Ir al contenido principal

La doble cara de Barak Obama

Por Carlos Tena  

El panfleto pacifista y reconciliador del presdente USA, pronunciado ayer en Washington, en el que llama a la aceptación de varios puntos por parte del gobierno de Israel y la comunidad palestina, no logró su objetivo.

Benjamín Nettanyahu se mostró muy enojado, tras el discurso tan hipócrita como calculado, de su colega Barak Obama, en el que este último llamó por primera vez a comprender la creación de un Estado palestino sobre la base de los acuerdos de 1967.

Benjamin protestaba porque, según su criterio, los palestinos no han cumplido los compromisos adquiridos en ocasiones precedentes, así como rechazó de forma rotunda cualquier retirada del ejército sionista a las fronteras designadas hace 44 años.

Por su parte, el líder palestino Mahmoud Abbas convocó a los dirigentes de su partido a una reunión de emergencia.

El primer ministro israelí no ocultó su decepción, expresando que Washington no comprendía la realidad de lo que ocurre en la zona.

Añadió que Obama no ha tenido en cuenta los cambios demográficos sobre el terreno, supongo que en referencia a la continua ocupación habida desde entonces, por parte de la población judía, con el asentamiento de más de 400.000 colonos y la Jerusalén oriental ocupada y anexionada, también ilegalmente.

El mandatario israelí viajó hoy a Estados Unidos. "La visita de Netanyahu a Washington tiene un mal comienzo. La recepción será fría, a pesar de que la Cámaras del Congreso y los delegados de AIPAC (el poderoso lobby pro-Israel) muestren su regocijo", declaraba un funcionario de la Casa Blanca.

Sin embargo, un líder de Kadima, partido centrista israelí (en la oposición), elogió lo que consideró un "discurso histórico" del presidente Obama.

En el otro lado, el portavoz del presidente palestino, Mahmoud Abbas, Nabil Abu Rudeina, lamentó y denunció la negativa del gobierno sionista a la propuesta, que supone un nuevo golpe a los esfuerzos internacionales para lograr la paz en el Oriente Medio.

Samir Awad, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Bir Zeit, por su parte, dijo que "Obama debe ser claro en su NO a la colonización, colaborando en la reanudación de las conversaciones de paz y la retirada de los asentamientos actuales. Pero me pregunto: si el presidente americano no ha tenido éxito a la hora de forzar a Netanyahu a detener el genocidio, que se comete a diario contra la población palestina ¿cómo va a ser capaz de presionar a Israel, para obligarle a admitir que los palestinos deben tener un estado propio?".

Y no le falta razón. Más bien, le sobra.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible