqueda de soluciones en manos de la actual dirección del grupo supondría profundizar aún más en la crisis de estas empresas".

La Federación Agroalimentaria de CCOO ya ha remitido una carta a los Ministerios de Economía y Hacienda, Trabajo e Inmigración y Medio Ambiente Medio Rural y Marino solicitándoles su concurso e implicación para encauzar la situación económico financiera y ante todo y sobre todo el mantenimiento del empleo y el tejido productivo del Grupo Nueva Rumasa.

Por su parte, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO, ha recordado que la situación del Grupo Nueva Rumasa no es un problema financiero puntual, sino de calado estructural debido a la nefasta gestión empresarial desarrollada, por lo que se requiere más implicación de las Administraciones".

En este sentido, Jesús Villar ha pedido a la Fiscalía de Delitos Económicos que actúe de oficio, porque hay un entramado de movimientos económicos entre las empresas de Nueva Rumasa que deben hacer tomar iniciativas de oficio y para quitar de la administración de estas empresas a la familia Ruiz Mateos ("una familia que está más comprometida con el desempleo que con el empleo"), pues hay empresas que se pueden salvar, pues son viables".

CCOO también ha pedido a los gobiernos de las comunidades autónomas (que en global han dado más de 25 millones de ayudas al grupo) una mayor implicación en la búsqueda de soluciones para el mantenimiento del empleo del grupo.

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible