Ir al contenido principal

Libia: Cientos de personas se dirigen a Bengasi en busca de seguridad

La situación en los alrededores de Ajdabiya sigue siendo inestable y la población que ha permanecido en la zona busca seguridad. Hoy, cientos de personas se dirigieron a Bengasi al temer que se libraran nuevamente enfrentamientos en las cercanías, ha señalado el Comité Internacional de Cruz Roja.

"No había vuelto a mi casa en Ajdabiya hasta ayer por la noche, pero unas horas más tarde oímos que pronto podrían reanudarse los enfrentamientos cerca de la ciudad", explicó una madre que había regresado a Bengasi esta mañana. "Es mejor que nos quedemos aquí; estaremos a salvo".

Reuters*
euters / Finbarr O'Reillyeuters / Finbarr O'ReillyVeuters / Finbarr O'Reillyeuters / Finbarr O'Reillyeuters / Finbarr O'ReillyEl domingo 27 de marzo, cuando remitieron los enfrentamientos en los alrededores de Ajdabiya, los colaboradores del CICR y de la Media Luna Roja Libia repartieron lentejas, aceite, arroz, sal, té y azúcar a 15.000 personas para cubrir sus necesidades durante un mes. También distribuyeron mantas, baterías de cocina y artículos de higiene. "Estamos impresionados por los esfuerzos y la ayuda que prestan las comunidades locales y las asociaciones de beneficencia de las ciudades y pueblos cercanos en favor de los habitantes de Ajdabiya", precisó el jefe de la de misión del CICR en Bengasi, Simon Brooks. "Es crucial que podamos llegar hasta las personas afectadas por el conflicto, incluso en zonas a las que aún no hemos podido acceder, como Misrata".

Los extranjeros que viven y trabajan en Ajdabiya han podido llamar a sus familias en el extranjero, gracias a los teléfonos satelitales facilitados por el CICR. "Estábamos ansiosos por llamar a nuestras familias; queríamos decirles que estábamos vivos", explicó un estudiante palestino, tras haber telefoneado a unos familiares en Líbano.

Recientemente, el CICR visitó, en Bengasi, a unas 60 personas detenidas por la oposición armada libia. Después, se puso en contacto con 23 familias, en Sirte, Trípoli, Sabha y otras ciudades libias, para informarles sobre el paradero de sus familiares detenidos. Actualmente, está organizando una visita a otro grupo de personas capturadas durante los enfrentamientos en Ajdabiya.

Desde su base logística en la ciudad egipcia de Alejandría, la Institución presta apoyo a las actividades de socorro desplegadas en Libia. Hasta la fecha, ha transportado, a su depósito de Tobruk, unas 30 cargas de camión con 430 toneladas de víveres y artículos de primera necesidad. Las reservas de víveres almacenadas pueden cubrir, en caso necesario, las necesidades alimentarias de decenas de miles de personas.

Distribución de comidas y artículos de higiene en la frontera

El personal del CICR presta apoyo a la Media Luna Roja Egipcia, en Sallum, en la frontera egipcia, a fin de distribuir alimentos a los migrantes, entre los cuales mujeres y niños, que no pueden volver a su país de origen, a causa del conflicto armado o de otras razones.

En el campamento de Choucha, en la frontera tunecina, la Media Luna Roja Tunecina está sirviendo a diario unas 5.000 comidas preparadas, en cooperación con el CICR y con los tunecinos de a pie, quienes también han donado aceite, cereales, arroz y otros alimentos. Desde el comienzo de la crisis, el CICR ha distribuido mantas, bidones y más de 20.000 lotes de artículos de higiene con jabón, champú, cepillos de dientes y dentífrico para satisfacer las necesidades básicas de las personas que están bloqueadas en la frontera.

En el campamento de Choucha, el CICR ha instalado un sistema de abastecimiento de agua, así como cuatro bloques de duchas, para mejorar las condiciones de higiene. Asimismo, ha proporcionado suministros médicos al hospital Burguiba, en la ciudad de Sfax –donde son referidos los pacientes procedentes de Libia– con los que se podrá atender hasta 100 víctimas de guerra.

Desde el inicio de la crisis, el CICR y la Media Luna Roja Tunecina han facilitado más de 30.000 llamadas telefónicas a ciudadanos de unos 30 países, para que dieran noticias a sus atribuladas familias o se pusieran en contacto con su respectiva embajada. Desde principios de marzo, se han facilitado más de 900 llamadas a las personas que se encuentran en el lado egipcio. Asimismo, el CICR sigue tomando fotografías de identidad, a fin de agilizar los trámites consulares para que continúen su viaje.

*Personas hacen fila para recibir combustible en Ajdabiya, en el este de Libia. ©Reuters / Finbarr O'Reilly

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible