Ir al contenido principal

La vida secreta de las palabras.Gobierno peruano modernizará los medios públicos

Por Jorge Zavaleta Alegre 

Desde el cierre del News of The World, diario con 184 años de antigüedad, el magnate Rupert Murdoch, hallado culpable de “ackear” los mensajes de la Familia Real Británica y otras celebridades, ha puesto en riesgo su imperio mediático.

Este antecedente ha provocado que otras empresas periodísticas comiencen a revisar sus estrategias sutiles o evidentes de las que se valen para oponerse a todo aquello que pueda afectar su poder tradicional.

En América Latina, el rol crítico de la prensa es vital para consolidar las endebles democracias. Pero en Argentina, Brasil, Venezuela, Bolivia, Ecuador, República Dominicana y Perú, los propietarios de los medios de comunicación, se van convirtiendo en ostensibles obstáculos. Las herramientas más comunes son: el silencio o distorsión de la palabra, banalización de contenidos, sensacionalismo, amarillismo, violencia, racismo, despidos de periodistas.

Tales mecanismos están presentes en las pantallas, en las radiodifusoras y en el papel impreso. Pero no saben qué hacer con la abrumadora presencia de la cibernética, aunque en el Perú un porcentaje mínimo de los 30 millones de habitantes tiene acceso a Internet.

Los espacios para la cultura, para la literatura, la ciencia, los programas sociales descentralizados y los convenios internacionales a favor de los pueblos indígenas u originarios, son cada vez más restringidos por las empresas mediáticas, las cuales aducen, en una afirmación falaz, la inexistencia de un mercado para esas voces.

En el Perú el esquema perverso y corrupto del fujimorismo en cuanto al uso de medios no ha sido superado. Probablemente el grueso de la publicidad que financia a la empresa periodística privada proviene de negocios con procesos judiciales pendientes, que podrían ser afectados por un proyecto de inclusión social sustentado en combatir la corrupción, el narcopoder, la evasión tributaria y la minería informal, entre otros.

El rol social de los medios públicos 

Cambio16 preguntó al Presidente del Consejo de Ministros del Perú, Ing. Salomón Lerner y al sociólogo y periodista Sinesio López, ex Director de la Biblioteca Nacional, sobre el rol de los medios de propiedad del Estado, en el marco de una sana competencia y respeto de la Libertad de Prensa. El Estado peruano administra El Peruano, diario oficial fundado por Bolívar en 1824, Radio Nacional y Canal 7 de TV – que a lo largo de la historia han sido monopolizados por el gobierno de turno. 

Izquierda a Deredcha: Carlos Tapia, premier Salómón Lerner, Robert Kozak de Dow Jones y Sinesio López

Pregunta: Gracias por el balance de los 60 días de su gestión. Es probable que la información que usted acaba de dar a más de medio centenar de corresponsales, mañana en la prensa local, se reduzca a unas cuantas líneas. Le hago este comentario porque notables investigadores, preocupados por la salud mental, han constatado que el Psicoanálisis nos da muchas luces sobre el tema mediático. Una de las conclusiones es que el público peruano vive amenazado desde hace dos décadas por una prensa amarilla, sanguinolenta, muy conservadora y los gobiernos democráticos siguen reiterando el respeto a la libertad de prensa. ¿Qué cambios se pueden esperar?

-Premier Salomón Lerner: Admito que es algo importante que Cambio16 tenga preocupación por el Psicoanalisis y la prensa. El Perú vivió un periodo sumamente violento hace unas décadas. Hay un informe de la Comisión de la Verdad sobre ese tema, que aborda el psicoanálisis como parte el recuerdo.

Creo que aún no hemos concluido una política de medios de comunicación y considero oportuna esta tarea. Es necesario comenzar con campañas de valores, más aún aun cuando vemos que la sociedad peruana, empezando por la población andina, sufre diversos actos de violencia.

Cuando uno lee un diario que no es peruano, en pocos minutos podemos informarnos de lo que está pasando en otros en países, en España, Francia, por ejemplo. Aquí, uno lee los diarios y no encuentra información de lo que ocurre en el país. Probablemente, se debe a que no se ha comunicado bien para que el ciudadano entienda el mensaje emitido.

Me referiré solo a un caso para ver el tipo de visualización. Un domingo, el centenario diario El Comercio titulo en su primera página que el presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas – Devida, era rechazado por un 40% de los encuestados. Pero en páginas interiores, la encuesta urbana nacional consignada que solo un 40% del 22% de los entrevistados conocía al funcionario referido.

Algo más. Esa misma encuesta, en esa misma página interior, indicaba que el Presidente Humala, a quien el 98% de peruanos lo conoce, había aumentado su aprobación en 10 puntos - de 55% al 65%. Y ese dato no estaba en la crónica.

Me pregunto cómo un presidente que inicia su gobierno con una contracampaña mediática de seis años, y que aumenta diez puntos no constituye una información. ¿Es más importante para una población nacional de 30 millones de personas un funcionario que recién ha comenzado sus actividades o la aceptación de un presidente. Creemos que cada diario tiene el derecho de colocar los titulares que desea. Pero este es una muestra de cómo nos comunicamos con los medios de comunicación. Creo que este un tema que puede ser visto por el Acuerdo Nacional, que preside el prestigioso psicoanalista Max Hernández.

-Respuesta de Sinesio López: El Premier Lerner acaba de reiterar el respeto irrestricto a la Libertad de Prensa. Igualmente, el Presidente de la República, a quien durante la campaña electoral le hicieron un “cargamontón”, valiéndose del derecho a expresar lo que esos medios piensan. Veo que ese respeto es impecable, no obstante la agresiva contracampaña, y más allá de lo que piensen o expresen. Creo que en cuanto a los medios que administra el Estado se está trabajando en cómo organizarlos y como traducirlos en un aparato de prensa que de alguna manera esté vinculado a lo que es la sociedad civil como medio público, que no sea del gobierno ni del Estado sino una expresión, un medio, digamos, público social. Esta es la propuesta que se hizo y se sigue trabajando.

La prensa en el diván

La Sociedad Peruana de Psicoanálisis en su reciente congreso denominado “La clínica psicoanalítica hoy. Individuo y Sociedad” y la V Muestra “El Diván en el Cine”, se entiende como una inteligente referencia al drama de comunicación social que atraviesa el país. No es casualidad que la muestra de cine con 24 películas seleccionadas rigurosamente por los organizadores, está difundiéndose en auditorios de Cusco, Iquitos, distritos populares de Lima y de universidades nacionales, en funciones que van acompañadas de talleres y debates, con amplia concurrencia.

La presidenta de este encuentro de psicoanalistas, Teresa Ciudad, sostiene que “el público no va a ver películas solo con fines de distracción y entretenimiento. Va al encuentro de olvidadas pero siempre poderosas ansiedades que se derivan de sus experiencias de desarrollo como seres humanos. Confrontarlas a la distancia en una sala oscura, les da oportunidad de dominarlas aunque sea de manera vicaria y salir del cine enriquecido y aliviado. Como toda forma de arte, agrega, cuando analizamos una película nos estudiamos a nosotros mismos, o más precisamente, apreciamos cuántas versiones de todo tipo existen respecto a nuestro trabajo”

La psicoanalista Ciudad, en otras ocasiones, declaró que Alberto Fujimori, hoy preso, tuvo un proyecto perverso, una especie de proyecto personal "grandioso y un poco megalomaníaco", con pobre representación mental del prójimo. Utilitario en sus relaciones, usa y desecha a la gente. Consideraba que el país es manejado por el líder, no por las instituciones ni por los ciudadanos. “Nosotros no existimos, por ello entre los seguidores de Fujimori había un sentimiento depresivo”, concluye la investigadora.

El cerco del odio

Otros estudios sobre la influencia de los medios coinciden que la agresión infantil y juvenil proviene de la televisión. Helen Bee, de la Universidad de Washington, hace 20 años sostuvo que el comportamiento agresivo dependerá de muchos factores, como el reforzamiento de la agresión y el ambiente permisivo en el que vea el programa. Hoy ese comentario es más agudo: “Si la persona en la película ha sido recompensada por su agresión (como es generalmente en el caso de los mensajes de la TV) el niño es aún más susceptible de mostrar su agresión posteriormente, ratifica Jhon Gabriel, de University of London.

La prensa de Murdock tiene una larga lista de víctimas famosas. En el Perú la prensa amarilla tiene como víctimas a millones de campesinos en extrema pobreza que quisieran tener a la prensa como sus aliados y no como un cerco de odio.

El mundo no se ha olvidado del caso Murdock. Lo peor aún no ha pasado. En Estados Unidos, el FBI ha decidido entrar a investigar si el News of the World estuvo implicado en intervenciones telefónicas a familiares de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre.

En el Perú, el fujimorismo quebrantó toda noción de ética entre sus socios mediáticos. Recordemos el informe final de la CVR sobre el proceso de violencia de origen político 1980 y 2000. El conflicto armado interno constituyó el episodio de violencia más grave de toda la historia de la República. La cifra más probable de víctimas fatales es de 69,280 personas. La población campesina fue la principal víctima de la violencia. Otra conclusión de la CVR es que a partir del golpe de Estado del 5 de abril de 1992, la Policía Nacional fue sometida a los planes del Servicio de Inteligencia Nacional y subordinada al poder militar, y una cúpula involucrada en la red de corrupción del régimen manejada por Vladimiro Montesinos, hoy también preso. La CVR rinde homenaje a los periodistas asesinados. Hace mención particular a los mártires de Uchuraccay, primeros periodistas caídos. Reconoce la contribución al esclarecimiento de hechos y a las denuncias de crímenes y violaciones a los derechos humanos.

Volviendo al psicoanálisis. Los actos fallidos, según Freud, no son simples casualidades, sino actos psíquicos que tienen un sentido. Cuando Samuel Goldwin, uno de los máximos productores de la cinematografía mundial, le ofreció 100.000 dólares a Freud para que asesorara la filmación de una serie de historias de amor que comenzarían con Antonio y Cleopatra, obtuvo una negativa.

La prensa bien podría abrir espacios para los psicoanalistas, siguiendo la huella de Argentina para dar luces sobre el futuro periodismo cibernético, que democratiza la información desde la dimensión económica, política y social. Una meta general para el Perú es la edificación de un país que se reconozca como multiétnico, pluricultural y multilingüe.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible