Ir al contenido principal

El Gobierno congela los salarios, sube el IRPF y aumenta la jornada laboral

Recorta 8.890 millones para compensar la desviación del déficit al 8%

EMD/ AGENCIAS.- El consejo de ministros ha aprobado hoy el congelamiento de los sueldos, el incremento de la jornada laboral de los trabajadores públicos y la elevación del IRPF, como las primeras medidas de ajuste. El anuncio fue realizado por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que detalló que, además del congelamiento de salarios, los empleados públicos ahora deberán trabajar 37,5 horas semanales, cuando anteriormente eran 35.

Sáenz de Santamaría también precisó que el Gobierno decidió congelar en 641 euros el Salario Mínimo Interprofesional. Es la primera vez desde 1966 que esta remuneración no tiene un aumento.

El nuevo gobierno liderado por Rajoy estima que el déficit público de este año será de 8,0% del Producto Interno Bruto (PIB), frente al compromiso oficial de 6,0%, como exige el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE).

Aunque los mayores recortes corresponden a los Ministerios de Fomento, Industria, Economía y Asuntos Exteriores, afectan también a otros como los de Educación y Salud, cuyos presupuestos sufren un recorte de 485 y 409 millones de euros, respectivamente.

El Ejecutivo sancionó a su vez "un recargo complementario y temporal" de dos años en rentas de trabajo y "especialmente" de capital, así como el alza del impuesto de bienes inmuebles y la supresión de las bonificaciones al gasóleo profesional.

La vicepresidenta anunció que se prorrogará, a partir de febrero venidero y por seis meses más, la ayuda de 400 euros a los desempleados, que rozan ya los cinco millones de personas. El monto lo cobrarán los desocupados que hayan agotado sus prestaciones, carezcan de rentas y participen en programas de formación.

IRPF
El Consejo de Ministros acordó este viernes una subida temporal de impuestos, durante dos años, que afectará más a las rentas más altas, principalmente a través del IRPF y las rentas de capital, con lo que el Ejecutivo espera recaudar más de 6.000 millones de euros cada ejercicio. También se toca el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), informa SERVIMEDIA.

Así lo anunció la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde destacó que se trata de una especie de "recargo complementario de solidaridad".

"Salvaguardar a los más débiles" ha sido la motivación del Gobierno, dijo la portavoz, quien defendió que "el PP no es partidario de subir impuestos", pero que la situación de desviación del déficit hace necesario tomar medidas excepcionales y no previstas. Es una decisión "no deseada, pero que son obligadas por el desfase del déficit publico en que nos encontramos".

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, fue el encargado de explicar esta decisión del Ejecutivo, y quiso dejar claro que se trata de una medida "temporal", que se aplicará sólo durante 2012 y 2013, además de ser una medida "progresiva y equitativa".

"Cuando advertimos que íbamos a pedir esfuerzos para salir de la crisis", dijo Montoro, entendíamos que se les pedirían "a quienes más tienen en términos de renta y de bienes patrimoniales", subrayó.
Los cambios en las retenciones de capital se aplicarán a partir de enero y en las del trabajo a partir de febrero.
La recaudación de la subida del IRPF, que se estima en más de 4.100 millones de euros, se compartirá con las comunidades autónomas, principalmente a través del Fondo de Suficiencia. Por las rentas de capital se ingresarán unos 1.246 millones de euros extra.

El gravamen que ha diseñado el Gobierno se aplicará en los diferentes niveles en que se divide el Impuesto sobre la Renta, sólo en la cuota estatal del mismo, y va desde un 0,75% en un primer nivel hasta un 7% a partir de los 300.000 euros de base liquidable. Se trata, por tanto, dijo el secretario de Estado de un planteamiento "muy equitativo". En este sentido, puso como ejemplo, que un soltero sin hijos con un sueldo bruto de 9.500 no pagará nada, hasta 12.000 serán unos 20 euros al año, hasta los 16.000 serían 53 euros anuales, hasta los 20.000 sería unos 82 euros, y así progresivamente hasta que a partir de 400.000 euros la cuantía será de alrededor de 20.500 euros.

Mientras, en el caso de una persona casada y con dos hijos en los tres primeros escalones no tendrá efecto, y a partir del cuarto, con rentas entre 16.000 y 20.000 euros, serían unos 27 euros año. Esa cuantía irá creciendo de manera progresiva hasta un impacto de 20.300 euros para rentas superiores a los 400.000 euros.

Por otra parte, explicó que se recupera la deducción por compra de vivienda habitual y que estará vigente durante 2012 la aplicación del IVA del 4% en las transacciones de obra nueva.
Preguntado por las razones que han llevado al Ejecutivo a tocar el IRPF y no el IVA, Montoro explicó que “hemos elegido el menos dañino para el crecimiento económico de España”.

Además, destacó también las razones de “equidad” y que así se trata de que se modere la inflación.

RENTAS DE CAPITAL E IBI
También se establece el gravamen complementario para las rentas del ahorro en porcentajes que oscilan entre el 2% para los rendimientos de hasta 6.000 euros y el 6% para rendimientos superiores a 24.000 euros.

Respecto al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), con el objetivo de que las entidades locales no pongan en peligro el objetivo de estabilidad presupuestaria, se aprobó un incremento del tipo impositivo. Se estima que la reforma supondrá un incremento de la recaudación para las entidades locales de 918 millones de euros.

Este incremento se ha establecido a través de una regla y que se aplicará también de una manera progresiva (1%, 4% y 6%) atendiendo a la antigüedad de la revisión catastral y, por tanto, a su adecuación al valor del mercado. En este sentido, Montoro apuntó que a mayor antigüedad del valor, mayor subida.

Además, con la finalidad de no penalizar a las rentas más bajas, se ha excluido del incremento al 50% de las viviendas de menor valor de cada municipio, siempre que sus valores catastrales hayan sido actualizados después de 2001. También están exentas de esta subida las viviendas cuyo valor catastral ha sido revisado en los años en que el valor de los inmuebles era más alto (2005-2007).

RECORTES EN MINISTERIOS
La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció este viernes que el déficit del Estado previsto para el año 2011 va a rondar el 8%, lo que supone una cifra "muy sustancialmente superior" al 6% previsto por el anterior Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Sáenz de Santamaría explicó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que este desvío del déficit público "va a obligar a tomar decisiones extraordinarias" en los próximos meses para que en 2012 pueda cumplirse el objetivo del déficit públicado del 4,4% fijado para España por la UE.

Explicó que el desvío del déficit público que ha encontrado el Partido Popular al llegar a La Moncloa es "mucho más elevado del que había comunicado y comprometido el Gobierno anterior", lo que obliga a adoptar nuevas medidas, entre las que avanzó una subida temporal de impuestos en el IRPF y las rentas del capital.

Sáenz de Santamaría aseguró que en el nuevo Ejecutivo del PP "no se preveía el desfase presupuestario", por lo que se hace "obligado" aprobar un conjunto de nuevas medidas "que no tenía previsto".

La vicepresidenta culpó directamente al anterior Gobierno de estos datos y se quejó de que, durante el traspaso de poderes, el Gobierno de Zapatero "no nos informó de esta cifra ni dio traslado de documentación" que pudiera augurar que el déficit se dispararía hasta el 8%.

Sin embargo, dijo no querer "entrar en las responsabilidades" e insistió en que su prioridad es "reducir el déficit público" para cumplir el objetivo del 4,4% en 2012. "Hay que hacerlo sí o sí y hay que hacerlo con medidas de distinto tipo", sentenció.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, desglosó en la rueda de prensa la reducción del presupuesto de cada uno de los ministerios, que busca reducir el gasto público y ayudar así a reducir el déficit en 2012.

Según los datos aportados por Montoro, los ministerios que sufren una mayor reducción del gasto son Fomento (1.612 millones de euros), Industria, Energía y Turismo (1.091), Economía y Competitividad (1.083) y Exteriores y Cooperación (1.016).

Los recortes aplicados en el resto de los departamentos son: Justicia, 48 millones; Defensa, 340; Hacienda y Administraciones Públicas, 442; Interior, 163; Educación, 485; Empleo y Seguridad Social, 439; Agricultura, 401; Presidencia, 19, y Sanidad, 409.

Asimismo, Montoro indicó que habrá un recorte en el apartado de gastos diversos y entes territoriales de 1.040 millones de euros y se reducirá el fondo de compensación territorial en 302 millones.

El ministro aseguró ante los medios de comunicación que la desviación definitiva del déficit público para 2011 se conocerá "en el mes de febrero" pero apuntó que sus predecesores en el Ejecutivo "ya lo sabían".

Montoro concretó también que la Seguridad Social "perderá su superávit programado" para 2011, por lo que terminará con pérdidas este ejercicio.

Respecto al alto déficit público, Montoro apuntó que el desvío del déficit público se debe "principalmente" a que las comunidades autónomas y los ayuntamientos no han hecho sus deberes, por lo que manifestó su propósito de "implicarse" con todas las administraciones para dar la vuelta a la situación.

Montoro confió en que las medidas anunciadas sirvan para cumplir el objetivo del déficit del 4,4% en 2012, por lo que insistió en que a España le "conviene" alcanzar los parámetros fijados por la Unión Europea.

Finalmente, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, lanzó un mensaje de esperanza al asegurar que "el mal dato de déficit público" cifrado en el 8% para el año 2011 puede verse compensado con "la rápida reacción de este Gobierno para corregirlo".

De Guindos se mostró convencido de que esa actitud puede ayudar a "generar confianza" en la economía española durante los próximos meses e invertir así la situación actual de crisis.

Preguntado sobre la aportación que ha tenido para España la entrada en el euro, del que se cumplen diez años, De Guindos indicó que la moneda única ha sido "extremadamente positiva" para el país ya que "estaríamo

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible