Ir al contenido principal

Para demostrar la clase de rey que tenemos, no hacen falta embajadores alemanes

OPINIÓN de Carlos Tena   

Salen estos días algunos medios con la noticia de que se han desclasificado testimonios en los que se afirma que el Borbón “mostró simpatías por los golpistas del 23.F “.

¿Es que hacen falta más pruebas que lo que estamos viviendo desde 1981? ¿Acaso es soprendente que un ex legado alemán confesara que Juan Carlos de Borbón compadreó con los golpistas? ¿Quizás con esa “impresionante revelación” van a sacarnos de dudas acerca del esperpento?

El golpe no solo no fue detenido, sino que triunfó, convertido en restricciones inmediatas de las libertades ciudadanas, en leyes ilegítimas, en terrorismo de estado, en asesinatos, torturas y violación sistemática del estado de derecho.

Existen varios libros, cientos de artículos, en los que se demuestra que lo evidente no precisa más “desclasificaciones”. El coronel Martínez Inglés, los periodistas Patricia Sverlo, Iñaki Errazkin y otros corajudos ciudadanos, dejaron impresa su opiníón en publicaciones que no gozan de las simpatías y favor de las editoriales “oficiales”.

Hasta el comandante Pardo Zancada, miembro activo en el tejerazo, reveló en su libro “La pieza que falta”, un serie de datos irrefutables que demuestran que el general Armada no mentía cuando afirmó que se trataba de una operación aprobada por el rey.

El autor escribió a Armada una carta el 28 de octubre de 1981 conminándole a que declarara si había usado el nombre del rey con verdad o con falsedad. No obtuvo respuesta. La táctica defensiva de Armada en el proceso fue negarlo todo.

¿Es que “Público” quiere sumarse, tarde y torpemente, a una verdad que resplandece en toda su miseria, desde hace más de 30 años, con unas “revelaciones” innecesarias y conocidas en las embajadas extranjeras durante el golpe de los padrinos del Rey?

Como quien firma este blog, miles de articulistas manifestamos hace años lo que hoy se publica como si fuera una noticia de primera magnitud. Millones de ciudadanos saben que los Borbones nunca fueron demócratas, sino absolutistas, demagogos, golpistas, ladrones, arteros, delincuentes y poseedores todas las miserias morales que acompañan a la inmensa mayoría de los monarcas de la historia.
A buenas horas mangas verdes… Hace un año, en este mismo blog, escribí un artículo que dejo a los lectores.

Comentarios

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible