Ir al contenido principal

ESPAÑA. Alfonso Guerra, la izquierda y Siria

OPINIÓN de Adolfo Ferrera Martínez.

De la misma forma que se dice que la historia la escriben los vencedores, el poder político y mediático tiene la capacidad de construir un relato interesado de los hechos que a base de repetirlo una y otra vez se instala en el ideario colectivo como una verdad absoluta. Algunas de estas verdades absolutas se pudieron escuchar de nuevo esta mañana durante la entrevista que concedió a la Cadena SER (grupo Prisa) el que fuera vicepresidente del Gobierno de Felipe González y actualmente diputado "socialista" en el Congreso, Alfonso Guerra, con motivo de la presentación de su libro de memorias.

El primero de estos axiomas es que el PSOE y la socialdemocracia representan a la izquierda española y europea. Durante la entrevista de hoy y en todos los grandes medios a diario se habla del fracaso de "la izquierda" y se analizan los errores de los gobiernos de "izquierdas" en Europa, dando por hecho que esos gobiernos y esos gobernantes socialdemócratas son la izquierda. Esta es una falacia que hay que desterrar del pensamiento colectivo, sobre todo de la clase trabajadora. No es la izquierda la que fracasó, sino la socialdemocracia capitalista. Al PSOE se le puede definir como un partido de centro, o socio-liberal, o neoliberal, o incluso de derechas en algunas cuestiones, pero en absoluto como un partido de izquierdas; tal y como ha quedado demostrado con más evidencia si cabe a raíz del estallido de la "crisis", no se puede ser de izquierdas sin ser anticapitalista. El PSOE, al que pertenece Alfonso Guerra, no sólo no luchó contra el capital para revertir la balanza de poder en favor de las clases populares y de una verdadera democracia sino que contribuyó a engordar el enorme poder que ahora mismo ostenta la burguesía financiera y empresarial en España y en Europa. Esta representación teatral en la que el PP representa a la derecha y el PSOE representa a la izquierda es una trampa en la que caen constantemente las clases populares y que se debe desenmascarar. Con ambos partidos en el gobierno de España, o con la socialdemocracia y los partidos conservadores y liberales turnándose en los gobiernos de Europa, la oligarquía financiera y empresarial siempre gana. La mayor evidencia de ello es que estas oligarquías y sus medios de comunicación financian y fomentan estos regímenes bipartidistas, gracias a los cuales obtienen enormes beneficios a costa de explotar al resto de la población y sus recursos.

Otra de las verdades absolutas que se han instalado en estos momentos en la opinión pública y publicada, es que en Siria existe un gobierno dictatorial que está bombardeando y matando a su propia población civil y, por lo tanto, la "comunidad internacional" debe intervenir para frenar esa masacre de inocentes que está causando el gobierno de Bashar Al-Assad (un gobierno que volvería a ganar las elecciones con el 75% de los votos, según la CIA) . Alfonso Guerra esta mañana, tratando de hacer una crítica a lo que él considera "la izquierda", decía que cuando él era más joven e incluso bajo una dictadura, la izquierda salía a la calle a protestar por el nápal en Vietnam, o contra Pinochet... y ahora no, a pesar de que ocurren "cosas terribles como lo de Siria". ¿Y qué es lo de Siria? La periodista ni siquiera se lo preguntó, porque ya existe una verdad absoluta oficial instalada que es inamovible e indiscutible. Lo "terrible", según la versión de los grandes partidos y medios de comunicación españoles y según la UE, no es que existan grupos terroristas financiados por las dictaduras de Catar y Arabia Saudí y dirigidas y apoyadas por EE.UU e Israel (con el apoyo de Turquía) atentando contra un país soberano, sino que lo terrible según la versión del establishment político y mediático es que el gobierno sirio legítimamente elegido se defienda de los terroristas e imperialistas de EE.UU y la OTAN. Lo "terrible" no es que los imperialistas pretendan invadir un país soberano por motivos económicos y geopolíticos, ni que para ello utilicen - en muchos casos - a los mismos terroristas mercenarios que utilizaron para invadir Irak o Libia, sino que lo terrible, parece ser, es que el gobierno sirio los combata con todos sus medios. Esta semana laUnión Europea - con el ministro Margallo en primera línea - abandonó los complejos y anunció que apoyará con armamento - en realidad hace tiempo que lo estaban haciendo - a los llamados "rebeldes" sirios, que no son otra cosa que mercenarios pagados en dólares, y ahora también en Euros, que le están haciendo el trabajo sucio a los imperialistas occidentales y sionistas y a sus grandes empresas saqueadoras. Este es otro motivo más, además de los motivos económicos, para abandonar cuanto antes esta cómplice y criminal Unión Europea.

Para poder salir algún día de la crisis económica, política y democrática en la que estamos sumidos, es imprescindible primero salir de esta maraña de mentiras y "verdades absolutas" que el poder político, mediático y económico construyen para someternos a sus intereses particulares. 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible