Ir al contenido principal

La Policía brasileña desarticula una banda que traficaba con animales silvestres

EMD - AGENCIAS.- La policía brasileña detuvo a 14 personas en una operación en tres estados brasileños para desarticular una banda que traficaba animales silvestres del Pantanal y la Amazonia, algunos de ellos en extinción, informaron las autoridades.

Unos 70 agentes de la Policía Federal detuvieron a 14 personas sospechosas de participar en la operación y realizaron 16 operaciones de búsqueda y aprehensión en sitios donde se cree que hay animales en cautiverio, informa ASSOCIATED PRESS citando un comunicado del cuerpo policial.

"La cuadrilla está dotada de una estructura organizacional con logística de captura, transporte, cautiverio y reventa de las más diversas especies de animales silvestres", señaló el comunicado.
Entre las especies traficadas están la arara-canindé, un loro de plumas azules y amarillas, el papagayo verdadero de plumaje verde, tucanes, pájaros negros y una pequeña ave típica del Pantanal conocida como coleira-do-brejo.

La operación, bautizada con el nombre de Acamatanga por el nombre del papagayo verdadero en la Amazonia, comenzó en octubre con la investigación de la fiscalía de la localidad de Ivinhema, en el estado occidental de Mato Grosso do Sul y aledaña al Pantanal, un extenso humedal de gran riqueza biológica en la región fronteriza con Paraguay y Bolivia.

En noviembre, la investigación permitió aprehender 107 pichones de aves en la región del Pantanal que iban a ser trasladadas a la localidad de Araras, en el estado de Sao Paulo. Cuatro miembros de la banda fueron detenidos en la ocasión.

Posteriormente, la policía constató que al finalizar el período de reproducción de aves en la zona del Pantanal, el grupo pasaba a operar en el estado amazónico de Pará, donde en enero fueron incautados 47 pichones de aves en peligro de extensión que iban a ser trasladadas a Sao Paulo por dos miembros de la banda, que fueron detenidos, según el comunicado.

Los integrantes del grupo criminal podrían ser procesados por delitos tipificados en la ley de crímenes ambientales, en particular tráfico de animales silvestres y maltrato de animales, cada uno de los cuales conlleva una pena de uno a tres años de prisión.

También podrían ser acusados de formación de cuadrilla con fines criminales, sancionable con uno a tres años de reclusión.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible