Ir al contenido principal

Mujeres en el sector público europeo corren mayor riesgo de perder el trabajo

GINEBRA. - Las mujeres que trabajan en el sector público en los países europeos han sido especialmente afectadas por las recientes reducciones en los empleos, los salarios y los beneficios, de acuerdo con un estudio realizado conjuntamente por la OIT y la Comisión Europea, titulado “Ajustes en el sector público en Europa”.

En el capítulo dedicado al género, el estudio (que fue hecho público el 28 de junio) advierte que esta situación perjudicará los progresos alcanzados en materia de igualdad de género.

Daniel Vaughan-Whitehead, asesor especial del Programa Condiciones de Trabajo y Empleo de la OIT y editor del estudio, explicó que debido a que las mujeres suelen encontrar más y mejores empleos en el sector público, se ven particularmente afectadas cuando este sector atraviesa momentos de ajustes.

El estudio señala que las mujeres en Francia, Irlanda, los Países Bajos, Suecia y el Reino Unido son las más amenazadas por las reducciones, ya que dependen en gran medida del sector público para encontrar empleo (de 45 a 50 por ciento), sobre todo en las posiciones más altas.

En Europa, el sector público tiene una proporción superior de empleos calificados, que requiere de una fuerza de trabajo más instruida, y las mujeres están mejor representadas. En el Reino Unido, por ejemplo, 28 por ciento de las mujeres en el sector público están consideradas “mejor instruidas”, en comparación con sólo 18 por ciento en el sector privado.

En Lituania, el número de mujeres con un nivel educativo superior que trabajan en el sector público es el doble de las que trabajan en el sector privado.

Las mujeres en el sector público, que trabajan en empleos que requieren de mayores calificaciones y un mejor nivel de educación, tienden a recibir un salario superior que las mujeres en el sector privado. Son justamente estos empleos de calidad los que se están perdiendo debido a las políticas de austeridad implementadas en el sector público, y que no pueden ser fácilmente reemplazados por empleos similares en el sector privado.

Aún en los empleos de bajas calificaciones, los salarios en el servicio público han sido generalmente más altos que los del sector privado, y han desempeñado un papel importante en la reducción de la discriminación en materia de remuneración por motivos de género, en especial en países con niveles salariales bajos en el sector privado o donde no existe un nivel mínimo de salarios.

La sustitución progresiva de estas ventajas salariales por una penalización salarial para quienes trabajan en el sector público, como se ha constatado en países europeos como Hungría, Rumanía y los Países Bajos, afecta a las mujeres en el sector público.

La Dra. Elisabeth Klatzer de la Universidad de Economía y Negocios en Viena afirmó que la desigualdad de salarios entre hombres y mujeres es mucho más baja en el sector público que en otros sectores.


Mientras más mujeres abandonen la fuerza laboral, y continúen los recortes en el gasto social, aumentará el trabajo no remunerado que tradicionalmente realizan las mujeres, contribuyendo a un importante retroceso en la igualdad de género en el lugar de trabajo, señaló Cristina García Sainz, de la Universidad Autónoma de Madrid.


Diane Elson, profesora emérita en el Departamento de Sociología de la Universidad de Essex, está de acuerdo con que ulteriores recortes serían perjudiciales para la igualdad de género, pero cree que muchos países europeos pronto podrán abandonar las políticas de austeridad.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible