Ir al contenido principal

La Primavera Árabe o la Revolución Cultural

OPINIÓN de Hicham Hamdan   

Los medios internacionales se interesan por los acontecimientos en algunos países árabes relacionados a importantes cambios políticos. Estos acontecimientos fueron denominados por alguien como "la Primavera Árabe". Así, empezamos a leer en los diarios y a escuchar en la televisión y en las radios acerca de la primavera árabe. Quien puso este nombre? Y cómo se transformó de repente en un lema utilizado por todos en todos los rincones del mundo? Éstas son preguntas importantes porque nos hacen comprender quien domina nuestro trayecto cotidiano haciéndonos vivir un nuevo modelo en cuanto a la orientación intelectual impuesta por alguien sobre nuestras mentes, y cómo nos transformamos de un día para otro en simples loros que repiten lo que impone este otro como un marco para nuestro intelecto y nuestros conceptos.

Yo opino que esta es la revolución cultural en el mundo árabe. Los pueblos árabes no elevaron lemas políticos en sus movimientos, sino que elevaron un solo lema en común: la libertad. Lo que desean estos pueblos es la libertad. La libertad de expresión, la libertad de opinión, la libertad de elegir, la libertad de culto, la libertad de pensamiento, la libertad económica y otras libertades personales. Estas libertades permiten al individuo participar en la toma de decisiones, sentir su valor moral y vivir la justa competencia para lograr el progreso, el bienestar y la riqueza.

"La Primavera Árabe" es una denominación que quizás conlleva vergüenza y hasta humillación en lo que concierne los pueblos árabes. Pareciera que antes estábamos viviendo en una era de ignorancia y subdesarrollo, y ahora vislumbramos la luz del conocimiento y nos unimos a los pueblos civilizados. El pueblo árabe siempre fue un pueblo de capacidades y competencias científicas. Los árabes rápidamente se destacaron en otros países y ocuparon los más altos puestos, demostrando poseer capacidades y aptitudes sobresalientes. Hace pocos días publicamos en el comunicado de prensa de la Embajada un texto sobre los logros de los árabes en EEUU, y cómo superaron a los mismos estadounidenses. Ellos necesitaban libertad.

La respuesta a por qué estas revoluciones se están dando ahora y no antes, está relacionada a que la protección internacional de regímenes árabes era peor de la opresión que vivían los pueblos. Sería una idiotez pensar que estas revoluciones podrían llevarse a cabo si el apoyo internacional no se hubiera modificado, de apoyar a los regímenes a apoyar las libertadas de sus pueblos. Por qué ahora? será inocente este apoyo? Llevará este apoyo a cumplir las libertades y a un acercamiento del concepto occidental de democracia, Derechos Humanos y libertades principales?

Nosotros en el Líbano no queremos interferir en los asuntos internos de los demás países árabes, pero no se oculta que los movimientos libaneses, por un lado, apoyan fuertemente el derecho de los pueblos en cuanto a sus libertades, y por el otro lado rechazan la interferencia externa. Nosotros comprendemos la importancia de la libertad en todas sus formas. Ejercemos estas libertades que se convirtieron un una parte sagrada de nuestra composición social y personal. Asimismo, comprendemos el peligro de la interferencia externa, y hemos pagado un precio muy elevado en lo que concierne esto, especialmente durante la guerra interna que se extendió desde 1975 hasta 1989 y en las crisis que continúan hasta la actualidad en distintas formas.

El Líbano puede ser el modelo. Pero, antes de hablar de este modelo, prefiero señalar la importancia de no concentrarse más en el lema de la democracia y, en cambio, afirmar las libertades públicas, los derechos principales y los Derechos Humanos. La Declaración de la ONU enfatizó las libertades y la participación de los pueblos en administrar sus asuntos. No le temo a la palabra democracia, pero temo lo que esta palabra señala en la actualidad. El concepto de la democracia también tiene una dimensión política y concentrarse en esto apunta a que los miembros de la comunidad internacional se limiten a un concepto determinado que se estableció en el sistema político internacional, especialmente durante la guerra fría. Así como vimos que el sistema marxista no prosperó en la Unión Soviética, el concepto democrático occidental puede que cambie en el futuro hacia nuevas formas de participación popular. Está claro que la caída del sistema marxista se debió en primer lugar a la perdida de libertades, en cambio el sistema democrático occidental intentó superar los conceptos humanos relacionados a las libertades e introdujo el sistema del neoliberalismo, con el fin de crear lo que se denomina la libertad del movimiento del mercado. Así cayó este modelo y con el cayeron algunos países, como Argentina, en una crisis asfixiante. El modelo mismo cayó en esta crisis. Intentar ligar la democracia con una dimensión política y económica apunta a dominar y a someter la sociedad a intereses de ciertas potencias. No obstante las libertades son derechos iguales, e ignorar algunas de estas libertades o tener un doble discurso en relación a ellas lleva a un fracaso moral y a la inevitable caída en prácticas denominadas, a veces, como violencia, terrorismo o fundamentalismo. La experiencia de Noruega y lo ocurrido en este país hace unas semanas nos sirve de ejemplo, ya que este país, a pesar de poseer una democracia establecida, cayó en el problema del fundamentalismo que llevó a una operación terrorista a causa de la doble moral en la mirada hacia las libertades, los derechos y las obligaciones.

El Líbano es un país pequeño, y se destaca primordialmente por el hecho de que nunca fue, en su larga historia que se remonta a miles de años, invasor o colonizador de otro país. El Líbano es justamente lo contario; es un mensaje a la civilización humana. De sus tierras partieron los conceptos del comercio internacional, cuando los fenicios llevaban sus productos para vender en los países del mediterráneo y en cambio adquirían los productos de aquellos países. Este país creó las letras del alfabeto y contribuyó en la construcción de escalas en otros países a lo largo del oeste del Mediterráneo como en Sicilia en Italia, Creta en Grecia y Cartago en Túnez.

El pequeño Líbano es parte de la tierra santa. Sus arquitectos construyeron el Templo de Salomón y su cedro fue la madera de las antiguas civilizaciones. En su tierra Cristo realizó su primer milagro cuando transformó el agua en vino en las bodas de Qana. El Líbano fue la tierra que acogió al Islam, al Cristianismo y al Judaísmo, ya que sus montañas se convirtieron en refugios para grupos que huyeron de sus países a causa de la opresión en diferentes etapas, como en la era romana, las cruzadas o las distintas invasiones árabes y musulmanas.

En el Líbano- como en cualquier otro país en los cuales les fue concedido a los grupos religiosos sus libertades y sus derechos en ejercer sus rituales, los grupos religiosos convivieron en paz. Deseo que ustedes pregunten porque surgieron las guerras en Palestina? Israel existía dos mil años atrás. Sí, pero en Israel, así como en todos los países, se produjeron cambios demográficos y políticos. Si el objetivo era volver al nombre Israel, este tema era posible democráticamente a través de una encuesta en la cual los ciudadanos pudieran ejercer sus derechos de negar o de aprobar. Pero si el objetivo era el establecimiento de un país para los judíos, esto es ilógico. La creación de un país para los judíos es ilógica ya que el judaísmo es una religión que existe en todos los países, y se deben respetar los derechos de los judíos en todos los países, así como los derechos de los miembros de cualquier otra religión. Si el asunto está relacionado a responder a los horrores cometidos por los nazis, la creación de Israel no es la repuesta; porque la respuesta debe estar en todo lugar en donde se encuentre un ciudadano judío, y esta respuesta debe traducirle en imponer el respeto hacia el judío como hacia cualquier otro ciudadano. Israel tenía una dimensión política y colonizadora que no se diferencia de lo ocurrido en las islas Malvinas, ya que modificó la composición demográfica y estableció una mayoría que actuaba en su favor e imponía su existencia y justificaba su interferencia en la zona siempre y cuando quería.

Siendo argentina un país pacífico, creyente en la ONU, buscó una solución al tema con Bretaña a través del dialogo. También los árabes buscan solucionar el asunto en la ocupada Palestina. Deseo que quede claro que el pueblo árabe nunca estuvo en contra de los judíos y no inició ningún comportamiento dañino hacia los judíos. Seguro que los judíos que emigraron a Palestina y se establecieron en territorios palestinos fueron también victimas de aquella política colonizadora. Asimismo los emigrantes de Bretaña y de otros lugares a las islas Malvinas son víctimas de la política colonizadora. En ambos casos el colonizador fue siempre el mismo: Gran Bretaña.

Creo que Bretaña cambió mucho en la actualidad. Este país busca solucionar el tema de Palestina pero nosotros requerimos del un rol más grande que concuerde con lo que creó en cuanto al sufrimiento de miles, más bien de millones, de familias y civiles. Deseamos que también responda a solucionar el asunto de las islas, ya que Bretaña está comprometida con el mensaje de las libertades, los Derechos Humanos y los principios del Derecho Internacional.

Mi intención en señalar esto es asegurar que la religión no puede ser un motivo de odio, injusticia y terrorismo. La religión es, ante todo, una educación de los sentimientos humanos para que uno sea digno del otro y para que reconozca al otro.

Por todo esto, el intento de incitar el miedo hacia el Islam y la posibilidad de su participación en los regímenes de los gobierno en los países en los cuales vemos movimientos y revoluciones, no tiene justificación. Además estos pueblos que brindaron mártires para lograr sus libertades y acceder a sus derechos, no aceptarán nunca regímenes fundamentalistas como alternativas de los regímenes que disolvieron. Seamos lógicos y justos.

Existen pueblos debilitados por la pobreza y la ignorancia, en lugares como en Asia, África y América Latina, en los cuales dominan tradiciones, costumbres y conceptos que no concuerdan con los ingredientes de la civilización humana en la cual vivimos. Debemos trabajar para eliminar la pobreza, el analfabetismo, la injusticia y ahí encontraremos un nuevo ser humano que participa en la construcción de nuestro futuro en común.

Dicen que el Liban es uno de los países más estables en nuestra región en la actualidad. Esta estabilidad no se produjo al azar. El Líbano ha pagado un elevado precio a causa de la práctica del concepto democrático que quizás no se ajustaba a sus necesidades de inmunizar sus territorios en contra de las interferencias externas. Pero el Líbano emergió fuerte y sano a causa de las libertades que gozaba desde hacia tiempo. La democracia es un régimen político que puede cambiar o transformarse de acuerdo a las circunstancias de las relaciones internacionales, pero las libertades se deben profundizar a través de las prácticas y las acciones porque unen e inmunizan a la sociedad.

El sistema democrático en el Líbano, basado en la concordia religiosa, permitió la interferencia de fuerzas extranjeras árabes y no árabes en los problemas en el país, especialmente los relacionados a la causa palestina y la ocupación israelí de parte del territorio libanés. No obstante, las distintas libertades religiosas y culturales brindaron a los libaneses gran fuerza para superar aquellas razones externas, y para unirse entre ellos para determinar lo que garantiza su continuación en su entorno y en su patria y lo que contribuye en lograr el desarrollo económico y el progreso.

Explicar lo que quiero decir acerca de la democracia en el Líbano amerita una conferencia aparte. Lo importante es comprender que el objetivo de las revoluciones árabes no es el modelo político de gobierno, sino las libertades. Hasta el momento, las revoluciones no determinaron sus modelos políticos pero todas exigen las libertades. A continuación, nombraré las libertades que salvaron al Líbano e hicieron que sea, en la actualidad, el país más estable de la región:

a.. 1- Libertad de culto y el respeto mutuo de las creencias religiosas. No es sorprendente que la pared de una mezquita en Beirut sea la pared de una iglesia, y que a pocos metros se encuentre una sinagoga.
b.. 2- Libertad de expresión. El Líbano posee el mayor número en la región en cuanto a estaciones de televisión, terrestres y satelitales, diarios, radios y programas electrónicos.
c.. 3- Libertad de pertenencia política y la diversidad de partidos, ya que en el Líbano existen muchos partidos políticos e ideológicos.
d.. 4- Libertad de trabajo social y la creación de asociaciones civiles que defienden las causas publicas del ciudadano fuera de las composiciones de los partidos.
e.. 5- Libertad de educación, ya que la mayoría de los sistemas educacionales mundiales están representados en el Líbano, además de la creación de varios centros culturales.
f.. 6- Libertad de actividad intelectual, lo que incluye la publicación de libros, las traducciones, la industria cinematográfica, televisiva y teatral, etc.
g.. 7- Las libertades civiles y el derecho de vivir la vida de acuerdo al estilo que quiera el individuo, como por ejemplo, un estilo occidental, folklórico o árabe. Esto está reflejado en la diversidad de vestimentas y de restaurantes, bares y centros deportivos.
h.. 8- La libertad de posesión, la libertad de trabajo y otras libertades principales reconocidas medialmente, todo esto con el respeto a las libertades del individuo a través de las instituciones oficiales, judiciales y sociales, estas libertades no se completan si no están inmunizadas y protegidas. Esto significa que no debe otorgar las libertades a un grupo determinado o una categoría determinada y negarlas para otros grupos. Una sociedad no puede ser democrática porque garantiza el derecho del voto solamente, si no que la democracia también debe garantizar la igualdad y la justicia en las libertades para todos sin excepción.
Luego de todo lo que expresé, dejo a ustedes la tarea de determinar lo que el Líbano representa. Es el Líbano un puente de civilización entre el oriente y el occidente? En mi opinión, este es un rol limitado porque representa la integración cultural, especialmente la integración civil, entre los dos lados. No obstante, el Líbano es, en la actualidad, un modelo de las anheladas libertades de los países vecinos, por eso se dijo que es el país más estable de la región.

*Hicham Hamdan, Embajador de la República del Líbano en Buenos Aires 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible