Ir al contenido principal

El cinismo de algunos socios de la SGAE respecto a Cuba

OPINIÓN de Paco Azanza Telletxiki   



Cartel de la últimas elecciones "democráticas" de la SGAE

Se acaban de celebrar elecciones en la Sociedad Generalde Autores y Editores –SGAE- para renovar su junta directiva, unos comicios que, se mire como se mire, están a años luz de poder ser calificados como democráticos; eso en estos últimos, ni qué decir en los anteriores, que el derecho al voto estaba reservado para un grupo aún mucho más reducido de socios -8.220, de los que sólo votaron 1.723.

La SGAE cuenta con más de 100.000 inscritos, sin embargo en esta ocasión -a pesar del cambió de estatutos provocado por el escándalo que todos conocemos-, únicamente tenían derecho a voto 21.129, haciendo uso del mismo 3.691. Conviene recordar que los votos se reparten en función al tiempo de permanencia en la sociedad –si son eventuales u ordinarios- y, sobre todo, a la cantidad que recaude cada autor.

Si la SGAE fuese un país, podríamos decir sin ningún tipo de dudas que sólo tienen posibilidad de gestionarlo los ricos, o sus obedientes lacayos a la medida y semejanza de aquellos; lo que sucede prácticamente en casi todos los países del mundo –no en Cuba, donde el dinero no cuenta para nada a la hora de acceder a los cargos, por altos que estos sean.

Y ahora llego adonde quería llegar. De un tiempo ya lejano a esta parte, muchos socios de la SGAE han llegado a firmar manifiestos exigiendo democracia al Gobierno cubano, y no han desaprovechado la oportunidad de mentir descaradamente, respecto a la realidad cubana en esa y otras materias, en no pocas de sus comparecencias públicas. Me estoy acordando ahora mismo de Víctor Manuel, Ana Belén –ex militantes comunistas que ahora hacen publicidad para un Banco-, Alejandro Sanz, Joaquín Sabina… y un largo etc. que no voy a nombrar, porque acabo de almorzar y no vaya a ser que me indigeste.

Probablemente porque su nefasta gestión les beneficia, a ninguno de ellos he oído criticar a la SGAE por su funcionamiento tan antidemocrático durante todos estos años. ¿Por qué, sin embargo, sí critican a Cuba sabiendo que mienten? La respuesta no está en el viento, como decía Dylan, sino en sus cuentas corrientes.


Sobre democracia en Cuba:
http://baragua.wordpress.com/category/democracia-en-cuba/
Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible