Ir al contenido principal

El PP se niega a llamar a Franco "dictador"

Por Carlos Tena

Que nadie se rasgue las vestiduras, porque la noticia ni es alarmante, ni nueva. Tras el escándalo provocado por quienes dicen llamarse Académicos de la Historia, cuyas colaboraciones y escritos sobre personajes y hechos relativos a los acontecimientos de todo tipo sucedidos en la vieja Hispania y sus alrededores, distan años luz de la realidad, atribuyendo a genocidas y asesinos como Francisco Franco epítetos eufemísticos como “autoritario”, resulta de lo más normal que un colectivo como el PP se niegue a admitir hechos consumados.

El partido popular (heredero del más puro estilo caudillista y que jamás condenó los crímenes de la dictadura) se niega a que en las Enciclopedias oficiales se conozca como tal al general que, traicionando la legalidad democrática, las libertades individuales y colectivas, asesinando el 16 de Julio de 1936 a su compañero el general Balmes (que se oponía al golpe), fue el causante de la mayor ola de crímenes contra la humanidad en los últimos siglos acaecidos en el sur de Europa.

MÁS DAÑINO, CORRUPTO, COBARDE Y MENTIROSO QUE AZNAR

Pero ¡ojo¡, que nadie se llame a engaño. De forma parecida se pronunció Felipe González en el diario mexicano Excelsior cuando le preguntaron si consideraba al gallego de Ferr0l un dictador. El Señor X respondió: “No puede decirse eso, Franco fue un militar algo autoritario“.

Claro que Felipe nunca combatió en la clandestinidad, excepto para defenestrar a los verdaderos socialistas del PSOE, ni fue enemigo de Franco. Más bien al contrario, González imitó sus formas y maneras, sobre todo en la policia, la guardia civil y los medios de comunicación. Jamás hubo más terrorismo de estado, tanto nepotismo y censura en RTVE, que durante la etapa del sevillano como presidente del gobierno.

Entre las muchas prohibiciones y separaciones de servicio que sufrió quien firma estas lineas, figura el veto a un espacio en 1988 que titulé “Francamente Hablando“, en el que bajo un prisma cómico, dejaba hablar desde el infierno al Caudillo, siempre comentando elogiosamente la politica de Felipe. No pudo soportarlo ni él, ni Guerra, ni los directivos de la casa.

Gracias al PSOE, Franco sigue presente en la historia, como un adalid de las libertades.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible