Ir al contenido principal

Barcelona acoge 4 exposiciones de fotoperiodismo

HOYESARTE.-La Fundación Photographic Social Vision y el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) presentan desde el próximo 1 de marzo una selección de cuatro exposiciones de Visa pour l’Image – Perpignan, el festival profesional de más prestigio en el sector de la fotografía documental internacional. De entre todas las exposiciones que se exhibieron en la edición de 2011 se han elegido cuatro proyectos fotográficos.

Con más de 170 fotografías, la muestra Más fotoperiodismo destaca por la diversidad de los géneros fotográficos seleccionados y la actualidad que retratan, ofreciendo al público la posibilidad de profundizar en cuatro acontecimientos del año pasado que fueron noticia: el tsunami en Japón, la 'primavera árabe', la narcocultura en México o la vida cotidiana de una mujer mutilada en Uganda.


Cita ineludible

En 1989, Jean-François Leroy creó Visa pour l’Image – Perpignan, el mayor festival internacional de fotoperiodismo, que se celebra anualmente en Perpiñán (Francia) con el propósito de reunir a todos los profesionales de la fotografía de prensa. El festival se ha convertido año tras año en una cita ineludible para los apasionados de la fotografía y reúne a miles de visitantes, tanto profesionales como público general, que comparten la misma vocación por el fotoperiodismo.

Durante el encuentro, la fotografía inunda todo tipo de espacios urbanos donde se visitan exposiciones de reportajes realizados por fotoperiodistas de todo el mundo, además de la posibilidad de disfrutar de proyecciones callejeras y coloquios. 'Visa pour l’Image – Perpignan' es, junto con el prestigioso certamen de fotoperiodismo World Press Photo, uno de los referentes más importantes de la fotografía internacional, congregando en la última edición a más de 225.000 visitantes, 3.000 profesionales y 8.000 escolares en menos de un mes.

Herramientas de reflexión


La Fundación Photographic Social Vision, que se encargó en septiembre de seleccionar cuatro reportajes completos de entre todos los que se expusieron en la edición de 2011, destaca de la misma la gran oportunidad de aportar al público más herramientas de reflexión que inviten a profundizar sobre temas de actualidad. Las cuatro muestras escogidas y coproducidas por el CCCB, Photographic Social Vision y el mismo festival, son documentos gráficos excepcionales de lo que se ha vivido en tres continentes diferentes a lo largo de 2011:

- El tsunami que devastó el este de Japón en marzo. Una mirada colectiva publicada por la revista Days Japan.

- Las revoluciones árabes iniciadas en febrero desde Egipto hasta Yemen pasando por Túnez y Bahrein captadas por el ojo de Yuri Kozyrev (Agencia NOOR).

- Un reportaje de Shaul Schwarz (Getty Images) sobre la narcocultura como retrato de la sociedad que convive con y gracias al narcotráfico en México.

- La vida cotidiana en la Uganda postbélica a través de la historia de una mujer mutilada que lucha por sobrevivir en el campo. Un trabajo de Martina Bacigalupo (Agencia VU’).

Bajo el título Más fotoperiodismo, este proyecto ofrece al público barcelonés la posibilidad de seguir adentrándose en el estimulante género de la fotografía documental más allá de World Press Photo, cita imprescindible desde hace siete años en la ciudad, y fortalecer de este modo el vínculo entre Barcelona y la fotografía documental. La selección permite acceder y contemplar reportajes hechos en profundidad y apreciar la labor de autores comprometidos con la documentación sensible y veraz de nuestro entorno y responder así a una creciente demanda y un interés real del público hacia este género fotográfico.


Japón, marzo 2011. Una selección de la revista Days Japan
El 11 de marzo de 2011, un terremoto hizo temblar la costa nordeste de Japón con un seísmo de 8,8 grados en la escala de Richter. El terremoto desencadenó un tsunami que provocó olas gigantescas de hasta 20 metros. Unas horas después, las primeras imágenes que ilustraban la noticia sucedían a los hechos.

La revista Days Japan recogió la obra de más de cuarenta fotógrafos japoneses, profesionales y amateurs, sobre las consecuencias del tsunami durante el primer mes después de la catástrofe. Las imágenes muestran la crudeza de la devastación y los efectos directos del tsunami en casas, coches y ciudades enteras.

Los caminos de la revolución, de Yuri Kozyrev, representado por la Agencia NOOR. Ganador del Visa d’Or en la categoría Noticias del Festival 2011

La revolución del jazmín, la primavera árabe o la revolución Facebook son algunos de los nombres que se han dado a los vientos de cambio que han afectado a los gobiernos de países del Magreb y el Medio Oriente. Yuri Kozyrev, galardonado con el premio Visa d’Or NEWS 2011, presenta en sus fotografías los aspectos comunes de las revoluciones en Libia, Egipto y Bahrein, donde estuvo durante dos meses fotografiando estos sucesos.

Las fotografías que toma, enmarcadas dentro del fotoperiodismo más tradicional, plasman la juventud de los revolucionarios y la elección de una manifestación pacífica pero extremadamente política. Una cuarta parte de las fotografías que se presentan en la exposición en Barcelona son inéditas. Kozyrev siguió documentado estos sucesos en Egipto, Libia, Bahrein y Túnez tras su exposición en Visa pour l’Image – Perpignan en septiembre de 2011.



La narcocultura de Shaul Schwarz, representado por Getty Images

Tras las estadísticas de muertes provocadas por el tráfico de drogas, mencionadas hasta la saciedad, se esconde una realidad social mucho más amplia de la que se habla poco, a pesar de que afecta a millones de mexicanos y latinoamericanos. El narcotráfico es una guerra oculta que no se limita a las muertes a diario; detrás se esconde una realidad social mucho mayor. Para muchos, los narcotraficantes representan el único modelo posible de fama y éxito. De la avaricia, las drogas y la violencia ha surgido una nueva cultura: la narcocultura. En las palabras de Joel Vasquez, promotor musical narco, "los héroes actuales no son ni los abogados ni los políticos. Los héroes son los que hacen que el dinero circule".

Las fotografías de Schwarz, con un punto de vista sarcástico e irónico, no muestran solo las duras condiciones de vida en las ciudades fronterizas en México, sino que también nos revelan la cultura compartida por millones de latinoamericanos involucrados o afectados por el tráfico de drogas y, por encima de todo, por el atractivo «narcolujo».



Me llamo Filda Adoch, de Martina Bacigalupo, representada por la Agencia VU’

Desde hace más de veinte años existe un conflicto armado entre el Ejército ugandés y el Ejército de Resistencia del Señor (o LRA), calificado como "la peor crisis humanitaria olvidada por el resto del mundo". Actualmente, el Tribunal Penal Internacional está juzgando las masacres de civiles a manos del LRA.

Me llamo Filda Adoch es la crónica de la vida cotidiana de una mujer del norte de Uganda que perdió una pierna, a su hijo pequeño y a sus dos maridos en la violencia extrema que vive su país. Las fotografías de Bacigalupo transmiten una historia tierna, cómplice e íntima, un ensayo fotográfico que se ha conseguido a través del tiempo, la confianza y la comprensión mutua entre la autora y el sujeto documentado.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible