Ir al contenido principal

El niñato Camacho dio la orden: "¡A por ellos!", y la policía cargó contra los indignados

Por Carlos Tena   

Hacia las 11 de la noche del 4 de agosto, la Policía recibió la orden del ministerio de Interior. Había que cargar contra los indignados y así se hizo, complaciendo los deseos del PP y de los comerciantes de la Puerta del Sol. Más de 100 agentes la emprendieron a porrazo limpio contra los casi mil ciudadanos que trataban de llegar al kilómetro cero desde varios puntos del centro de la capital.

Las carreras, gritos, caídas y empujones se han sucedido a lo largo de casi dos horas con un saldo de una decena de heridos, atendidos por el Samur y más de cinco detenidos que fueron introducidos a golpes en las furgonetas policiales.

Minutos antes, la mulititud ha gritado ”¡Dimisión, dimisión!” a las puertas del Ministerio que dirige el monaguillo de Rubalcaba, Antonio Camacho, célebre en medio mundo por el ridículo que protagonizó ante una cámara de TV de una agencia extranjera, cuando ordenó detener la entrevista negando las torturas por las que preguntaba el periodista.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible