Ir al contenido principal

“Te necesito vivo para que lideres a la humanidad” (Dios a José María Aznar)

OPINIÓN de Lucas León Simón.-

“La primera vez que supe que no era un ser humano corriente, lo recuerdo bien, fue cuando ETA voló mi coche conmigo dentro. Salí de allí, envuelto en llamas, y pensé: ¿cómo es posible que haya sobrevivido? Nadie se lo explicaba. Los médicos no encontraban una respuesta, tampoco mi personal de seguridad. A todo el mundo le pareció milagroso. Esa noche soñé con Dios. Era una luz, no tenía rostro, pero sí voz. Me iluminó con su haz y me dijo: “José Mari, si te he salvado es porque te necesito vivo para que lideres a la humanidad”. Me dijo un par de cosas más, pero son personales. Aquella experiencia me cambió, por supuesto. Desde entonces soy mucho más humilde.” (José María Aznar. Memorias).

¡Anda, la hostia! ¡Y yo con estos pelos!

Ahí donde lo ven, este señor con un punto entre el gran Chaplin y el enloquecido Adolfo, ha sido nada menos que presidente de una desgracia llamada España durante ocho años.

¡Ahora empiezo a explicarme muchas cosas! Por ejemplo, porqué este país se ha ido a la porra. Con mitómanos, iluminados y salvadores como esté el resultado no podía ser otro.

-Oiga, está José Mari.
-Está destapando la Botella. ¿Quién le llama?
-¡El Supremo Hacedor de tontos, en persona!
- ¡Tenga paciencia con él, sufrió un duro golpe en la cabeza!

Ya lo dice él en sus memorias, José Mari no “es un ser humano corriente”. Es un demente desnortado, un botijo con bigote y un garañón fascista de medio pelo. La certificación absoluta del absoluto declive y degeneración de la “marca España”. Si la “marca” es capaz de generar un presidente como José Mari y un ministro como Gallardón, y en tan corto espacio de tiempo, es que ha entrado en reset y en la alcantarilla mental, de golpe.

Este loco de los cojones, que se mueve entre las candilejas de la corrupción, mitad cardenalicio y mitad hortera yankee, es la vertebración de la soflama pepera con chorreras, un discurso de cocheros para ocho millones de votantes. Freud no perdona.

España es a la democracia como la bellota a los cochinos, y hasta por el ombligo nos sale la debilidad mental. Lo milagroso es que no se hayan caído los edificios, los autobuses circulen y salga agua de los grifos. ¡Con este percal mandando podía haber ocurrido cualquier cosa!

-Basta, basta.
-¡Quiero “liderar” al mundo, me lo ha dicho el Altísimo en persona!
-A ver, la camisa de fuerza y que llamen a la Botella.
- No puede venir, tiene una reunión con los pederastas “Legionarios de Cristo”
-¡Al manicomio, los dos!

Era una luz, no tenía rostro, pero sí bigote. Y entre Mariano y Rodrigo, eligió al primero. Fue como un salto mortal, entre Guatemala y Guatepeor, el asalto al palacio de invierno, entre banqueros de rebusca y jamelgos de plastilina. Ahora, antes de que la Piel de Toro se convierta en el mayor manicomio al aire libre, lo venden en librerías.

Y el Verbo se hizo chorizo, y habitó entre nosotros.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible