Ir al contenido principal

CHILE. Un alcalde indecente

OPINIÓN de Álvaro Cuadra   

Las recientes actuaciones del alcalde de la comuna de Providencia, coronel en retiro Cristián Labbé, frente al movimiento estudiantil y la ciudadanía se inscriben entre los muchos bochornos de nuestra vida republicana. Resulta ya sintomático que un personaje ligado a los organismos de seguridad y al pinochetismo duro – ex comando “boina negra” – reclame su lugar en la política chilena, ejerciendo un liderazgo en ese nicho marginal del electorado. Su presencia, como la de otras figuras de tan equívoca catadura da cuenta del grado de degradación de la llamada democracia chilena, mezcla malsana de lucro, impunidad y autoritarismo.

Lo cierto, no obstante, es que este militar en retiro ha sido elegido alcalde de su comuna con más del 60% de los votos en tres elecciones consecutivas. Recordemos que el mismo Augusto Pinochet se empinó al 44% en su último plebiscito. Es claro que hay una componente pinochetista significativa diseminada en toda la derecha chilena, una de cuyas aristas está constituida por los militares en retiro, de la cual Labbé forma parte. Si bien en la actualidad la derecha política quiere tomar distancia del hedor dictatorial - asociado a torturas, asesinatos y malversaciones – lo cierto es que la “familia militar” sigue actuando como un poder fáctico en el seno de este sector político.

El alcalde –coronel irrumpe en la escena pública enarbolando las banderas del “estado de derecho” y el “principio de autoridad”, como argumentos para seducir a sectores medios acomodados, nostálgicos de la dictadura militar. El discurso del alcalde en defensa del “orden” aparece como un grotesco, viniendo de un ex agente de la DINA y paniaguado del dictador. Sin embargo, pone de manifiesto cómo el pinochetismo permanece larvado - en mayor o menor medida - en los partidos de la derecha política.

El gobierno sabe que el discurso desvergonzado y obsceno de Labbé es una verdadera provocación al más mínimo sentido democrático. Ello explica por qué se apresura a desmentir los dichos del militar. Más allá, empero, del exabrupto político que representa, lo cierto es que hay un sector de la derecha que adscribe al talante antidemocrático que encarna el actual alcalde de Providencia. Cuando la derecha se siente amenazada por el avance democrático de los movimientos sociales, surge el expediente de corte fascista que encuentra simpatías en sectores civiles y uniformados.

Pensar que el pinochetismo en nuestro país es cosa del pasado no solo es una ingenuidad sino una ceguera política. El actual ordenamiento jurídico – constitucional permite que sujetos con un pesado prontuario dictatorial – como Labbé, entre muchos otros - sigan posando de demócratas en el Chile de hoy. Los dichos y actuaciones del este alcalde resultan ser una suerte de rehabilitación política del pinochetismo en tiempos democráticos, algo inaceptable para cualquier chileno con el más mínimo sentido de la decencia.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible