Ir al contenido principal

La batalla de Inglaterra

Por Carlos Tena   

Los graves incidentes ocurridos en el barrio londinense de Tottenham, tras una manifestación pacífica en la que centenares de vecinos exigían que la policía detuviera al agente que disparó y causó la muerte de un joven de 29 años, padre de tres hijos, se han extendido no ya por toda la capital del Támesis, sino por el Reino Unido.

Otras ciudades han visto arder coches, autocares, saqueadas las tiendas y comercios, derribadas paredes y tapias, contenedores cruzados en calles y carreteras, desde Liverpool a Manchester, de Nottingham a Bristol, donde miles de enfurecidos jóvenes han salido de sus hogares para mostrar la rabia incontenible que el régimen va creando de forma soterrada, que se dispara repentinamente con una furia inusitada, jamás vista con anterioridad en Gran Bretaña.

Hasta ayer, al menos 456 personas habían sido arrestadas, mientras Agosto ve aumentada su temperatura habitual ante la quema de decenas de edificios, vehículos y tiendas de varios barrios de Londres.

Ningún barrio de la capital está a salvo del estallido de violencia: se han registrado incidentes en zonas conflictivas como Brixton, al sur del Támesis, pero también en áreas más tranquilas como Enfield, al norte.

Para prevenir nuevos focos de conflicto, se han cerrado estaciones clave de Londres y alrededores como Barking, al este; Harrow-on-the-Hill, al oeste; y Peckham Rye, West Croydon y South Bermondsey, al sur, según informaba la BBC.

El eco de los Sex Pistols en 1978, su “Anarquía en el Reino Unido”, su grito sarcástico “Dios salve a la Reina y a su régimen fascista” no son ninguna broma. Las canciones de The Clash suenan en decenas de altavoces, recuperando el espíritu rebelde y rupturista de finales de los setenta.

Más de treinta años después, nuevas generaciones “No Future” salen desesperadas, con la rabia como bandera, dispuestas a una inmensa kale borroka, consecuencia de una situación insostenible para millones de seres humanos.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible