Ir al contenido principal

Literatura y libre comercio. Las relaciones nórdicas del Perú

Por Jorge Zavaleta Alegre

Entre los países nórdicos y la mayoría de peruanos predomina una imagen de sociedades distantes y poco conocidas entre sí. Sin embargo, con la actividad cultural de la Academia Sueca las relaciones van adquiriendo matices diferentes, incluyendo un mayor interés por los compromisos de libre comercio.

El Nobel de Literatura 2010 para el escritor Mario Vargas Llosa es un valioso ingrediente para el mayor acercamiento de esa parte de Europa y los países andinos. Suecia, desde hace una década marca una apertura y con éxito en el mercado literario de lenguas extranjeras. Obras policiales y libros de aventuras, autores como Jan Guillou y Henning Mankell, y Marianne Fredriksson, con inspiración religiosa, aparecen en las librerías latinoamericanas.

Los más altos niveles del PBI per cápita e Índices de Desarrollo Humano, medidos por la educación y la larga y saludable vida, de los 25 millones de personas que habitan Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia y Dinamarca, son elementos que motivan a los peruanos a repensar sobre los modelos de desarrollo económico.

Si se observa la dinámica de la Cámara de Comercio Nórdica, esta ha sabido amalgamar las coincidencias, contando con el apoyo especial de sus embajadas, consulados y de las 80 empresas que operan en este país latinoamericano, y también de instituciones nacionales privadas y públicas afines, el soporte y la experiencia de la Central Chamber de Comerce y la FinnCham Network.

Los cinco países nórdicos son parte de la Unión Europea, pero mantienen particularidades que captan el interés de los exportadores que están a la búsqueda de diversificar sus mercados de destino. La concreción de esas expectativas se podrá plasmar a partir de julio próximo con el TLC entre Perú y los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), conformada por Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega, que entrará en vigencia, según el Ministerio peruano de Comercio Exterior y Turismo.

La mayor parte de las exportaciones peruanas a Suiza están concentradas en minerales, y el propósito del TLC es comenzar a exportar más productos agrícolas e industriales, con valor agregado y libres de aranceles, considerando que las preferencias arancelarias que los países de la EFTA otorguen a la Unión Europea se extenderá automáticamente a Perú.

Un factor indispensable es que las empresas de EFTA deben ser responsables socialmente y hacer negocios con empresas que practican el comercio justo, el buen trato al capital humano y el respeto al medio ambiente. Un elemento adicional en el TLC con EFTA es el acuerdo de que ninguna de las partes mantendrá, introducirá o reintroducirá subsidios a la exportación. No obstante, Perú mantiene de manera indefinida la posibilidad de aplicar el sistema de restitución arancelaria (drawback) y los regímenes de importación y exportación temporal.

Suiza, Liechtenstein e Islandia ofrecen al Perú preferencias arancelarias para una serie de productos alimenticios, como flores y frutas. El Perú seguirá beneficiándose de las preferencias arancelarias unilaterales que Suiza y Noruega conceden en el marco del Sistema Generalizado de Preferencias. El intercambio con el Perú es creciente. Algo parecido se registra entre los EFTA que han suscrito cerca de veinte TLC, incluyendo a México y Chile.

Los países nórdicos gozan de un alto nivel de ingresos, un sólido crecimiento económico y estabilidad macroeconómica, con bajos niveles de inflación, pobreza y desempleo. Este no es un milagro sino el resultado de las prioridades presupuestarias a la educación y a su lucha eficaz contra la corrupción. Finlandia y Suecia figuran entre los menos corruptos del mundo y con muy baja criminalidad.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible