Ir al contenido principal

LA OTAN bombardea las emisoras de la televisión de Libia

Hay al menos tres muertos y más de 15 heridos


AGENCIAS.- Aviones de combate de la OTAN han bombardeado este sábado las emisoras satelitales de la televisión estatal libia en Trípoli "porque eran utilizadas para incitar la violencia y amenazar a civiles", dijo la alianza militar. Como consecuencia de los ataques hay al menos tres muertos y 15 personas heridas.

El bombardeo fue denunciado por los trabajadores del medio audiovisual, que a través de un comunicado condenaron el hecho.

"Tres de nuestros colegas fueron muertos y otros 15 quedaron heridos mientras cumplían su deber profesional de periodistas libios", indicó el director de la cadena Al-Jamahiriya que difunde en inglés.

Una serie de fuertes detonaciones se escucharon poco antes del amanecer en toda la capital de Libia, señala la agencia ASSOCIATED PRESS. Las autoridades libias no han emitido comentarios sobre os posibles blancos del ataque, pero la televisora estatal seguía transmitiendo en Trípoli el sábado por la mañana.

AP
La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) dijo que con los bombardeos se busca disminuir el "uso de la televisión satelital como medio de intimidación hacia el pueblo libio e incitar actos de violencia en su contra", parte de la campaña del mandatario libio Moamar Gadafi.

"Al atacar específicamente estas cruciales antenas satelitales se reducirá la capacidad del régimen para oprimir a los civiles mientras (se preserva) la infraestructura de transmisión televisiva que será necesaria después del conflicto", dijo la alianza en un comunicado publicado en su sitio de internet.

La OTAN asegura que las emisoras de televisión de Gadafi intentan exaltar los ánimos y generar acciones de sus partidarios.

El intento por silenciar las emisoras del gobierno surge en un momento delicado para las fuerzas rebeldes, en las que al parecer reina la confusión después de la misteriosa muerte de su comandante en jefe. El cadáver de Abdel-Fattah Younis fue encontrado el jueves en las afueras de la ciudad de Bengasi, controlada por los rebeldes, junto con los cadáveres de dos coroneles que eran sus asistentes de mayor rango. Los cadáveres presentaban heridas producidas por arma de fuego y se encontraban quemados.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible