Ir al contenido principal

Soldados pakistaníes son acusados de violación de menores en Haití

EMD/ AGENCIAS.- Un grupo de soldados pakistaníes, miembros de la Minustah, han sido acusados por violación sexual de un menor haitiano. El responsable del juzgado de Gonaïves (localidad donde presuntamente ocurrieron los hechos) informó a la local Agencia Artibonite de Prensa que los militares investigados desde la pasada semana por un equipo especial de la ONU pertenecen a un contingente de Pakistán.


Según informó la ONU la pasada semana, se trata de dos casos de explotación sexual, y aunque no reveló entonces la identidad o nacionalidad de los militares implicados, indicó que los hechos tuvieron lugar en esta capital y en la localidad de Gonaïves (norte)."Continuaremos tomando las medidas más estrictas para asegurar, llegado el caso, que los culpables de tales hechos sean sancionados con la mayor severidad", aseguró el cuerpo militar.

. UPI / Ali Qureshi, Sajjad 
El nuevo hecho sucede a otro ocurrido en septiembre último, cuando cinco militares uruguayos fueron acusados de abusar de un joven haitiano.

Un equipo especial de la ONU, a cargo de la investigación, informó que se continuarán tomando medidas para asegurar que los culpables sean sancionados con mayor severidad.

Por su parte, organizaciones civiles y personalidades haitianas condenaron la decisión de un juez local de descartar un proceso por crímenes contra la humanidad contra el exdictador Jean Claude Duvalier.

El juez Carves Jean, a cargo del caso, informó este lunes que el estatuto de limitaciones expiró en relación con las violaciones a los derechos humanos, por lo que el también conocido como Baby Doc será juzgado únicamente por corrupción y desvío de fondos.

El anuncio provocó indignación entre los familiares de las víctimas de la dictadura y organismos de derechos humanos, quienes consideraron la medida como una afrenta contra la memoria de la nación.

La Plataformade Organizaciones Haitianas de Defensa de Derechos Humanos, que reúne varios grupos civiles, expresó su indignación tras conocer la recomendación del juez.

Consideraron que los abusos cometidos durante ese régimen, iniciado en 1979 y culminado tras una revuelta popular en 1986, constituyen crímenes contra la humanidad, por lo que son imprescriptibles y los tribunales haitianos tienen competencia para juzgarlos.

Mientras, los activistas Michel Montas y George Jean-Charles aseguraron que, aunque previsible la decisión, constituye una falta contra las víctimas y sus familiares.

Anunciaron además que iniciaran una serie de protestas y acudirán a todos los medios para evitar que los crímenes de Baby Doc queden impunes.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible