Ir al contenido principal

El brío de los pueblos

OPINIÓN de  Teodoro Rentería Arróyave

NOGALES. SONORA. Con esta entrega despedimos este despiadado 2011, en la esperanza siempre renovada de que en el inminente 2012, el brío de los pueblos haga cambiar las situaciones adversas que por ahora padecemos.

Guerras, terrorismo, criminalidad y violencia ha sido el signo de estos tiempos en prácticamente todo el mundo, sin dejar de reconocer que algunos movimientos sociales, por desgracia con víctimas mortales, sobre todo en África acabaron con algunos regímenes dictatoriales, sin dejar de mencionar que los mismos fueron propiciados por el imperio estadounidense y al desconocerlos, ayudó en su caída.

En Sudamérica los gobiernos emanados de partidos socialistas se solidificaron al realizar programas a favor de sus pueblos, nunca antes emprendidos y que propiciaron un descenso considerable en los índices de pobreza.

Por el contrario en Europa, los errores garrafales de los gobiernos socialistas, hicieron triunfar a las más pedestres derechas, no obstante que como ya lo están realizando, propician programas de gobierno draconianos en contra de sus pueblos y a favor de la élite financiera.

En cuanto al flagelo del crimen organizado que maneja a su antojo el narcotráfico con la corrupción de funcionarios y gobiernos, se extendió como nunca, mientras países como México son victimados con “guerras absurdas” que han dejado un saldo en nuestra nación de más de 66 mil muertos y más de 16 mil desparecidos, según cifras de las organizaciones civiles.

En cuanto a las libertades de prensa y expresión, como nunca sus enemigos se cebaron contra el gremio periodístico, las cifras lo dicen todo fueron muertos más de dos periodistas por semana en el mundo.

Nuestro país que sigue ocupando el deshonroso primer lugar en el planeta en cuanto a asesinatos, desapariciones forzadas y demás atentados, alcanzó cifras verdaderamente preocupantes ante la nula acción de las autoridades que provocan la más vergonzante impunidad.

En este año que termina, fueron exterminados 17 personas: 14 periodistas, 2 familiares y una amistad; además de que continúan 14 colegas desaparecidos.

2011 es en consecuencia el año más cruel para los comunicadores, repetimos por la negligencia o complicidad de algunas autoridades. A tal grado es la desidia que la ley que federaliza los delitos contras las libertades de prensa y expresión, continúa en el cajón de las iniciativas pendientes.

De ninguna manera nos gana el pesimismo, confiemos en el brío de los pueblos, solo ellos, en su propósito de renovación cambiaron al mundo. Felicidades de corazón en este 2012.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible