Ir al contenido principal

Willy Meyer en Colombia: "El Presidente Santos no descarta una negociación con las FARC para poner fin al conflicto armado"

La Delegación para las Relaciones con la Comunidad Andina del Parlamento Europeo se desplazó a Colombia los días 25 a 28 de abril para mantener encuentros con el gobierno colombiano, con representantes del Senado y la Cámara, con el Vicefiscal General de la Nación, representantes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y con distintas organizaciones no gubernamentales.

La visita se produjo en el contexto de la reciente firma del acuerdo comercial UE-Colombia-Perú, pendiente de ratificación del Parlamento Europeo y, previsiblemente, de los Parlamentos de los 27 Estados miembros de la UE.

Este acuerdo comercial con Perú y Colombia se realiza tras el fracaso de no haber podido alcanzar Acuerdos de Asociación con la Comunidad Andina que contemplaran el diálogo político y la cooperación, además de las relaciones comerciales.

Para Izquierda Unida, en la práctica, estos acuerdos comerciales se convierten en Acuerdos de Libre Comercio que no contemplan las asimetrías, ni la justicia en las relaciones comerciales y donde se hace referencia de forma genérica a la necesidad de observar el cumplimiento de los derechos humanos para el buen fin de dichos acuerdos pero sin concretar cláusulas condicionantes.

El diputado Willy Meyer manifestó en los encuentros con los representantes del gobierno colombiano la posición contraria de su grupo parlamentario, el GUE/NGL (Izquierda Unitaria Europea-Izquierda Verde Nórdica) a dicho acuerdo comercial, "precisamente por no tener en cuenta las asimetrías y por la terrible situación de los derechos humanos en el país andino, que cuenta con millones de desplazados, y en el que la impunidad y la corrupción criminal se encuentran dentro de los aparatos del Estado".

"A pesar de las declaraciones del Presidente Santos que se comprometen en poner fin a las violaciones sistemáticas de los derechos humanos, el último informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas sobre derechos humanos en Colombia es demoledor en su denuncia de la impunidad, los asesinatos y la persecución de sindicalistas y defensores de derechos humanos. La actuación de los servicios de inteligencia y de las Fuerzas Armadas en asesinatos al día de hoy no se ha depurado desde el punto de vista penal. Los pocos miembros de las Fuerzas Armadas condenados han burlado la acción de la Justicia al ingresar en centros especiales en condiciones de privilegio", manifestó Meyer.

A juicio del responsable de política internacional de Izquierda Unida, "la criminalización de la acción de los movimientos sociales y de la oposición política al gobierno colombiano sigue siendo una realidad inaceptable".

En la entrevista con Juan Manuel Santos, Presidente de la República, éste manifestó ante las preguntas de Meyer que la llave sobre la solución negociada del conflicto armado "no está en el fondo del mar" y que bajo determinadas circunstancias el gobierno que él preside estaría en condiciones de iniciar con las FARC una negociación para poner fin al conflicto armado.

Meyer expresó al Presidente Santos su "preocupación por el uso que realizan los servicios de inteligencia del ordenador capturado a las FARC en el ataque armado ilegal perpetrado en territorio de Ecuador para incriminar a personas reconocidas en su labor humanitaria, como el caso de la senadora Piedad Córdoba o el de la española Remedios García. Esa prueba está contaminada y seguramente manipulada por unos servicios de inteligencia que están siendo cuestionados en la actualidad".

Los representantes de la sociedad civil manifestaron a la delegación parlamentaria su contrariedad ante la posibilidad que el Parlamento Europeo ratifique el Tratado de Libre Comercio con Colombia. Para éstos, "la Unión Europea no puede respaldar con su firma la realidad de la impunidad, la persecución sindical y social y los crímenes cometidos contra activistas sociales".

Meyer alertó a los representantes de la sociedad civil de que con los votos de la derecha europea y con buena parte del voto de los socialistas este acuerdo puede ser ratificado.

"Coincido con ustedes en que la ratificación del Acuerdo de Libre Comercio por parte del Parlamento Europeo significaría en la práctica el abandono de la UE como factor de desarrollo, democracia y equidad, como factor exigente para acabar con la impunidad, la violencia de género, el conflicto armado en Colombia, los millones de desplazados y la corrupción de los aparatos del Estado", declaró Meyer.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible