Ir al contenido principal

Que cunda el ejemplo: la justicia ecuatoriana condena la mentira e impunidad del periodismo amarillo y golpista

Por Carlos Tena   

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó hoy una propuesta de conciliación de los directivos del diario El Universo, en un juicio por “injurias calumniosas”, por considerar que la oferta de que el mandatario redacte una nota, no equivale a una rectificación del periódico cuando se han demostrado sus mentiras e injurias.

Este pedido fue rechazado por los abogados de Correa, quienes sostuvieron que dicha solicitud no significa una rectificación del medio.

Cuando se miente, se difama, se denuncia y la justicia condena al culpable, la rectificación debe provenir del que ha faltado a la verdad.

El origen del juicio fue un artículo del 6 de febrero de 2011, donde el columnista y ex director de Opinión del diario de Guayaquil, Emilio Palacio, acusó a Rafael Correa de haber ordenado abrir fuego a discreción contra un hospital lleno de civiles e inocentes, el 30 de septiembre de 2010, durante la sublevación policial e intento de golpe de estado.

¿Se imaginan que decisión hubieran tomado los tribunales españoles, si El País hubiera publicado que “Zapatero ordenó disparar a los civiles inocentes que se encontraban en un hospital el día del atentado de Atocha?”

EMILIO PALACIO, DE PROFESIÓN GOLPISTA, EMBAUCADOR Y DIFAMADOR

La audiencia, a la que concurrió Correa y no se permitió el acceso de la prensa, se desarrolló en el auditorio del Consejo de la Judicatura del Guayas, en la ciudad costera de Guayaquil, en medio de manifestaciones a favor del mandatario.

Paralelamente, unos 300 empleados del matutino guayaquileño, acompañados de políticos de la oposición como el asambleísta Galo Lara (militante de Sociedad Patriótica, un partido vinculado al intento golpista del 30 de septiembre), realizaban un plantón a pocas cuadras del edificio de la Judicatura, según el diario local El Telégrafo.

El sábado pasado, durante su informe radiofónico semanal de labores, Correa pidió a los trabajadores del rotativo que no se dejaran manipular y garantizó su estabilidad laboral.

Correa pide una indemnización de 80 millones de dólares y prisión de tres años para los tres directivos del diario, Carlos, César y Nicolás Pérez, así como para el columnista, como así se ha dictaminado por la corte penal.

El pasado 1 de abril, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) reconoció la extrema virulencia del artículo, aunque exhortó a Correa a retirar la demanda judicial. Es decir, RSF aconseja no denunciar cuando un diario miente, manipula, difama y falta a la verdad.

El gobernante manifestó en varias ocasiones que no dejará que “se juegue contra la verdad, ni contra su honor, ni con los hechos del 30 de septiembre”.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible