Ir al contenido principal

El funeral democrático del 20-N

OPINIÓN de Carlos Tena    

Se aproximan las elecciones españolas con la amenaza que significa una campaña electoral repleta de promesas que los ciudadanos sabemos NO se van a cumplir, como viene siendo habitual desde 1979.
No obstante, millones de incautos darán por buenas tales mentiras, convencidos de que el estado borbónico va a mejorar, votando a cualquiera de los dos partidos mayoritarios.

No hay mejor estrategia para continuar viviendo entre la inopia y la indignación, que depositar la confianza en Rajoy o Pérez Rubalcaba.
El ciudadano que se siente español, antes que ente racional, acostumbra a depositar su voto al PPSOE, consciente de que no hay mejor existencia que vivir entre el sadomasoquismo y la ignorancia.
El funeral de los socialistas coincidirá con los típicos fastos neofranquistas, para demostrarle al mundo que estos últimos fueron vencedores en su rebelión contra la democracia y la libertad.

Y colocan en un altar (con la ayuda “sucialista” y otros seudo izquierdistas) a las víctimas de la lucha armada contra la dictadura, en tanto que decenas de miles de combatientes por la democracia caían bajo las balas, en pleno franquismo, con y sin proceso judicial, pero sin garantías jurídicas, asesinados impunemente por los padres espirituales de ambos colectivos, como Queipo de Llano, Mola, Yagüe, Carrero Blanco y miles de torturadores de la Brigada político-social que, aunque desaparecida de forma oficial, ha sido sustituída por otros cuerpos armados (denunciados en numerosas ocasiones por los Relatores contra la Tortura de la ONU, la propia Amnistía Internacional) y organismos jurídicos que harían enrojecer de vergüenza a cualquier magistrado del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, como es la Audiencia Nacional.

Voy a olvidar a Zapatero proponiendo candidato a su mano derecha Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de la porra y experto en guerra química; decisión que la plana mayor del PSOE aceptó, con el acostumbrado aroma caudillista que siempre le ha distinguido, mientras en Francia, en el seno de la familia socialista, se celebraban mítines y conferencias, elecciones y debates, de donde salió vencedor el hoy candidato François Hollande, tras una dura batalla verbal con Martine Aubry, su rival más cualificada.
Voy a “pasar” de la vergonzosa imposición del candidato Rubalcaba, nombrando a dedo a Antonio Camacho como número 1 en las listas zamoranas (le había prometido un sueldo para toda la vida), que originó un profundo malestar an aquella provincia y varias dimisiones.

Pero nadie me quita de la cabeza que las elecciones generales del 20-N serán las exequias del partido que ha robado a Pablo Iglesias toda la honestidad que mostró cuando fundaba el PSOE el 2 de mayo de 1879, acompañado de 16 tipógrafos, 4 médicos, un doctor, dos joyeros, un marmolista y, mira por dónde, un zapatero.
La llegada del PP al poder legislativo, ejecutivo y judicial (eufemismo bajo el que se ocultan otros no menos interesantes, como el económico, empresarial y mediático), es la culminación de un hecho dramático, al que contribuyó de forma entusiasta Felipe González y su rebaño: la perpetuación del franquismo y del golpe de estado de 1936.
Los funerales definitivos por la escasa democracia de que se dotó este trozo de Europa en 1979, tendrán poco más de dos millones de seguidores (anticapitalistas, comunistas, antifascistas, revolucionarios, anarquistas, abertzales, republicanos de izquierda, ácratas, etc.), pero habrá muchos más en los festejos borbónicos, para festejar la consagración de un GENOCIDA, como Francisco Franco, como líder espiritual del PPSOE.

UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, PERO UNO PEOR, AÚN MÁS...
Allá aquellos/as que voten por cualquiera de esos dos partidos aparentemente opuestos, pero exactos en sus fines y objetivos, recortando libertades en derechos fundamentales, prohibiendo asociaciones y colectivos políticos con leyes inconstitucionales, sometiendo al ostracismo a intelecuales incómodos, desplegando la violencia policial contra personas que se manifiestan pacíficamente, recortando pensiones y salarios o colocando placas y medallas a canallas y asesinos como Melitón Manzanas.
Vota en blanco, no votes, vota a la izquierda, si crees que algo puede cambiar. Vota PPSOE para que todo vaya peor, mucho peor. Un mundo más criminal es posible, desgraciadamente.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible