Ir al contenido principal

Préstamo a la banca privada, cuyos directivos son amnistiados por evadir dinero

OPINIÓN de Carlos Tena   

Ni la lógica más elemental, ni la justicia en su más pura acepción parecen tener espacio en la democracia española. 

Esta semana se espera que Bruselas apruebe un monto de 100.000 millones de euros para cubrir las “pérdidas” (evasiones) habidas en los más importantes bancos privados del país. Lo malo es que al mismo tiempo el dinero continúa saliendo de España a velocidad supersónica. 

Cientos de extranjeros, millonarios, ricos o moderadamente acomodados, están sacando su dinero tan rápido como pueden, porque prefieren tener sus ahorros en las Bahamas, las Seychelles, Panamá o Suiza; y cuanto más dinero “huya”, más insostenible será la situación. 

No resulta serio hablar de un rescate que no es rescate, como no es de recibo que el gobierno anterior al de Rajoy silenciara la patética situación generada por banqueros que estaban sacando del país miles de millones de euros, cometiendo un delito que bien podría calificarse como de terrorismo de estado.

En unos días llegará el préstamo a las arcas de unas entidades cuyos directivos han cometido tales delitos flagrantes, contando con el silencio de ministros del PPSOE y la denuncia (no atendida) de funcionarios de la hacienda pública sobre tales prácticas en las que el Botín estaba asegurado. 

Cuando la situación se hizo insostenible, se produjeron urgentes conversaciones entre altos cargos y evasores de guante blanco, que fructificaron en una amnistía que solo disfrutan quienes cometen fraudes millonarios. 

Conocemos miles de casos de pensionistas a quienes se les está retirando 200 ó 150 euros mensuales como parte de la multa impuesta por no haber presentado la declaración de la renta en ejercicios del año 1997, 2000, 2002 o 2004. Personas que disponen de un retiro que oscila entre mil y mil doscientos euros mensuales. 

Sin embargo, evadir 17 mil millones tiene como compensación política una gracia como la amnistía, patrimonio de aquellos banqueros que hoy ven cómo la sociedad padece un desempleo del 22% y miles de personas son desahuciadas por no poder abonar una hipoteca. 

Esto sucede en una nación que se dice democrática. Qué no pasaría en una dictadura…

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible